La Comisión Europea investigará los problemas del ruido en Madrid a petición de vecinos de Chamberí

Carteles contra la proliferación de ruidos en Chamberí, mostrados durante una protesta vecinal en Madrid

Diego Casado


0

La Comisión Europea va a iniciar una “investigación preliminar” sobre el ruido que sufren los madrileños. Así se lo ha comunicado este organismo comunitario a la asociación de vecinos El Organillo de Chamberí, a la que ha enviado una carta de respuesta a su petición para que se abordara desde instancias europeas este asunto, que remitieron el pasado mes de octubre.

“La Comisión de Peticiones ha examinado su petición y la ha declarado admisible, ya que el asunto que usted plantea entra dentro de los ámbitos de actuación de la Unión Europea”, empieza el texto remitido a la asociación chamberilera. “Le informamos que tanto la OMS como la UE reconocen el ruido como una forma de contaminación ambiental y también como fuente de problemas de salud en casos de exposición crónica”, continúa la misiva, en la que se comunica la apertura de una “investigación preliminar” a cargo de la Comisión Europea.

La carta está firmada por Dolores Delgado, actual presidenta de la Comisión de Peticiones comunitaria, y da respuesta a la solicitud que fue admitida a trámite por el Parlamento Europeo hace unos meses. El Organillo había acudido a este organismo reclamando medidas urgentes para frenar la contaminación acústica en su distrito, que achacan a la hostelería y que sostienen que supera los valores límite en hasta 39 decibelios.

Para los representantes vecinales, la apertura de la investigación evidencia “la inacción de Almeida y de Villacís en este asunto”, han declarado nada más conocer esta decisión, de la que todavía está por ver su recorrido.

En un escrito del 20 de octubre de 2021 dirigido a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, el presidente de la asociación El Organillo, Julio López, señalaba que en algunas calles estrechas los problemas de contaminación acústica son aún mayores que en amplias avenidas y se habían convertido en “una terraza continua de principio a fin debido a la acumulación de locales y la laxitud de la normativa en relación con la extensión de las nuevas terrazas autorizadas”.

Las terrazas concedidas a consecuencia de la pandemia y las consolidadas con la nueva ordenanza municipal han sido objeto de queja constante de esta y otras asociaciones vecinales madrileñas. Especialmente críticos han sido con la calle Ponzano, convertida ahora en una terraza continua gracias a estos permisos especiales de veladores sobre calzada. La Junta de Chamberí las convertirá en permanentes con un ensanche de aceras que prevé ejecutar en los próximos meses.

El Ayuntamiento de Madrid, por su parte, ha iniciado los trámites para declarar Ponzano una Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), que se extenderá previsiblemente por el entorno de Olavide y llegará hasta el límite sur del distrito, enganchando con la existente desde hace años en Centro. Esta semana ha mantenido reuniones con vecinos, aunque su fecha de puesta en marcha todavía es una incógnita.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats