Ponzano estrena terrazas sobre 20 plazas de aparcamiento

Plataforma de terraza en Ponzano, frente a Marabú y La Máquina | SOMOS CHAMBERÍ

Las veladores en los aparcamientos han llegado a la calle Ponzano. Desde hace unos días, varios de los locales de la vía con más concentración de bares y restaurantes de Chamberí han preparado plataformas para extender sus mesas al exterior e inaugurar una temporada de terrazas desconocida hasta ahora en este punto de Madrid, donde solo se asomaban a la calle un puñado de mesas y sillas en algunas esquinas con hueco suficiente.

El despliegue es posible gracias a las medidas excepcionales aprobadas por el Ayuntamiento de Madrid para ayudar al sector de la hostelería, que se empezó a ver sobre el terreno en junio con la apertura de las primeras terrazas sobre la calzada y que en Ponzano se ha traducido, de momento, en la apertura de sobre unas 20 plazas de estacionamiento verdes, que antes estaban destinadas a residentes.

La más grande de todas estas terrazas ocupa ocho aparcamientos y está situada junto al Marabú y a La Máquina de Chamberí. Dispone de una tarima para elevar el espacio de velador a la altura de la acera y una barandilla para separar la zona de clientes del tráfico rodado, al igual que otras situadas en otros tramos de la calle, como la del Vagalume.

Al igual que en la calle Ponzano, los aparcamientos de otras zonas de Chamberí están sirviendo para albergar terrazas de otros locales, como sucede en la calle Rafael Calvo o en Fernández de los Ríos. Además, otros bares y restaurantes han conseguido permiso para colocar terraza en la acera donde antes, por normativa, no tenían espacio suficiente. Pero la nueva modalidad de cálculo impuesta desde el área de Economía del Ayuntamiento les permite hacerlo.

Al menos 110 locales han pedido abrir terraza

La Junta de Chamberí no ofrece cifras actualizadas de cuántos permisos de terraza se han concedido hasta el momento, a pesar de que este periódico se las ha reclamado. Los últimos datos disponibles son los de mediados del mes de junio, cuando en el pleno del distrito el concejal Javier Ramírez informó de que hasta 110 locales de la zona habían pedido abrir terraza por primera vez, 85 de ellos sobre bandas de estacionamiento. Aunque las cifras de solicitudes a día de hoy podrían superar bastante ese dato, informan a Somos Chamberí fuentes de la Asociación de Hosteleros de Ponzano, que indican que la mayoría de locales están solicitando abrir nuevas terrazas y aportando toda la documentación pertinente para poder colocar su velador para amortiguar el impacto económico que para sus negocios está teniendo la pandemia.

Hasta mediados de junio se habían autorizado 26 nuevas terrazas y denegado 3, aunque había muchas en espera y pendientes de diversos informes que estaban tramitando nueve personas dedicadas en la Junta a aprobar este tipo de licencias, además de otros tres auxiliares administrativos contratados para agilizar la llegada de solicitudes.

"La apertura de terrazas está desmadrada", se quejan desde la plataforma de vecinos contra el ruido de Ponzano. "Estamos en contra de la instalación de más terrazas en la calle, porque eso significa ruido, ruido y más ruido", lamenta su portavoz, Pilar Rodríguez. "Además, con la ampliación de horarios el ruido se va a incrementar", asegura.

Rodríguez teme que el jaleo habitual de la calle, que desapareció durante el confinamiento, vuelva aún con más fuerza por las nuevas terrazas. "Vamos a pedir al concejal los expedientes de todas las terrazas, porque tenemos muchas dudas de que todas las terrazas que se han estrenado en Chamberí sean legales. Y tenemos muchas más dudas de que algunas las hayan puesto sin permiso", apunta.

Los únicos datos de la acción policial contra las terrazas ilegales son también de mediados de junio, cuando el concejal Javier Ramírez informó de que se había abierto un expediente sancionador contra un velador por instalación sin autorización. Entre el 27 de mayo y el 7 de junio, la Policía Municipal efectuó 296 inspecciones a locales de restauración, 14 de ellas a instancias de denuncias vecinales.

Eduardo San Julián

Por un barrio tranquilo y sin ruidos y respetando las zonas de aparcamientos.

Rubén

Deberían pintar de verde las plazas azules que hay en las calles anchas de la zona (Ríos Rosas, José Abascal y Santa Engracia) para que vuelva a haber el mismo número de plazas verdes que antes. Se puede poner una queja o sugerencia a través de la web del Ayuntamiento de Madrid https://www-s.munimadrid.es/SYR_003_WACiudadanos/iniciar.do?procedimiento=200 Si ya de por sí es difícil aparcar en la zona ahora con esto a partir de septiembre va a ser imposible, que nos den una solución o que nos devuelvan el dinero que pagamos anualmente por el servicio de estacionamiento regulado para residentes. No tiene ningún sentido estar pagando para que luego no se pueda aparcar, deberían dar prioridad a a los vecinos y quitar plazas azules. Cuantos más vecinos nos quejemos mas caso nos harán, en cuanto a lo del ruido y las aglomeraciones de gente, deberían regular horarios y aforos para las terrazas.

María Ruiz

Si ya los residentes teníamos problemas de aparcamiento por la masiva y aglomeración de bares de copas ya lo que faltaba era que nos quitaran plazas de residentes.... Por qué no quitan de las azules? Además de aguantar ruidos tenemos que aguantar esto y callar
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats