La portada de mañana
Acceder
La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano
Los documentos de Amazon: "Es un periodista crítico y muy próximo a los sindicatos"
OPINIÓN | El virus que agrava una sociedad infantilizada, por Rosa María Artal

Vecinos de Chueca, hartos de los «after» ilegales

Los vecinos de la calle San Marcos ya no saben qué intentar para que el Ayuntamiento de Madrid ponga fin al «after» ilegal que no les deja descansar y que degrada la vía y tiene impacto hasta en la Plaza de Pedro Zerolo, donde muchos de los clientes aprovechan para tomarse unas latas de cerveza o echar una cabezadita después de una larga noche de fiesta.

El diario ABC publicaba recientemente un reportaje en el que Esteban Benito, presidente de la Asociación de Vecinos de Chueca (AVChueca), explicaba el día a día de quienes viven en esa zona del barrio, tristemente acostumbrados a las constantes riñas que se originan en su entrada, de jueves a domingo, de 6 de la madrugada a 12 de la mañana.

El presidente de AVChueca indica que tanto las comunidades de vecinos como la propia asociación han puesto esta situación en conocimiento de la Policía Municipal y de la Agencia de Actividades del Ayuntamiento (ADA) y lamenta que ni las innumerables llamadas para denunciar la venta de sustancias estupefacientes en su interior hayan conseguido revertir el problema.

«Hay una dejación absoluta por parte del Ayuntamiento. Hay un índice de incumplimiento brutal, pero nosotros seguiremos denunciando estos hechos hasta que Javier Barbero se persone aquí y vea lo que padecemos», afirma Benito.

No es el único caso de local al margen de la normativa que hay en el barrio. Cerca de cien establecimientos que solo cuentan con licencia de heladería o restaurante están funcionando en la realidad como bares de copas. «El caso más paradigmático es el de una peluquería [Compadre Barber's Club] que se da a conocer como bar de copas e incluso tiene terraza», señala Benito.

Todos ellos se valen de la laxitud de la normativa y, tras acreditar una Declaración Responsable, comienzan la actividad de inmediato, mientras que para poder cerrar un local ilegal «pueden pasar años, porque los trámites son muy largos».

Expediente sancionador para el «after» de San Marcos

Año año y medio de trámites administrativos han sido necesarios para que el Servicio de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Madrid, dependiente del área de Desarrollo Urbano Sostenible, haya abierto un expediente sancionador al «after» de la calle San Marcos número 11.

Después de que los residentes registren la denuncia ante el ADA, se tramita una inspección de la zona en cuestión y, cuando se comprueba que no tiene licencia para la actividad, se envía la orden de clausura del negocio. A menos que carezcan de licencia o cometan una falta muy grave (como superar el aforo máximo cuando conlleve un grave riesgo para personas o bienes, vender alcohol a menores, permitir el consumo de drogas o incumplir con las condiciones de seguridad) el cierre nunca es inminente.

La estrategia de los responsables de los locales es recurrir todas las sanciones o requerimientos para subsanar las deficiencias, dilatando el proceso administrativo. Si trascurrida esa tregua legal la justicia determina que corresponde cerrar el local, buscan un nuevo emplazamiento y el proceso vuelve a comenzar, para desgracia de los vecinos del nuevo «after».

Más información:

Los vecinos de Chueca denuncian la «dejadez» del Ayuntamiento de Madrid ante los «after» ilegales

Los vecinos de Chueca denuncian la «dejadez» del Ayuntamiento de Madrid ante los «after» ilegales

Etiquetas
Publicado el
25 de agosto de 2017 - 10:48 h

Descubre nuestras apps

stats