La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera

Historias del coronavirus: Adrián y su empeño en alimentar gratis a los más vulnerables

Adrián Rojas en el interior de su establecimiento cerrado al público, sirviendo comida gratis | SOMOS MALASAÑA

Desde hace dos jueves el negocio que Adrián Rojas tiene en el número 28 de la calle Espíritu Santo, a la altura de la plaza del Rastrillo, permanece cerrado. Adelantándose a la orden de clausura obligada de comercios y bares, vigente desde la activación del estado de alarma, este argentino, vecino de Malasaña desde hace 11 años, decidió bajar la persiana de su establecimiento de motu propio, por responsabilidad, y eso que la licencia de tienda de alimentación y barra de degustación de la que dispone su establecimiento posibilitaba que pudiera seguir abierto. La siguiente decisión que tomó fue la de no quedarse de brazos cruzados mientras todo se desmoronaba a su alrededor y ponerse a cocinar y a repartir comida a diario para todo aquel que pasara necesidad durante esta cuarentena.

A las 13:15 horas en punto y hasta fin de existencias Adrián comienza a diario a llenar los platos, tuppers y cualquier otro recipiente de aquellos que se acercan a la puerta de su local en busca de comida. El boca a boca ha dado notoriedad a su iniciativa entre los más necesitados de Malasaña. Parapetado con mascarilla y guantes tras un improvisado doble mostrador, desliza la comida que regala por unas tablas de madera, al tiempo que reparte conversación y sonrisas.

(GALERÍA FOTOGRÁFICA: Pincha en cada imagen para verla ampliada)

"No puedo dormir si no hago esto; ni comer", asegura mientras cada día más gente recurre a su ayuda. "Mala señal", concluye. Tras acabar con todas las reservas de alimentos de los que disponía en su establecimiento, ahora consigue nuevas viandas de proveedores de confianza y cuenta que algún vecino ha ayudado con alguna aportación económica. En cualquier caso, cuando alguien le pregunta si puede ayudar con dinero su contestación es: "No sé, hagámoslo juntos, decidí vos. Yo he dado una idea, veamos lo que hacemos", en una clara invitación a pensar en hacer algo más entre todos.

"Lo que está pasando es terrible y cuando comprendí la magnitud de lo que sucedía algo cambió dentro de mí. Con el cierre de los centros de atención de día y de los centros sociales hay muchos ancianos a nuestro alrededor y gente sin hogar que se han quedado sin posibilidad de acceder ni a una comida decente y vi que con muy pocos euros yo podía alimentar a unas 40 personas o más. Son vecinos de Malasaña olvidados e invisibles, gente que está fuera de las redes sociales, a los que no conocemos y que no nos cuentan a través de su instagram cómo viven la cuarentena viendo Netflix o tocando canciones. No puedo estar en casa tranquilo pensando en la gente que está jodida a mi alrededor. Llevamos demasiado tiempo viendo, como si nada, lo que pasa en Siria y a los que se ahogan tratando de llegar a Europa en patera; y, de repente, nos pasa esto a nosotros. Tenemos que ir con todo contra el coronavirus y contra lo que esta crisis está provocando", dice este vecino, convencido de que todos vamos a tener que arrimar el hombro porque no cree que el Estado vaya a poder proveer de ayuda ni comida para todos los que la van a necesitar.

Adrián sabe que no puede exigir a nadie que se ponga manos a la obra, pero también piensa que hay muchas personas con ganas de ayudar y espera que su acción contagie a otros: "Con que hubiera otros dos o tres establecimientos en el barrio que hicieran algo parecido a esto que hago yo habría, al menos, comida suficiente para todos los que la necesitan. Si alguno más se me suma salimos adelante. Eso sí, no podemos ser unos inconscientes y debemos contar con todas las medidas de protección posibles para no contribuir a propagar la enfermedad".

"Si el vecino está jodido estás jodido vos"

"Si el vecino está jodido estás jodido vos"

En la cola que se forma ante el establecimiento de Rojas, guardando una prudencial distancia, encontramos a una joven pareja del barrio. Ella, embarazadísima, cuenta que son siete en casa y que con su compañero sin poder trabajar no tienen de qué comer. "Me enteré ayer de que aquí repartían comida y es el segundo día que vengo". Bajo el brazo lleva tres pizzas, las que le corresponden por la beca de comedor que tienen sus hijos y que la Comunidad de Madrid les da a cambio de esas comidas que ahora ya no se pueden hacer en las escuelas.

También en cola para recibir comida vemos a varias personas sin hogar habituales de las plazas y calles del barrio y a otras muchas que malviven en insospechadas infraviviendas compartidas de la zona; un musulmán rechaza el guiso del día que ha preparado Adrián por tener carne de cerdo y éste le ofrece una manzana y dos latas de atún... Los ancianos a los que da de comer no suelen hacer cola por precaución; le bajan recipientes de plástico antes de que empiece el reparto diario de comida y luego pasan a por ellos.

Rojas se maneja con una pequeña placa de inducción y una olla menos grande de lo que le gustaría tener. "Si a alguien le sobrara una cacerola bien hermosa agradecería que me la prestara", comenta, al tiempo que dice que cualquier ayuda en especie será bienvenida y que espera poder organizar una recogida de alimentos en su local por las tardes para quien desee ayudar.

El negocio de Adrián Rojas acaba de cumplir un año de vida y cuenta que aún anda endeudado hasta el cuello. No le ha quedado más remedio que hacer un ERTE a sus empleados y, con un hijo de sólo 9 meses, asegura que no tiene ni para pagar el alquiler ni la luz. "No sé lo que haré, pero de momento sólo puedo pensar en dar de comer a toda esta gente. No creo que sea momento de que los negocios que pueden seguir abiertos piensen en lucrarse, pero tampoco juzgo a nadie ni quiero dar lecciones de nada. Si el vecino está jodido estás jodido vos".

"Nos necesitamos unos a otros, hay precariedad y soledad a nuestro alrededor"

"Nos necesitamos unos a otros, hay precariedad y soledad a nuestro alrededor"

Muy crítico con las redes sociales y con la sociedad en la que vivimos, tan volcada en el mundo virtual, piensa que algo tiene que cambiar si salimos de ésta. Con un discurso vehemente argumenta: "En las redes sociales se perdió la conexión con el barrio. Los viejos no entraron en esa comunicación y actualmente el barrio es maleducado con la gente que fue del barrio. Antes de la era de Internet sabíamos quiénes eran nuestros vecinos pero ahora, si ese vecino no aparece en Instagram no sabemos ni que existe. Yo, que de por sí soy muy sociable, estoy viendo ahora a gente que no sabía que eran vecinos míos. Esta crisis nos está recordando que nos necesitamos unos a otros y que no podemos continuar viviendo en las pajareras individuales y amontonadas en las que cada uno vivimos. La 'romantización' de la cuarentena es un privilegio de clases y alimentarnos de nuestro propio ego no es la solución; hay precariedad y soledad a nuestro alrededor, pero si nos preguntamos '¿qué podemos hacer?' no estará todo perdido. Tuve una revelación gigante estos días y sin querer convencer a nadie ni sacar pecho creo que hay que dejar de ver tanto Netflix y, con todas las medidas de seguridad necesarias, ponernos en marcha".

"No voy a dejar nunca de dar comida. Pido donaciones, ayuda, ideas y gente con ganas de solucionar cosas. Si vienes a por comida trae tu propio 'tupper'; empresas, carniceros, pescaderos, fruteros.. escucho a cualquiera. También necesitaría mascarillas y guantes. No quiero ni protagonismos ni liderar nada, sólo aspiro a contagiar algo de solidaridad".

Apolinar Moreno

estas son las cosas que muchos políticos y ciudadanos deberíamos aprender que una sociedad no avanza sola sino mas bien unida para seguir adelante todos.ayudando a otros que están en peor circunstancia que nosotros incluido los animales que aunque sean seres que no puedan hablar también tienen sentimientos...

@capitan_malasana

Es curioso, esta "barra de degustación" fue cerrada al inicio unos días por tema municipal (tema licencias, fue una carnicería y luego tienda de ropa, para abrir como "degustación" siendo un bar

en toda regla) .Ya adelanto el dueño que volvería a abrir... como así fue. Ahora abre para dar de comer gratis a los vecinos del barrio más necesitados. Seguro que así, los vecinos van a ver a esta "barra" con otros ojos ¿o no?

Adrián Horacio Rojas

@capitan_malasaña

Qué fácil es juzgar y sembrar dudas desde la ignorancia.

Atrás de este proyecto no hay ningún fondo de inversión ni grupo hostelero.

Nunca me han cerrado el negocio, así q infórmate antes de hablar.

Casa28 no tiene nada q ver con la iniciativa,si bien soy el dueño, esto es una iniciativa personal, jamás voy a sacar provecho de una situación así. Entonces q insinúas? Estoy todos los días a partir de las 12.45 en la carnicería, cuando quieras te pasas y te cuento mi proyecto, incluso puedes revisar las licencias, ya que eres un superhéroe atípico. No tengo nada w ocultar, pero bajo ningún concepto voy a tolerar que pongas en duda esta acción solidaria, haciendo creer q es para conseguir algo a cambio.

No lo necesito, los vecinos q me conocen saben cómo soy.

Si no puedes acercarte te dejo mi teléfono. 615095646. Me llamas cuando quieras y hablamos q es difícil expresarse x acá.

Si no vas a ayudar, al menos deja q otros lo hagan sin juzgar las causas y sembrar dudas.

O que venga el Hulk de tu publicación a repartir. O dejemos q los niños coman Telepizza 1 mes.

Los superhéroes suelen estar del lado del pueblo, de los débiles. Metete con los fondos buitre q compran edificios y aumentan los alquileres. Te equivocas de enemigo capitán,pero como nunca entré en sus acciones de vigilantes, repartiendo denuncias, me atacas diciendo q lo hago para q me vean mejor los vecinos.

Pregunta x mi en el barrio. 11 años llevo, te vas a sorprender.

Espero tu visita o tu llamada.

Es momento de estar unidos, no de repartir mierda.

Natxo

Me parece genial la iniciativa, pero como siempre somos los vecinos que pagamos el pato. Hoy peleas, gritos, disturbios , por ahí no paso.

Confinamiento , solo unos pocos guardaban la distancia de seguridad...vamos...un desastre. Aplaudo la iniciativa pero hay quien poner un poco de orden a estas.

VecinoMalasaña

Una iniciativa muy bonita. La caridad siempre será altruista, pero en un estado de alarma sanitaria no es agradable para los vecinos tener que sortear grupos de personas que, beben y dejan latas y basura en nuestros portales, escupen incluso mean en la plaza, gritan y se amenazan, no respetan las medidas sanitarias mínimas y generan un malestar constante a todos. Quizás desde tu fogón no seas consciente de la realidad que se vive fuera de tu local todos los días desde las 12 de la mañana hasta las 15h. Cierra entonces tu negocio y cocina para ellos todos los días del año, no vale ser un héroe oportunista, ese trabajo es a jornada completa.

Acuérdate antes de dormir y de comer de tus vecinos que al final son los que ayudan a mantener tu negocio abierto día a día.

Luciano Vinsanto

@capitan_malasana, y demás vecinos molestos, vuestros mensajes demuestran que hay cosas peores que el coronavirus, como la envidia y el egoísmo. Si leísteis bien la noticia, no os hará falta conocer a Adrian para entender que está en otro nivel de humanidad, aunque tal vez fue esto lo que os soliviantó, la mera posibilidad de que haya gente que hace cosas por los demás sin esperar nada a cambio...



A lo mejor hace falta una pandemia mundial para que algunos vecinos de malasaña se den cuenta de que esos "molestos indigentes" están ahí todo el año.



Animo Adrián, tienes la llave para salvar al mundo.

Adrián Horacio Rojas

Si no podés tolerar 3 hs de ruido para q la gente coma mientras vos estás en tu casa lo siento. Posiblemente éste héroe oportunista termine cambiando de rubro para darle de comer todos los días del año como bien propones. Gracias x la idea. Y perdona si tienes q subir el volumen de la tele o te despierto de la siesta.

Quizás vale la pena perder un par de clientes como vos pero hacerle menos dura la cuarentena a otros. Son prioridades. Yo las mías las tengo claras. Perdona si incomodo, intentemos hacerlo lo más organizado juntos, aunq dudo q quieras colaborar. Criticar es fácil.

Salud y libertad

Adrián Horacio Rojas

Muchas gracias Luciano x tus palabras,estamos viviendo momentos muy difíciles, debemos ayudarnos entre todos. Realmente duele leer comentarios así, pero cada uno sabe lo que tiene q hacer. No es fácil para mí exponerme a tanta gente y se que a muchos les molestará lo q hago. Pido un poco de empatía y ayuda. No se si es lo correcto o no, es lo q siento. Y si un ridder de deliveroo o globo le puede llevar la comida a los de siempre, considero q tomando las medidas necesarias podemos hacer q al menos los necesitados disfruten de un plato de comida. En vez de mirar x la ventana indignados deberían proponer un sistema más efectivo de entrega. Escucho cualquier sugerencia, siempre q sea para mejorar.

Gracias de nuevo Luciano.

No hay nada peor q creerse progresista y ser flor de burgués!

Nos conoceremos algún día. X q los q valen dan sus nombres, los auténticos q no tienen nada q ocultar.

Salud y libertad compañero!

Adrián Horacio Rojas

Natxo, estoy completamente de acuerdo con vos. Soy el primero en querer hacerlo bien. El ayuntamiento no me da solución. Logré q la policía venga a separarlos un solo día. Estoy yo sólo. Échame una mano y dame una idea de cómo podemos hacerlo mejor.

Muchas gracias. Un saludo

Julia

Gracias por lo que haces! Me alegra saber que incluso en tiempos como estos hay gente que está pensando en los más necesitados no en su propio ombligo. Me sorprende negativamente, vamos me asquea mejor dicho, los comentarios de los vecinos del barrio tan preocupados por la limpieza, por los gritos, por la distancia de seguridad, pero no por aquellos que no tienen nada que llevarse a la boca, durante todo el año y mucho menos en esta situación, igual de triste aquellos comentarios que insinúan que lo haces buscando más clientela para tu local. Dónde se quedó la humanidad, la compasión y la empatía? Mira que pensé que esta crisis nos iba a hacer más humanos....lo mismo me equivoco. Muchas gracias! Que nada ni nadie te quite las ganas de cambiar este mundo loco donde vivimos! Besos desde Japón ;-)

Natalia

Estimado Vecino de Malasaña! Educación necesitamos todos constantemente para ser,estar y permanecer en las calles en éstos momentos DESESPERANTES, no solo los que van a buscar un plato de comida, sino usted también, hay de todo en éste mundo y creo que el Señor Rojas en éste momento solo tiene tiempo para cocinar y dar un plato de comida a los que necesitan.Esta fuera de su alcance lo que la gente que necesita un plato de comida haga antes y después. No sé sé le cae alguna idea a usted?o para mantener "orden" póngase guantes Barbijo baje fabrique e instale un cesto de basura ,haga un cártel proponga algo ,haga algo.Que fácil es criticar desde el confort de su casa.Detallo: me encuentro a kilómetros de distancia pero yo en vez de criticar y preocuparme :ME OCUPO

Carlos

@capitan_malasana y Vecino Malasaña, qué fácil es criticar desde la comodidad del salón de casa y escondidos en un perfil anónimo detrás de una pantalla.



Mi madre, vecina de Malasaña desde hace 5 años, ya me había hablado de la tremenda labor social que Adrián lleva haciendo esta cuarentena. Unos días más tarde encuentro esta noticia en internet. Tran grande como decepcionante fue mi sorpresa al ver que, en los comentarios del artículo, lejos de encontrar a vecinos agradeciendo a Adrián su labor, estos mismos se quejan de que esa gente a la que Adrián sirve un plato caliente cada día molesta o hace ruido. Esa gente, queridos moralistas de sofá, está ahí todo el año, y es triste que haya hecho falta una pandemia para que algunos se den cuenta.

@capitan_malasaña, a ti, que acusas a Adrián de desempeñar esa labor por puro interés, me gustaría decirte algo: Cerrar todo para frenar al virus también incluye, a veces, la bocaza.



Por último, me gustaría agradecer a Adrián su enorme labor social, estoy convencido de que la desempeña por pura vocación y empatía. Cuando todo esto pase, y yo me acerque al barrio, no dudaré en pasarme por tu local.



Un fuerte abrazo de alguien que, como muchos otros, reconoce tu esfuerzo.

Carlos.

hernan fedorchuk

Es mi héroe oportunista favorito!hermano que la vida me dio. Desde que nací!los que te conocemos de verdad,sabemos de que madera estas hecho!seguí así ,y que no te distraiga la gente con el culo aplastado en su sillón, preocupado por la señal de WiFi.

Trabaja duro por esa gente que realmente necesita. Orgulloso de vos !

Carlos (otro)

Totalmente de acuerdo con capitán malasaña. Una cosa no quita la otra, se puede ayudar y tambien abrir una carniceria y no un bar/barra de degustación de los que estamos hartos los vecinos. Por cierto, llevo viviendo aquí 40 años.

Adrián Horacio Rojas

Buenas noches Carlos. Los que relacionan mi negocio con este acto de solidaridad vecinal son ustedes, yo no mezclo las cosas.

Por otro lado, cuando todo esto pase, te invito a casa28, nos conocemos y me cuentas cuál es la parte de mi actividad que no se ajusta a la ley. Lo que menos quiero es que un vecino esté harto. Espero honestamente que podamos resolverlo, y que podamos tener un acercamiento. Te mando un saludo y ojalá todo pase pronto.

Carlos (otro)

http://www.licenciasurbanisticaseclu.es/condiciones-especificas-de-la-barra-de-degustacion/

Sara

Vecino Malasaña que triste que consideres más desagradable ver y escuchar a la gente que hace cola para comer bajo tu ventana tres horas al día que pensar en lo desagradable que tiene que ser para todas esas personas el resto de las horas de su día, la hora de la cena sin un lugar donde hacer cola para recibirla, las familias que "solo en dias lectivos" Consiguen una mierda de pizza para comer gracias a las solidarias medidas municipales, l@s que después de hacer la cola y comerse ese plato no tienen una casa donde volver o la cantidad de ancianos/as del barrio de cuya realidad no te enteras porque no hacen ruido en la plaza.

Eso si que es doloroso y desagradable, desagradable es leer tu comentario y ver que haya personas con el corazón tan podrido o congelado que al ver la necesidad delante de sus narices solo piensan que les ofende a la vista o al oído, en lugar de despertarse y pensar como echar una mano. Encendemos la tele y nos ponemos tristes por las cifras (de muertos, de enfermos...) pero debajo de tu balcón están esos números con cara, ojos, boca y no los ves, solo te molesta su ruido.

Y terrible que además amenaces, porque tu último párrafo es una amenaza a las personas que miran cada día a esas personas a los ojos y les dan un plato caliente. Si casa 28 deja de dar comida tu no escuchas el hambre de las personas que no comeran ese día, te sentirás mejor?

Sara

Capitán Malasaña, si de verdad piensas que alguien se levanta todos los dias, sale a la calle y se pone a cocinar, limpiar...a "Trabajar" Gratis durante horas en lugar de estar en casa haciendo clases de yoga por YouTube, viendo la tele o jugando con su hijo como hacemos las demás, que cuando llega a su casa se quita ropa, guantes, mascarillas y se ducha frotando con jabón muchas veces como nos dicen en la tele, acojonado porque ha Estado cerca de mucha gente ( aunque tomando todas las medidas de protección a su alcance) antes de poder coger en brazos a su bebé. Realmente crees que eso se hace por oportunismo, para que miren tu negocio con Buenos ojos un puñado de vecinos? Lo realmente curioso es que haya personas con pensamientos tan retorcidos como los tuyos, capitán.
Etiquetas
Publicado el
23 de marzo de 2020 - 10:44 h

Descubre nuestras apps

stats