Nuevo Kia Niro: el ‘feíto’ se moderniza y gana en prestaciones eléctricas

Nuevo 'look' moderno del modelo de Kia

Pedro Urteaga


El Kia Niro es uno de los contados coches que han triunfado a pesar de no poder presumir de encanto físico. Siempre hay un buen puñado de usuarios capaces de prescindir de consideraciones estéticas y centrarse en lo que el vehículo realmente da: en este caso, mucha funcionalidad y, sobre todo, variedad de opciones electrificadas, es decir, híbrida, híbrida enchufable y 100% eléctrica.

El modelo que, sin cambiar de nombre, sustituye desde ya al patito feo de Kia mantiene las últimas características mencionadas —por supuesto, sigue sin venderse en versión de combustión—, pero deja atrás su look anodino para lucir más bien un aspecto moderno e incluso futurista, con elementos poco o nada vistos como el pilar trasero pintado en un color —gris, negro o naranja— distinto del de la carrocería, cuya paleta se despliega en nueve tonos diferentes.

El frontal tampoco desentona en lo que a audacia se refiere. Ahora, la parrilla se amplía hasta abarcar desde el capó a las aletas, y el parabrisas presenta un original perfil superior con un doble nivel. Las luces diurnas angulares destacan por su especial dibujo, mientras que las protecciones frontal inferior y laterales se encargan de realzar la robustez de todo el conjunto.

En cuestión de motorizaciones, la versión híbrida enchufable es la que recibe más mejoras con respecto a la generación anterior. La batería tiene a partir de este momento 11,1 kWh de capacidad, con lo que la autonomía en ciclo combinado sube a 65 kilómetros y la exclusivamente urbana llega a 84. La potencia conjunta alcanza los 183 caballos.

El e-Niro, como se denomina la variante enteramente eléctrica, se mantiene en 204 CV, pero la batería de 64,8 kW permite recorrer 460 km en ciclo WLTP combinado y hasta 604 si la conducción discurre solo en tráfico urbano. Durante una ruta por carreteras de la Comunidad de Madrid, hemos obtenido de él un consumo medio de 14,2 kWh, con lo que los 100 km realizados se correspondieron casi al 100% con la pérdida de alcance que reflejaba el ordenador de viaje.

El nuevo Niro crece ligeramente, hasta los 4,42 metros de longitud, y la distancia entre ejes de 2,72 m da lugar a unas plazas traseras donde se disfruta de un poco más de espacio en todas las cotas. El e-Niro es 25 milímetros más alto que sus hermanos de gama debido a los módulos de batería que ocupan, en el piso, toda la superficie entre los dos ejes del vehículo.

El maletero cubica 451 litros en el Niro híbrido, 348 en el híbrido enchufable (PHEV), que lleva la batería entre el asiento trasero y el propio compartimento de carga, y 475 en el eléctrico puro, que además suma los 20 litros de un espacio habilitado bajo el capó, ideal para guardar el cable de carga. El PHEV admite un máximo de 3,3 kW de potencia en corriente alterna, por 11 kW del e-Niro, que también puede recargarse en corriente continua hasta 100 kW.

Kia España prevé que el 69% de las ventas del nuevo modelo correspondan a la versión full hybrid, que conserva su batería de 1,32 kWh y los 141 CV de potencia, el 13% a la enchufable y el 18% restante a la eléctrica.

Más equipamiento y funcionalidades

En el interior del Niro nos encontramos con un despliegue de materiales sostenibles, como el mal llamado cuero vegano, y la posibilidad de contar con dos grandes pantallas de 10,25 pulgadas que agrupan la instrumentación y el sistema multimedia. Como herencia del Sorento y el Sportage, recala aquí el original display que permite elegir entre dos grupos de funciones básicas del coche —navegación y sonido por un lado, climatizador por otro—, en un módulo que combina además el manejo táctil con mandos físicos para acciones concretas como subir el volumen de la radio o bajar medio grado la temperatura deseada. 

Otros elementos destacados del habitáculo son, según versiones, la luz ambiente con 70 colores entre los que elegir, los puertos USB-C emplazados en el respaldo de los asientos delanteros, un cargador inalámbrico más capaz que el anterior y un selector de modos de conducción —dos en las versiones híbridas y cuatro en la eléctrica— colocado ahora en el brazo central del volante.

A los servicios ya conocidos de Kia Connect, como la navegación de último kilómetro, se añaden, en el caso del e-Niro, la alarma de descarga de la batería y la activación remota del climatizador cuando el calor o el frío aprietan.

Además, tanto el PHEV como el eléctrico disponen de un modo Green Zone, que, basándose en la ruta, la información del navegador y el patrón de conducción, activa automáticamente la conducción eléctrica —el e-Niro no tiene otra— en áreas residenciales, localizaciones escogidas o cercanías de hospitales o colegios. El usuario puede, naturalmente, agregar zonas verdes en su menú de favoritos.

El Niro eléctrico puede contar con preacondicionamiento térmico de la batería antes de la recarga, así como con sistema V2D (Vehicle-to-Device) para recargar otros dispositivos, tales como una bici eléctrica o un ordenador, a una potencia de hasta 3,3 kW. Los conductores de esta versión tienen a su disposición en la actualidad unos 4.500 puntos donde repostar energía eléctrica, solo en la red Kia Charge.

La gama del nuevo Niro se articula en tres niveles de acabado: Concept, Drive —que concentrará el 60% de las ventas, según las previsiones de Kia— y Emotion. El segundo puede completarse con el Pack Design, que por 500 euros suma la doble pantalla de 10,25“, el cargador inalámbrico y las lunas oscurecidas, y el más lujoso, con el Pack Luxury. Este último, cuantificado en 2.700 euros, añade head-up display, asiento del conductor con función de memoria, asientos delanteros ventilados y traseros calefactables, sistema de sonido Harman Kardon, techo solar y butaca del pasajero tipo relax, que se reclina prácticamente del todo.

Con las promociones actuales, el Niro híbrido está a la venta entre 24.400 y 31.560 euros y el PHEV, entre 27.600 y 34.839 euros —Moves incluido—. El e-Niro, que lleva incorporado de serie el Pack Design, parte de 30.200 euros y llega a los 38.562 euros, precios que contemplan también las ayudas del Plan Moves III, de 7.000 euros en este caso y de 5.000 en el híbrido enchufable. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats