La portada de mañana
Acceder
España acusa nuevas dificultades en el rastreo en pleno ascenso de contagios
¿Puigdemont, de vuelta? La respuesta de Llarena, clave en sus movimientos
OPINIÓN | Batet, alto y claro, por Esther Palomera
Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

El Mar Menor se merece otra oportunidad

Una de las pancartas que encabezaban la manifestación en favor del Mar Menor

0

La ciudad de Murcia fue un clamor el pasado 7 de octubre para exigir a las autoridades competentes que solucionen de una vez por todas la situación agónica del Mar Menor. Más de 70.000 personas nos manifestamos por las calles de la capital, en un ambiente festivo (aunque la cosa está para pocas fiestas) a título individual, pero también decenas de organizaciones de todo tipo (sindicatos, grupos ecologistas, asociaciones de vecinos, además de algunos partidos políticos) que representan a otras miles de personas que, por diversos motivos, no pudieron asistir a la manifestación, superando en 15.000 asistentes a la también multitudinaria manifestación en Cartagena de 2019.

Se ha puesto así de relieve el hartazgo de la sociedad murciana por la inacción del gobierno regional ante la situación desesperada de la laguna litoral más grande del Mediterráneo Occidental, usando este gobierno excusa tras excusa para justificar los episodios de anoxia y muerte de peces, desde las altas temperaturas del agua (como si fuera la primera ola de calor que sufrimos por estos lares), pasando por las DANA, hasta la necesidad de abrir la gola de Marchamalo “para oxigenar” el caudal del Mar Menor, pero sin decir una palabra más alta que otra sobre los vertidos de la agroindustria, no sea que se nos enfaden los agricultores y voten aún más a la ultraderecha. Sin embargo, la noticia de la próxima apertura del juicio a los presuntos responsables de la degradación de la laguna, con el llamado caso “Topillo”, anunciado por el fiscal jefe de la Región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, puede suponer un jarro de agua fría a la estrategia de López Miras con respecto al Mar Menor.

Pero el presidente, no satisfecho con contar con dos aliados, como son la Cátedra de Agricultura Sostenible de la UPCT y la Fundación Ingenio, se ha buscado otro organismo para buscar apoyos a sus insensatas medidas. Por un lado, la cátedra que incluye en su denominación el eufemístico nombre de “sostenible” agrupa a una serie investigadores que sólo confían en paliar con tecnología lo que la agricultura intensiva provoca, vertidos contaminantes cargados de nitratos que enturbian el agua y matan todo rastro de vida, lo que equivale a tratar a una persona obesa con medicamentos y aparatos que monitorizan sus constantes vitales, pero sin cambiar sus hábitos de vida, en vez de ir al origen del problema, con un cambio de dieta radical y la práctica moderada de ejercicio.

Por otro, la fundación, formada por el lobby agroindustrial que no tiene intención de cambiar de métodos de cultivo, nos regala otra extravagante declaración de su presidenta, afirmando que "el mayor cáncer del Mar Menor son las aguas subterráneas”, culpando a la naturaleza de las prácticas agrícolas insostenibles, con el uso masivo de fertilizantes sintéticos y pesticidas.

A estos dos cómplices se suma ahora la Real Academia de la Ingeniería, institución con sede en Madrid, con quien el gobierno regional pretende firmar un convenio, cuyos dos objetivos son, literalmente, “promover la ingeniería en nuestra sociedad y por otro, asesorar, de forma independiente, a instituciones públicas y privadas en materias relacionadas con la ingeniería”, lo que nos hace pensar que López Miras se quiere basar, una vez más, en obras y caras infraestructuras para abordar el problema del Mar Menor, obviando el verdadero origen de la eutrofización (exceso de nutrientes) de la laguna.

Buscar soluciones al problema ecológico del Mar Menor atendiendo a “expertos” ajenos a la Ecología, la ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con el medio en el que viven, sin contar con ecólogos y ecólogas que llevan décadas estudiando este ecosistema, supone un error mayúsculo. Científicos independientes que son ignorados, a pesar de llevar años alertando de la problemática del Mar Menor, que no se dejan llevar por intereses políticos, sino que conocen como nadie la laguna y saben cómo revertir la situación. Mientras la clase política siga haciendo oídos sordos a lo que tiene que decir la ciencia, y los votantes sólo se dejen llevar por promesas de riqueza, a menudo infundadas, sacrificando lo más importante que tenemos que dejar a las generaciones futuras, un medio ambiente saludable y bien conservado, será difícil encontrar soluciones.

Esta segunda manifestación masiva en la región en dos años tiene que servir para que la sociedad murciana abra los ojos de una vez por todas y aplique lo que decía Einstein: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. 26 años aplicando los mismos métodos han destrozado el Mar Menor. Hagamos algo diferente. El Mar Menor se merece otra oportunidad.

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
11 de octubre de 2021 - 06:01 h

Descubre nuestras apps

stats