Región de Murcia Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
La falta de anticipación en las residencias permite que la COVID golpee de nuevo al colectivo más débil
La ley del teletrabajo avanza con el visto bueno de los empresarios
Coches y lanchas de lujo: la ostentación en TikTok del hijo de Obiang

Sobre este blog

'Patrulla Animal' es un espacio coordinado por Elisa Reche en el eldiario.es Murcia, para defender los derechos de los animales como seres sintientes. 

Luna, Pepito y Charlie: tres loros yakos robados de una protectora

Pepito

Hace unos días, recibí un email que te comparto, con la autorización de Luna, pero antes te desgloso lo que puedes leer en este post.

  1. Análisis de un caso real
  2. Necesidad de protocolos estatales para todos los agentes
  3. ¿Qué delitos se cometen cuando se roban animales protegidos por CITES?
  4. ¿Qué es el convenio CITES?
  5. ¿Por qué ofrece una recompensa de 2.000 euros la protectora El Nido?
  6. Una reflexión personal

 

Análisis de un caso real

Hace unos días,  me contacto vía email Luna, a través de mi web www.deanimals.com , contándome lo siguiente.

“Buenos días Raquel,

mi nombre es Luna y te escribo en nombre de la Asociación Protectora de Aves Exóticas El NidoAsociación Protectora de Aves Exóticas El Nido, sita en Málaga.

El pasado 22 de mayo, a eso de las 15 horas, la vida de 3 pobres almas volvió a cambiar. 3 individuos entraron sin escrúpulos en su remanso de paz para volver a robarles la dignidad. Sin más miramientos, se llevaron en brazos y envueltos en mantas a Charlie, a Pepito y a Luna. Se trataba de 3 ejemplares de loros yacos de cola roja (especie protegida incluida en el Apéndice I de CITES), que previamente habían sido rescatados del mascotismo y el maltrato. Charlie y Pepito, seguramente fueron importados desde algún país de África hace entre 20 y 30 años. Durante estas décadas, pasaron de mano en mano alimentando egos que no tuvieron en cuenta las necesidades más básicas de estos animales y que incluso los maltrataron. Luna, en cambio, fue comprada en una tienda, como tantos actualmente. La cautividad sin estímulo alguno, le hizo arrancarse sus propias plumas. Actualmente, los 3 vivían incluidos en un grupo social donde estaban sanando sus heridas físicas y psicológicas, donde vivían libres sin más jaulas que cohibiesen sus movimientos. A día de hoy, la Asociación de donde fueron arrebatados, ofrece una recompensa de 2000€ a quién con su información y ayuda, consiga que los 3 vuelvan a casa y, piden desesperadas a sus secuestradores, que los devuelvan dejándolos en alguna clínica veterinaria.

Me gustaría hablar con usted para contarle más detalles del caso y a ver si puedes orientarnos un poco en cómo actuar porque estamos desesperadas y no sabemos a quién más acudir. Los medios de comunicación no nos dan cobertura y cada día que pasa es peor que el anterior.  Hemos ofrecido una recompensa de 2.000 euros. Quién los tenga solo tiene que dejarlos en un veterinario. Mi teléfono es 646213106."Mi teléfono es 646213106."

Después de leer esto pensé: "¡Pobres animales, pobre Luna! Es igual que el caso del robo de las primates de Rainfer.

Necesidad de protocolos estatales para todos los agentes

Cuando hablé con Luna, me sorprendió mucho el hecho de que a pesar de que ella había hecho lo correcto denunciando inmediatamente el robo de los tres loros Yakos ante los agentes de la autoridad no se hubiera puesto en marcha automáticamente un protocolo para intentar localizar a estos animales protegidos por el Convenio CITES que, además, precisan de cuidados especiales por motivos de salud.

El hecho de que los agentes conocedores de este caso presuntamente carecieran de protocolo para actuar rápidamente en este caso puede ser debido a varios motivos, como por ejemplo, que precisen de más personal o de una formación especializada.

¿Qué delitos se cometen cuando se roban animales protegidos por CITES?

Cuando se roban animales protegidos por el Convenio CITES se cometen como mínimo dos delitos.

1. La comisión de un posible delito de robo con fuerza regulado en el artículo 238.1 del Código Penal (si hay escalamiento como por ejemplo en este caso) o 238.2 (si se rompe un cercado como por ejemplo en el caso de Rainfer).  Este delito lleva aparejada una pena de prisión de hasta 3 años. Y de hasta 5 años cuando el animal tiene un valor especial, en base a los artículos 240 y 235.

2. La comisión de un posible delito de tráfico ilegal de especies cuando el robo cometido era de animales protegidos por CITES. Sobre este delito te daré más detalles en otro post.

¿Qué es el Convenio CITES?

El Convenio CITES es un convenio de ámbito internacional que tiene por objeto proteger especies de animales y de planta silvestres en riesgo de extinción.

Luna, Charlie y Pepito pertenecen a la especie Loro Yako de cola roja,  protegida por CITES en su Anexo I. Para poder tener legalmente a estos animales hay que cumplir una serie de requisitos legales. Es muy posible que este dato lo desconozca  tanto la persona que lo robo como cualquier persona que lo haya comprado o esté dispuesta a comprarlo

¿Por qué ofrece una recompensa de 2.000 euros la protectora El Nido?

La protectora ofrece una recompensa de 2.000 euros con mucho esfuerzo económico porque están angustiados y cada día que pasa es más complicado. Charlie y Pepito proceden de Africa, donde los pobres presuntamente fueron capturados para después ser vendidos y pasar de mano en mano, por diferentes particulares hasta llegar a la protectora El Nido. Ambos llegaron muy mal a la protectora.

Luna nació posiblemente en cautividad con fines comerciales, es decir, para ser vendida en un comercio a  un particular para más tarde acabar en la citada protectora. Luna se arrancaba las plumas porque estaba desquiciada.

Los tres vivían juntos en manada gracias al excelente trabajo que hizo con ellos en su recuperación física y psíquica la protectora El Nido.

Una reflexión personal.

No puedo evitar indignarme y mucho, cada vez que veo uno de estos animales encerrados en una jaula. Las personas no son conscientes del sufrimiento de estos animales y de que nacieron para vivir en su hábitat en libertad.  Para saber lo que pueden sentir, en menor escala, solo hay que recordar lo que hemos vivido durante el confinamiento, aún estando en nuestro hogar.

Con este post, pretendo ayudar a  la protectora El Nido, hacer visibles a Luna, Pepito y Charlie, así como aportar luz jurídica a los agentes conocedores de este caso y a todo aquel lector implicado en la protección animal.

Animo a Luna y a todo su equipo. Ojalá que pronto Pepito, Luna y Charlie regresen a su refugio El Nido.  Te pido máxima difusión a este post por ellos. Gracias.

Sobre este blog

'Patrulla Animal' es un espacio coordinado por Elisa Reche en el eldiario.es Murcia, para defender los derechos de los animales como seres sintientes. 

    Autores

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats