La portada de mañana
Acceder
Nuevas notas de Villarejo vinculan a Rajoy con Kitchen
Activistas, abogadas y matronas rompen el silencio de la violencia obstétrica
Opinión – Parábola de la patada en la puerta, por Elisa Beni

Protestas en apoyo a los empleados fijos-discontinuos del matadero de la empresa municipal de Mercamurcia

Cartel de uno de los manifestantes por la regulación de los trabajadores fijos-discontinuos del matadero

Por tercer mes consecutivo ha tenido lugar una protesta en solidaridad al colectivo de trabajadores fijos-discontinuos del matadero de la empresa municipal Mercamurcia.

Diversos grupos, entre ellos Izquierda Unida Verdes Murcia, la Plataforma No + Precariedad o el Partido Comunista de los Pueblos de España, han protestado este viernes a las 19:00 por la regularización de estos contratos por considerarse "fraudulentos y perjudiciales" en lo referente a descansos y retribución de horas extras. La empresa, pese a haber reconocido la irregularidad a la que está sometida esta parte de la plantilla desde hace más de 10 años (en algunas ocasiones, hasta 20 años), según los convocantes, ha ofrecido poner remedio a la misma no antes del año 2023.

Pese a que la mercantil ha firmado ese compromiso con el comité de empresa (solucionar la situación definitivamente en el año 2023), se ha señalado en el acto que buena parte de los trabajadores afectados no ve con buenos ojos ese acuerdo por considerarlo lesivo para sus intereses.

A raíz de todo ello, estas desavenencias han salido del seno de la empresa. De tal manera que, tanto la Inspección de Trabajo como el Juzgado de lo Social nº 8 de Murcia están conociendo de este conflicto. Además, la empresa también ha sido demandada por supuestas prácticas contra los derechos fundamentales de los trabajadores, interviniendo la Fiscalía en este procedimiento que se sigue ante el Juzgado de lo Social nº 1 de Murcia.

Esto ha supuesto que el clima laboral en la empresa se haya crispado, sobre todo en las últimas semanas, momento en que varios han manifestado sus quejas por lo que se ha considerado una reducción de su jornada llevada a cabo de forma injusta por la empresa. Con todo ello, se ha llegado al punto de que se ha procedido a la apertura de expedientes sancionadores y existen amenazas de despido. Uno de los trabajadores presentes en el acto ha tomado la palabra para señalar que “se siente perseguido por Mercamurcia por el hecho de defender sus derechos”.

Los convocantes han hecho proclamas en las que, además de hacer constar expresamente su apoyo a las reivindicaciones de los trabajadores, denuncian la actitud “persecutoria, abusiva y cobarde” de la empresa y, en particular, "la de su director-gerente Ricardo Rubio".

Finalmente, desde Izquierda Unida Verdes, se ha interpelado al nuevo alcalde, José Antonio Serrano (PSOE), y al concejal competente en esta materia, Juan Vicente Larrosa, para que sean "sensibles" a esta problemática que afecta a los trabajadores fijos-discontinuos del matadero de Mercamurcia y que, según se ha manifestado, "no permanezcan impasibles ante esta situación como estuvo haciendo en anterior gobierno municipal dirigido por el popular José Ballesta". 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats