El expresidente del Valladolid dice que el jugador del Betis Figueras le reconoció que estaban primados por Osasuna

Jordi Figueras entrando al Palacio de Justicia de Navarra

El expresidente del Valladolid Carlos Suárez, que debió haber comparecido el 30 de enero, fecha en la que no acudió a la Audiencia Provincial de Navarra, ha declarado este lunes como testigo, al igual que el exjugador de Osasuna y Valladolid Sisi y el expresidente del Granada Enrique Pina, que tampoco acudieron a los juzgados el día 30 cuando les tocaba declarar.

Llamadas con teléfonos de prepago, reuniones en hoteles y entregas de dinero en el coche, así se amaña un partido de fútbol

Llamadas con teléfonos de prepago, reuniones en hoteles y entregas de dinero en el coche, así se amaña un partido de fútbol

Suárez, al que Javier Tebas señaló como fuente del origen de la información sobre los presuntos amaños de partidos en la temporada 2013/ 2014 por parte de Osasuna, ha asegurado que a él la información de llegó a través del director deportivo y exjugador Alberto Marcos, "que tenía mucha relación con los jugadores de la plantilla y me dijo que se estaba comentando", del presidente de la Liga, Javier Tebas y de Jordi Figueras, exjugador del Betis e imputado en el 'Caso Osasuna', que le confirmó "que estaban primados por Osasuna para ganarnos (al Valladolid)".

El expresidente del Valladolid ha asegurado que según la información que él manejaba, Osasuna se había puesto en contacto con el Espanyol para que se dejasen ganar contra el club navarro en la antepenúltima jornada de Liga. Partido que el exgerente rojillo Vizcay reconoció que pactaron el empate. Finalmente "pactaron el empate, que le valía al Espanyol para la permanencia, y a Osasuna le valía si coincidían el resto de resultados", ha apuntillado Suárez. Al tener conocimiento de esta información se la trasladó al presidente de la Liga, Javier Tebas, que les dio permiso a él y a Alberto Marcos para tantear al Espanyol "a modo de señuelo" para ver si aceptaba una prima por ganar el partido contra Osasuna para recabar información. Según ha señalado, en el Espanyol rechazaron esa opción porque "ya habían llegado a un acuerdo con Osasuna". Carlos Suárez ha asegurado que el contacto en el Espanyol era el jugador Sergio García. "Yo le comunico al presidente de la Liga que tenía buena relación con el agente de Sergio García y que le podía llamar para intentar que cambiaran de opinión".

Respecto al Betis-Valladolid, sabía que Osasuna había pactado una prima con los jugadores verdiblancos porque así se lo confirmó Jordi Figueras, "que no jugó el partido porque estaba sancionado". Esta declaración sorprendió al abogado del jugador mencionado, que le ha dicho que en ninguna de sus dos declaraciones en la fase de instrucción habló de este hecho. Suárez ha señalado, no obstante, que Figueras no le dijo ni que se hubiera reunido con miembros de Osasuna ni que hubiera cobrado primas del club navarro.

Sisi, el protegido

Por otro lado, el expresidente blanquivioleta ha asegurado que el entonces jugador de Osasuna Sisi Fernández estaba intentando recabar información a través de los capitanes de Osasuna sobre los movimientos que estaba realizando el club navarro con terceros equipos y ha asegurado que el presidente de la Liga ofreció "proteger" el contrato de Sisi para que pudiera hablar de lo que estaba ocurriendo. No se materializó esta protección porque el jugador "no debió de decir nada".

Sisi que ha declarado después de Suárez ha negado tener información sobre posibles amaños de partidos por parte del club navarro y del mismo modo ha negado que llamara al Valladolid para advertírselo. Ha contado que se enteró a través de Carlos Suárez y Albeeto Marcos con los que tenía "buena relación" de su anterior etapa en el Valladolid, que Osasuna se estaba moviendo para amañar partidos. Ante esa información le fue a preguntar a su capitán, Patxi Puñal, para ver sí tenían algún pacto porque desde el Valladolid le estaban llamando. "Patxi me dice: 'Qué vamos a tener, no tenemos nada hecho'", ha afirmado.

Preguntado sobre si el entonces presidente del Valladolid, Carlos Suárez, o el presidente de la Liga, Javier Tebas, le ofrecieron garantizar su contrato para que pudiera hablar de los hechos y protegerle así de "represalias" de los equipos supuestamente implicados, ha dicho que la única vez que e le habló de esa posibilidad fue en el Palacio de Justicia en la fase de instrucción, donde acudió a declarar ante tres personas que no sabe identificar, cuando una de ellas le llevó a su despacho. A preguntas de los periodistas ha respondido que se trataba del juez instructor, Fermín Otamendi. Según ha señalado, allí le dijo que sabían que era una persona muy íntegra que quieres colaborar y "ante posibles represalias que tomen los equipos, que me van a resguardar el contrato, y realiza una llamaba a Tebas. Yo digo que no hace falta que me resguarden nada ni que me paguen, cuando yo lo único que iba a decir era contar la verdad", ha remarcado. 

Por otro lado, el expresidente del Granada, del que Tebas también dijo que obtuvo información, ha afirmado que "se hablaba" de que Osasuna tenía pactado un empate contra el Espanyol y de que ganaría el último partido contra el Betis.

Así, ha explicado que estuvo personalmente con el entonces jugador del Betis Antonio Amaya, acusado en este caso, y que le pidió que en la última jornada contra Osasuna "hicieran lo máximo para que no sucediera lo que decían que iba a suceder". Enrique Pina ha explicado que, al poner su información en conocimiento de Tebas, "pretendía por todos los medios que antes del partido se paralizase todos si había algo, que los partidos fueran normales".

Etiquetas
Publicado el
10 de febrero de 2020 - 14:39 h

Descubre nuestras apps

stats