La Justicia autoriza el cierre perimetral de los municipios de Etxarri-Aranatz y Lakuntza en Navarra

Control perimetral de la Policía Foral

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha autorizado el cierre perimetral de los dos municipios de la comunidad foral con mayor incidencia acumulada, Etxarri-Aranatz y Lakuntza, que el Gobierno de María Chivite había decretado en su orden foral. Al igual que con el toque de queda, los jueces consideran que la ley orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, de 1986, sí aporta la cobertura legal suficiente para limitar derechos fundamentales sin estado de alarma, pero, a diferencia del toque de queda, que ha sido rechazado por la Justicia por considerarlo una medida que "no supera el canon de necesidad y proporcionalidad" para evitar la "proliferación de botellones", como había argumentado el Gobierno navarro, en esta ocasión los magistrados consideran que el cierre de estas dos localidades sí que está justificado.

GUÍA | Qué se puede hacer en Navarra hasta el 1 de julio

GUÍA | Qué se puede hacer en Navarra tras el fin del estado de alarma

Así, el TSJN sostiene que, teniendo en cuenta la justificación ofrecida por la Administración, basada en los informes epidemiológicos y el dictamen del Ministerio Fiscal, "es una medida proporcionada considerando las siguientes circunstancias: no es un confinamiento domiciliario, sino que se permite la movilidad dentro del municipio y la circulación por carreteras y viales que transcurran o atraviesen el territorio de la zona afectada, que está permitido siempre y cuando tenga origen y destino fuera del mismo". 

Además, la sala señala que se trata de una medida que es limitada, ya que se prevén excepciones justificadas al permitir los desplazamientos por razones sanitarias, laborales o de fuerza mayor. "Se compagina así la necesidad de limitar los movimientos con el desempeño de actividades consideradas esenciales para los ciudadanos, concluyen los jueces. Asimismo, destacan que es una medida acotada en el tiempo, aunque también se contempla la posibilidad de que las medidas puedan ser prorrogadas, modificadas o dejadas sin efecto, en función de la situación epidemiológica. 

El cierre de Etxarri-Aranatz. municipio de unos 2.500 habitantes, lleva vigente desde el 15 de abril y se prolongará, al menos, hasta el próximo 13 de mayo, ya que la incidencia acumulada a 14 días es de de 2.134 casos por 100.000 habitantes. Por su parte, Lakuntza, de más de 1.200 habitantes, permanece cerrado perimetralmente desde el 1 de mayo y lo seguirá estando hasta el 15 de mayo. En esta localidad, la incidencia está disparada y se sitúa en los 5.316 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

El TSJN sin embargo, ha rechazado el adelanto a las 21:00 del horario de cierre de las terrazas de hostelería de ambos municipios al considerar que "carece absolutamente de una motivación específica que nos permita efectuar el juicio de necesidad, idoneidad y proporcionalidad. Ni en la orden foral ni en los informes que se acompañan a la solicitud se justifica la medida por un incremento del número de contagios ni se ofrece ninguna razón que permita a la Sala valorar la posible eficacia de esta concreta medida para contener la propagación del virus", sostienen los jueces. 

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats