Navarra permitirá desde el lunes visitas de familiares de otras comunidades a las residencias de ancianos, donde solo quedan 3 casos de coronavirus

Varias vecinas de la localidad de Peralta visitan a sus familiares desde el exterior de una residencia de mayores.

Navarra permitirá desde el próximo lunes 8 de marzo que personas de otras comunidades autónomas puedan visitar a sus familiares que residan en centros de mayores de la comunidad foral. Para ello, serán las propias residencias las que elaborarán justificantes para aquellas personas que residan en otra comunidad y que quieran desplazarse a Navarra para visitar a un familiar en el centro. Así lo ha anunciado la consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, que ha apuntado que este tipo de visitas se prohibieron cuando se decretó el estado de alarma en marzo del año pasado y que no se han vuelto a permitir hasta ahora.

GUÍA | Qué se puede hacer y qué no en Navarra hasta el 22 de abril

GUÍA | Qué se puede hacer y qué no en Navarra hasta el 11 de marzo

"Los centros de mayores son ahora espacios seguros", ha indicado Maeztu, que ha señalado que tras el proceso de vacunación que ya se ha finalizado en las residencias, estos espacios contemplan ahora un "horizonte mucho más esperanzador". Además de las visitas, todos los residentes pueden salir ya de sus centros, e incluso pasar la noche en casa de familiares sin que sea necesaria la realización de PCR o un periodo de aislamiento a su regreso al centro. Sí que se someterá a una prueba de diagnóstico a aquellas personas que realicen una salida considerada de “alto riesgo”, aquellas que no permiten mantener las medidas de distancia social, mascarilla y ventilación adecuada.

Eso sí, pese a que el 93,8% de los usuarios de las residencias y el 75,4% han sido vacunados contra la COVID-19, en los centros de mayores continúa siendo obligatorio respetar las medidas se seguridad como el uso de la mascarilla, del gel hidroalcohólico y las distancias de seguridad.

La finalización del proceso de vacunación en estos espacios ha provocado que la COVID-19 prácticamente haya desaparecido entre las personas usuarias. En estos momentos tan solo tres mayores de una residencia de Pamplona en la que se detectó un brote de coronavirus cuando se estaba vacunando a los residentes tienen COVID-19. De ellos dos tienen síntomas leves y uno es asintomático. Además, ningún usuario de las residencias está hospitalizado ni en ninguno de los recursos intermedios que el Departamento destinó al comienzo de la pandemia para albergar a los casos activos e impedir así la aparición de brotes.

Las otras 70 residencias de ancianos de Navarra están libres de la COVID-19, en las que además no se registra un nuevo contagio desde hace más de dos semanas. Las altas epidemiológicas ascienden a 605 y 12 profesionales permanecen de baja. Por su parte, en los 53 centros de discapacidad no quedan casos activos de coronavirus y únicamente una persona permanece hospitalizada tras haber sido positivo. Además, se han registrado 109 altas epidemiológicas y 3 bajas entre el personal.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats