eldiario.es

9

La justicia no ve “desconsideración” en que una jueza pregunte a una víctima de abusos si “cerró bien las piernas”

El Consejo General  del Poder Judicial archiva la denuncia contra la jueza promovida por la Asociación Clara Campoamor y justifica que la pregunta era necesaria para "concretar la resistencia física de la víctima"

La Asociación Clara Campoamor pide ser acusación popular en el caso del pederasta

La presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz. EFE

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha archivado la denuncia contra la jueza que preguntó a una víctima de agresiones sexuales si había cerrado bien las piernas cuando era agredida sexualmente por su pareja. Según el CGPJ, si estas preguntas "aparecen descontextualizadas pueden considerarse en su caso poco afortunadas, pero en ningún caso suponer un reproche disciplinario por desconsideración a la víctima".

La Asociación Clara Campoamor había presentado una denuncia contra la magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vitoria por este tipo de preguntas, realizadas durante la toma de declaración a una mujer que días antes había denunciado a su expareja por maltrato habitual, incluyendo dos agresiones sexuales ocurridas entre 2011 y 2012. Las preguntas agresiones no fueron denunciadas en su día y tampoco existen partes médicos de la víctima, por lo que la declaración de esta resultaba esencial para "concretar los hechos", según el CGPJ.

Tras examinar la grabación de la declaración –de casi 45 minutos– y recabar informes de la propia jueza, de la letrada de la Administración de Justicia y de la Fiscalía, el CGPJ ha optado por archivar las diligencias informativas abiertas. Para el máximo órgano de los jueces, la utilización de determinadas expresiones, "además de valorarse en el contexto en que se pronunciaron, se han de valorar en el ámbito de su necesidad", en este caso la de concretar el empleo de la fuerza física y/o la oposición o resistencia de la víctima frente a la agresión "ante la inexistencia de otros datos" que ayuden a clarificar los hechos.

La mujer fue citada en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vitoria a las 11.00 horas, aunque su declaración no comenzó hasta a las 15.00 horas, "terminándose las diligencias a las 17.30 horas". La presidenta de la asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, destacó en su denuncia ante el CGPJ que "la indebida dilación provocó a la víctima denunciante, embarazada de cuatro meses, un estado de absoluta extenuación y desasosiego".

"Predisposición de incredulidad"

Durante toda la declaración judicial, que fue "grabada audiovisualmente", la asociación denunciante señala que la magistrada mostró "una clara y manifiesta predisposición de incredulidad hacia el testimonio de la denunciante, a la que interpelaba sin dejarla terminar la respuesta, realizando preguntas sugestivas y condicionando la declaración".

"Como claro ejemplo de tal actitud es la reiterada interpelación por la magistrada a la denunciante sobre si opuso resistencia a las agresiones, llegando a preguntarle textualmente: '¿Cerró bien las piernas?, ¿cerró toda la parte de los órganos femeninos?", añadió en su denuncia.

En cuanto al retraso en la toma de declaración, el CGPJ concluye que no puede culparse a la magistrada, ya que ese día "había otros señalamientos y asuntos que resolver fuera de la agenda de señalamientos y, además, el juzgado tiene una problemática estructural con el turno de letrado de refuerzo y ha experimentado un aumento en el número de asuntos que ingresan".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha