eldiario.es

9
Menú

"Las soluciones que creamos son respuestas a problemas abandonados"

John Lejeune preside My Human Kit, una organización francesa que promueve la creación de aparatos para personas con diversidad funcional. La clave del proyecto: que aprenden a fabricárselos por ellas mismas gracias a la tecnología y la idea del 'hazlo tú mismo'

Recientemente estuvieron en la Maker Faire Bilbao, una de las mayores expresiones del movimiento 'maker' -'hacedor'- en Europa, mostrando proyectos como una silla de ruedas para volar en parapente

- PUBLICIDAD -
Shiva

Nicolas Huchet

El ingeniero francés Nicolas Huchet perdió su mano derecha e n un accidente laboral antes de cumplir los 20 años y se construyó a sí mismo una prótesis. Fue en LabFab, el espacio 'maker' -'hacedor'- de la Facultad de Bellas Artes de Rennes, en la bretaña francesa, donde aprendió a utilizar impresoras 3D y a programar. Quien le ayudó fue el responsable de ese espacio, John Lejeune, con quien Huchet creó My Human Kit y convirtió el proyecto en pionero en cuanto a co-diseñar todo tipo de aparatos para personas con diversidad funcional.

Tras esa primera acción, en 2014 se creó la asociación que quiso continuar con la 'tecnología social': My Human Kit trabaja en la intersección entre diversidad funcional, robótica, impresión 3D y tecnología de bajo coste. Así, una silla de ruedas para hacer parapente, una impresora que permite transformar cualquier texto en braille o prótesis 'Do-It-Yourself' -'hazlo tú mismo'- son algunos de los logros que la asociación ha conseguido, además de numerosos galardones y reconocimiento internacional.

El pasado fin de semana estuvieron en Bilbao, en el evento Maker Faire, un escaparate de invenciones, creatividad e ingenio pensado para todos los públicos. Allí mostraron el proyecto que preside John Lejeune: que las personas discapacitadas puedan romper las barreras físicas por sí mismas.

¿Cómo describiría My Human Kit?

Como una organización gestionada por un equipo apasionado, promoviendo día tras día el intercambio y la producción de aparatos que ayuden para, por y con la ayuda de las propias personas usuarias.

¿Qué ventajas tiene el movimiento 'maker' en cuanto a personas con diversidad funcional?

Es una manera de desinhibir a la gente. Nos centramos en la solución, no en las razones. Y lo hacemos divertido, lo que libera energías. En mi opinión, la primera ventaja en la que confiamos es el hecho de que el movimiento 'maker', y la mera apertura de heramientas y prácticas utilizadas en este tipo de comunidades, puede responder y producir soluciones prácticas cuando no las hay en el mercado. 

Las soluciones que creamos aquí solo son respuestas a problemas abandonados. El mercado no puede alcanzar un volumen de ventas que permita un negocio real. Documentando y compartiendo lo que hacemos, capitalizamos y mejoramos estas soluciones.

Uno de sus proyectos es una impresora para personas ciegas que convierte textos a braille. Se puede fabricar por menos de 200 euros, mientras en el mercado cuestan alrededor de 5.000. ¿Cómo es esto posible?

Básicamente, es un puñado de madera contrachapada cortada a láser e ingeniosas partes ensambladas, algunas de ellas 'impresas'. Diversión, ideas, ingenio, algunos amigos y un conjunto de herramientas de laboratorio. Básicamente es eso, con un poco de tiempo y ayuda de los demás.

Como creemos que aquí no hay negocio, Stephane y Philippe -los chicos detrás de la máquina- diseñaron y construyeron esta solución como un proyecto útil para adquirir nuevas habilidades por ti mismo. En ningún momento pensaron en vender máquinas. De esta forma pueden dar asistencia o impartir talleres sobre este tema, y como puedes reproducir el 'producto' de forma libre y legal desde casi cualquier lugar, no se molestan en preparar kits y enviar cajas en todo el mundo. Ya sabes, se podría hacer un 'negocio' a partir de ella, pero tendríamos que ser capaces de proporcionar soporte, garantías y otros acuerdos legales antes de comenzar a ganar dinero. Supongo que eso no es lo que quieren ellos, así que aquí está la clave: hazlo por ti mismo, aprende, adapta y mejora. ¡Diviértete!

¿Cómo tratan de llevar a la gente de a pie la tecnología?

Desde el principio. Desde el primer momento incluimos a las personas.

El primer proyecto que lanzaron, antes de constituir formalmente My Human Kit, fue la mano biónica 'Bionicohand' creada por una impresora 3D en 2013, inspirada en la que se creó Nicolas Huchet para sí mismo. ¿Cómo decidieron que tenían que seguir ese camino?

Realmente, Nicolas creó la 'Bionicohand' en el laboratorio. La que se hizo para sí mismo y la que hemos lanzado son lo mismo. Y este proyecto desde su comienzo en el FabLab, tiene ahora su propia vida a través de la organización My Human Kit. Seguimos este camino porque es probablemente lo mejor que podemos hacer en este momento. ¡La energía hace el resto!

En serio, cuando se trata de difundir a lo grande, se necesita dinero, así que tienes que organizarte más allá de un puñado de hackers en un garaje.

A partir de entonces, han sido galardonados en la Maker Faire de Roma en 2013, Huchet logró el premio a Mejor Innovador Social del Massachusetts Institute of Technology -MIT- para menores de 35, fueron seleccionados de entre 282 candidatos para el Google Impact Challenge de Francia... ¿Perciben su impacto en la sociedad?

Intentamos tomárnoslo con calma, como desde el principio. Lo percibimos gracias al montón de e-mails que recibimos, al interés de la gente en charlas y ferias, y también gracias a la gente que vemos cada jueves en los 'openlabs' -laboratorios abiertos-.

Un 'Humanlab' -laboratorio humano- promovido por My Human Kit

Un 'Humanlab' -laboratorio humano- promovido por My Human Kit

Vuestro objetivo es que las personas "se reparen a sí mismas", combinando la solidaridad, el 'Do-It-Yourself' y la fabricación digital. ¿Habéis conocido alguna historia especial en vuestros años de trabajo?

La verdad es que a las personas usuarias no les gusta el 'reparar' al que la gente normalmente se refiere. Ellos te dirán que consiste más en responder a problemas particulares, o en la forma de percibirlos como un problema. También consiste en crear con los demás, en aprender mucho durante el viaje. Todo el mundo tiene su propio Everest.

¿Cómo puede la gente acercarse a los laboratorios de fabricación digital abiertos a todos, o 'FabLabs'?

Normalmente, los ‘openlabs’ son para eso. También se pueden encontrar en eventos como las Maker Faire y las convenciones de hackers. Y si no hay labs, ¡igual es hora de buscar alrededor y hacer cosas con los amigos!

¿En qué trabajan actualmente?

Mayormente en desarrollar el LabFab en la Escuela Europea Superior de Arte de Bretaña, en Rennes. Yo, personalmente, estoy construyendo una cortadora láser de tamaño gigante para fábricas. También reciclando bicicletas viejas para hacer una flota de bicicletas gratuitas disponible para estudiantes y usuarios de los ‘labs’. Es ara prototipar los motores eléctricos y la movilidad de tecnología con bajo impacto.

En cuanto a My Human Kit, estoy apoyando el proyecto FLyingwheelchAIR, una silla de ruedas con un chásis diseñado para volar en parapente. Estamos empezando a preparar la lista de material para construir el próximo prototipo.

Y, ¿qué tal la experiencia mostrando estos proyectos en Bilbao?

Como siempre en las ferias, agotador, ¡pero nos vemos el año que viene!

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha