eldiario.es

9
Menú

Permita el debate, Lehendakari

La ILP aporta un conjunto de propuestas que no están contempladas en la acción de gobierno

- PUBLICIDAD -
Tres CCAA se niegan a la prueba final de Primaria y la mayoría se resiste

EFE

Permítame el atrevimiento, Sr. Urkullu, de dirigirme a usted a través de un medio público e importunarle recién acabado el debate sobre política general, pues sé que no le faltarán graves asuntos de los que ocuparse . Llamo a su puerta, sin embargo, porque, pese a sentirme políticamente distante, tengo para mí que es usted un político que, dentro de su pragmatismo y de su condición de hombre de su partido, le asiste una sincera búsqueda del bien común y del entendimiento entre diferentes. También creo que es el único, dentro de su gobierno de coalición, con liderazgo suficiente para dar un golpe de timón sobre la cuestión que le voy a plantear a continuación.

17.000 ciudadanos y ciudadanas vascas hemos firmado para que un conjunto de medidas contra la segregación escolar en Euskadi puedan ser debatidas en el Parlamento. Seguro que no le costará hacerse cargo que la decisión de su Consejo de Gobierno de desestimar la admisión a trámite de nuestra Iniciativa Popular nos ha llenado de indignación y decepción por partes iguales. Voy a intentar argumentarle nuestro malestar.

La primera y principal razón es la propia realidad de la segregación escolar, que no admite más maniobras dilatorias. No le voy a cansar con datos de informes de instituciones acreditadas que nos hablan del fenómeno de la segregación escolar en Euskadi, que tiene este particular sistema educativo dual, aunque el fenómeno no sea solo entre redes. Poco importa entrar en un debate de cifras sobre si su dimensión es  mayor o menor que en otros lugares . Basta con saber que esta realidad lacerante no es residual en Euskadi y que, por ello mismo, está siendo objeto de creciente preocupación en el sector educativo.

Después vienen los argumentos dados por su gabinete. Por ser benévolo, le diré que no me parecen consistentes para dar un portazo a la iniciativa, porque podrían valer también precisamente para permitir su tramitación. Decir que el Gobierno ya es sensible al tema y que ya está teniendo iniciativas no es decir gran cosa. Es lo menos que cabría esperar de un gobierno que se preocupa por el futuro de toda la ciudadanía. Pero la ILP aporta un conjunto de propuestas que no están contempladas en la acción de gobierno. Si se declaran en sintonía con ella ¿por qué no permiten su debate?

Se quiere sacar del foco mediático una problemática que está resultando cada vez más incómoda

Indican que el acuerdo sindical con el gobierno ya recoge un Índice de Necesidades Educativas, por cierto, inspirado en nuestra ILP. Pero ni ello agota su contenido, porque la ILP es mucho más amplia, ni es exactamente lo mismo que proponemos. Dicho índice, como recoge el acuerdo, está todavía en fase de elaboración. ¿Por qué no lo concretamos en la ley que proponemos? Por el contrario, a cuenta del Índice se ha producido una dotación de recursos precipitada en algunos centros de Primaria que no tiene nada que ver con la respuesta a las necesidades concretas que puedan plantear las comunidades escolares, pues son ellas las que conocen su realidad. Precisamente este acuerdo con los centros es lo que proponemos en la ILP, pero lo que se está haciendo se mueve en esa línea por la que la educación vasca está convirtiéndose en referente estatal de gasto ineficiente.

El remate lo completa el burdo argumento de que hay comprometida una Ley Vasca de Educación. Si es por eso, nada es posible proponer ni debatir porque sería una ley educativa global. Sincerémonos: se quiere sacar del foco mediático una problemática que está resultando cada vez más incómoda. Pero hay más: La Ley es un desideratum muy frágil. Usted sabe que, además de los vaivenes políticos a los que estamos sometidos que obligan más que nunca a vivir al día, los procedimientos de gestión de una Ley son muy complejos y las posibilidades de sacarla esta legislatura son remotas, cuando todavía ni existe un Anteproyecto de la misma. ¿Hasta cuándo hay que abandonar todo debate educativo?

Por último, Sr. Urkullu, ¿qué mensaje queda, si después del enorme esfuerzo de gestión, de movilización y de  desembolso económico de nuestros modestos bolsillos militantes, ustedes se la despachan con semejante frivolidad? ¿No habían hecho ustedes una Ley para facilitar la participación ciudadana? ¿Así es cómo tratan una iniciativa que se ha movido con exquisito respeto social, la primera que llega al Parlamento? ¿Es que las ILP están reservadas a poderosos e influyentes grupos sociales?

Permita su tramitación, Sr. Urkullu. Permita que se constituya la ponencia. Permita que el PP vaya allí a defender la libertad de elección de centro y que se aumente la financiación de la concertada para que se pueda eliminar el cobro de las cuotas. Permita que EH Bildu proponga la inmersión en euskera para superar la segregación. Permita que Elkarrekin Podemos haga una encendida defensa de la Escuela Pública. Permita que todas las piezas del rompecabezas se pongan encima de la mesa. Permita que examinemos todos nuestras contradicciones ante la asignatura pendiente de la segregación escolar. Basta de políticas a la defensiva en educación. Permita el debate, Lehendakari.  

*Gonzalo Larruzea es miembro de Zubiak Eraikiz y del grupo promotor de la ILP Eskola Inklusiboa

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha