eldiario.es

9

Los malos pronósticos de las encuestas dificultan a Rivera la elaboración de las candidaturas electorales

Las listas de Madrid y Barcelona serían las más perjudicadas si se cumplen los augurios de los sondeos que dan a Ciudadanos una caída de hasta 20 escaños

La dirección dice "no habrá cambios" pero no se descarta que algunos dirigentes como Villegas puedan ser recolocados ante el riesgo de que no sean elegidos

El partido no celebrará primarias al tratarse de una repetición electoral, como amparan los estatutos reformados en la última Asamblea General de 2017

Cs da un portazo a la oferta de Álvarez de Toledo: No a la fórmula Gürtel

Cs da un portazo a la oferta de Álvarez de Toledo: No a la fórmula Gürtel EFE

Los malos pronósticos que dan las encuestas a Ciudadanos para estas nuevas elecciones están generando preocupación en el grupo parlamentario ante la posibilidad de que algunos de los ahora diputados -entre ellos varios dirigentes nacionales- no consigan revalidar sus actas. La dirección nacional ha asegurado que no habrá "cambios sustanciales" en las candidaturas el 10N, pero eso no tranquiliza a quienes ya ocuparon puestos considerados de riesgo en las anteriores listas electorales. Saben, ademas, que Rivera se asegurará de que los dirigentes de su máxima confianza salgan de nuevo elegidos y esto dificultará que puedan acomodar a todos.

En el partido han asumido que en las actuales circunstancias políticas va a ser difícil mejorar e incluso igualar el crecimiento que experimentó Ciudadanos tras los anteriores comicios celebrados el 28 de marzo cuando pasaron de tener 32 escaños a 57 con un 15,9% de apoyo.

Ahora, tanto el CIS como el resto de los sondeos publicados por distintos medios de comunicación estas semanas vaticinan que Ciudadanos, que cuenta con un electorado muy volátil, será el partido más perjudicado con una bajada entre 2 y 3 puntos porcentuales mientras el PP se recupera notablemente. Esto puede significar la pérdida de un considerable número de escaños para la formación de Rivera lo que dejaría fuera del Congreso a muchos de los actuales diputados. Algunas de estas encuestas lo cifran entre 15 y 20 bajas.

El principal riesgo está en aquellas circunscripciones en las que se reparte un menor número de escaños, en las que Ciudadanos sumó por pocos votos una acta más. Pero también en grandes capitales en donde la pugna va a ser feroz.

Para luchar contra estos malos presentimientos, Rivera se reunió a principios de esta semana en la sede del partido con los secretarios regionales convocados por el responsable de Organización nacional, Fran Hervías, con los que planificó las próximas semanas de cara a los comicios de noviembre.

El líder del partido les transmitió a todos un "mensaje de ánimo y fuerza" extensivo "a los afiliados", según informaron al término del encuentro fuentes de la formación naranja.

"Nuevamente constatamos la sólida estructura territorial de la que goza Ciudadanos, como demuestran las comunidades autónomas y los más de 200 ayuntamientos donde gobernamos", señaló Hervías, que no dudó en destacar que están "más preparados, fuertes y unidos que nunca para afrontar estas elecciones". Entre los temas que trataron figuran "la dinamización de los órganos internos, la formación de cargos internos y el control y gestión de estatutos, reglamentos, protocolos e instrucciones de cara a la campaña".

Las listas no variarán "sustancialmente"

La dirección de partido asegura que el proceso no ha empezado pero que en cualquier caso las listas del próximo 10N "no variarán sustancialmente" de las presentadas el 28A salvo para cubrir los huecos que han dejado los críticos que abandonaron el partido, como Toni Roldán (Barcelona) y Francisco de la Torre (Madrid); o para suplir a aquellos parlamentarios que han ocupado cargos en los gobiernos que cerraron con el PP, como Marta Rivera (A Coruña) que ha sido nombrada Consejera de Cultura y Turismo del Gobierno de la Comunidad Madrid.

El objetivo de la dirección nacional es garantizar la reelección a los principales dirigentes del partido y a los afines a Rivera que eran ahora diputados ya que algunos podrían quedarse sin acta si se cumplen los sondeos y los tracking que están en manos de la dirección nacional. Tal es el caso del secretario general, José María Villegas, que encabezó la lista por Almería y quedó en último lugar, a dos puntos de Vox. Ante esta situación no puede descartarse que salte a algunos de los huecos que han quedado libres, bien como candidato por Barcelona, como lo fue anteriormente o bien por Madrid.

Menos riesgo corre Juan Carlos Girauta, que fue el cartel de Toledo tras la decisión de Rivera de que Arrimadas abriera la de Barcelona, y quedó el tercero, por encima de la formación de extrema derecha en número de votos. Dado que los de Abascal están a la baja, la candidatura de Girauta se considera más segura que la de Villegas. Igual ocurre con Fran Hervías, que lideró la de Granada, en donde Cs fue la tercera fuerza a bastante distancia de Vox y Unidas Podemos.

En Madrid hay nervios. Allí el partido sacó 8 diputados, pero tal y como están las cosas, con la irrupción además de la candidatura de Más Madrid de Íñigo Errejón, Ciudadanos podría perder dos o más actas en la capital. Ir en el sexto puesto en el que fue Francisco De la Torre el 28A tiene ahora su riesgo. Si se repite el orden, como asegura la dirección, detrás de Rivera estará Marcos de Quinto, seguido de los otros dos fichajes estrella del líder como Sara Giménez y Edmundo Bal, que desplazaron a veteranos diputados como Patricia Reyes o Miguel Gutiérrez, este último secretario general del grupo parlamentario, que de correr el orden iría ahora en el sexto lugar.

Sin embargo, la dirección no han concretado si el hueco del exportavoz de Hacienda -cuya acta curiosamente quedó vacante tras su dimisión lo que hizo que el grupo mermara de 57 a 56 miembros-, será cubierto por alguno de los siguientes de la lista en donde figuran varios cargos de la Comunidad de Madrid que quedan descartados.

Barcelona y Tarragona, dos candidaturas con problemas

La candidatura por Barcelona, que seguirá encabezando Inés Arrimadas, tampoco está exenta de sufrir sustos. En Catalunya Ciudadanos ya no tiene tanto apoyo como antes. La portavoz parlamentaria ha despreciado ir con los de Casado en la coalición España Suma, para que su homóloga del PP, Cayetana Álvarez de Toledo concurriera en su lista.

También han rechazado esa fórmula en el País Vasco, donde el intento de cerrar una alianza con los conservadores le ha costado el cargo al secretario de Organización de Euskadi y una crisis interna posterior. La única excepción es Navarra, donde repetirán la coalición Navarra Suma para ir junto con UPN y PP por considerar que allí se dan "unas circunstancias especiales". “Queremos sumar diputados, no imputados”, replicó la portavoz nacional de Ciudadanos y aspirante a la Generalitat de Catalunya, Lorena Roldán.

El 28A Ciudadanos sacó en la capital catalana 4 escaños y otro más por Tarragona. Toni Roldán fue número dos por Barcelona, seguido de José María Espejo-Saavedra y de Fernando de Páramo, mientras la exportavoz municipal, Carina Mejías, ocupó el quinto lugar pero no sacó escaño. La dimisión del exsecretario de Programas la impulsó al Congreso por unos pocos meses. La incógnita es si ahora Mejías mantendrá ese puesto o será relegada por otro dirigente. En Tarragona también peligra el escaño de Sergio del Campo.

Por otro lado, el hueco que dejó libre en el Congreso Marta Rivera como diputada por A Coruña fue ocupado durante estas semanas por la número dos de la candidatura, María Vilas. En Galicia creen que será Vilas la que encabezará la lista del 10N, al igual que Beatriz Pino lo hará por la de Pontevedra para intentar afianzar los dos únicos escaños que logró Ciudadanos en esa autonomía que también están complicados.

En Baleares repetirá Joan Mesquida, otro de los fichajes estrella de Rivera. El exdirector general de la Policía Nacional y de la Guardia Civil con el PSOE, se afilió al partido hace unos meses, al igual que los demás independientes.

En Canarias, donde Ciudadanos vive desde hace tiempo una profunda crisis, el panorama tampoco pinta bien, hasta el punto de que Melisa Rodríguez no tiene garantizada la reelección como diputada por Santa Cruz de Tenerife.

En Alicante la dirección dice que no tiene previsto remover a la que fue cabeza de lista el 28A, Marta Martín. Pero podría pasarle factura el hecho de haberse abstenido junto al asturiano Nacho Prendes y la castellano manchega Orlena de Miguel, en la votación que promovieron dentro de la Ejecutiva Luis Garicano y Javier Nart para que se reconsiderara el veto a Sánchez a cambio de negociar una serie de condiciones. Al perder la votación, Nart dimitió - pero no de su escaño en Europa- , y días después Orlena de Miguel fue cesada de la dirección mientras Prendes continuó en su puesto institucional en la Mesa del Congreso.

Lo sorprendente es que poco después, en un giro inesperado de ultima hora, el propio Rivera asumió esas tesis sin lograr que fueran aceptadas por Pedro Sánchez.

Por ahora lo único que se sabe seguro es que el partido no celebrará primarias al tratarse de una repetición electoral, como amparan los estatutos reformados en la Asamblea General celebrada en febrero de 2017. Y en estas circunstancias, el fichaje de nuevos independientes parece quedar totalmente descartado.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha