Bárcenas pide declarar desde la cárcel y con abogado en el juicio por los ordenadores que destruyó el PP

El extesorero del PP Luis Bárcenas, tras una de sus comparecencias en la Audiencia Nacional. / EFE

El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas ha solicitado declarar por videoconferencia en el juicio por la destrucción de los ordenadores que utilizó mientras trabajaba en Génova y que comenzará el próximo 14 de junio en la Audiencia Provincial de Madrid. Bárcenas está citado como testigo el día 20 en una vista que sentará en el banquillo por primera vez a un partido político, presunto responsable de la destrucción de material susceptible de haber contribuido al esclarecimiento de su financiación irregular, investigada en la Audiencia Nacional.

El horizonte penal que le queda al PP: de la caja B a los ordenadores de Bárcenas

El horizonte penal que le queda al PP: de la caja B a los ordenadores de Bárcenas

Bárcenas se encuentra en prisión cumpliendo la condena que le impuso la Audiencia Nacional por la Primera Época de la trama Gürtel a 33 años y 4 meses de cárcel por delitos fiscales y blanqueo de capitales. El tribunal ordenó el ingreso en prisión del extesorero del PP antes de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso de casación presentado por su defensa. Con su petición de declarar por videoconferencia, Bárcenas sigue la tónica de otros condenados en Gürtel, que han alegado el trastorno que para los internos supone cualquier traslado.

En el escrito presentado por su abogado, Bárcenas pide estar acompañado por éste aunque declare como testigo en el juicio por la destrucción de los discos duros. Alega que “está inmerso en otros procedimientos judiciales que pudieran tener relación” con ese juicio y reclama que se garantice así su “derecho a la defensa”. En este sentido, el letrado cita el caso de la caja B del PP y también la pieza secreta del caso Villarejo que investiga la operación parapolicial para espiar a su entorno con fondos reservados.

La jueza Rosa María Freire atribuye un delito de encubrimiento y daños informáticos a la actual tesorera del partido, Carmen Navarro; a su director jurídico, Alberto Durán; y al jefe de informática José Manuel Moreno. Al PP no le puede atribuir encubrimiento porque es una persona jurídica, pero sí el delito de daños informáticos.

La titular del Juzgado de Instrucción número 31 desestimó la aspiración del PP de quedar fuera del juicio en aplicación de la ‘doctrina Botín’, apoyado por la Fiscalía, que tampoco ve delito en la actuación de la formación que preside Pablo Casado. El Partido Popular insistirá en las cuestiones previas y será el tribunal el que determinará su aplicación o no al principio de la vista o cuando ésta concluya.

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2019 - 13:03 h

Descubre nuestras apps

stats