Un concejal de Ciudadanos pide a su partido que "desautorice públicamente" a Marcos de Quinto

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, abraza al diputado Marcos de Quinto en su presentación como candidato en las listas madrileñas

"Hay veces que uno no se puede callar". Con estas palabras comienza el mensaje del concejal de Ciudadanos en Las Palmas de Gran Canaria, Javier Amador, que pide a su partido que "desautorice públicamente las declaraciones" del diputado de la misma formación, Marcos de Quinto.

De Quinto carga contra los "bien comidos pasajeros" del Open Arms e insulta en redes sociales a quienes se lo afean

De Quinto carga contra los "bien comidos pasajeros" del Open Arms e insulta en redes sociales a quienes se lo afean

Amador se refiere tanto a las palabras del ex vicepresidente mundial de Coca-Cola sobre el Open Arms como a los insultos proferidos a algunos tuiteros críticos con estas declaraciones.

El viernes, De Quinto publicó un mensaje en la red social en la que cargaba contra las personas a bordo del Open Arms, que llevan 16 días en el mar en condiciones precarias a la espera de poder desembarcar en un puerto seguro. El diputado de Ciudadanos se refirió a ellos como "bien comidos pasajeros", lo que produjo un aluvión de críticas.

De Quinto respondió a los autores de algunos de estos mensajes con insultos como 'troll de mierda', 'cretino' o 'miserable'. Estas respuestas han sido ya borradas por el diputado, quien ha tratado de justificarse este domingo asegurando que "no es agradable tener que soportar continuamente a tanto deficitario educacional". Amador pide a su partido que también "condene" estos "insultos a diferentes usuarios" de Twitter por parte de De Quinto.

Contraviene el código ético del Congreso

La actitud del exdirectivo de Coca-Cola contraviene el Código de Conducta exigido a los diputados del Congreso, como señala el periodista Eduardo Suárez. El artículo 2 del Código estipula que "en el ejercicio de sus funciones los diputados deben actuar con respeto hacia los demás miembros de la Cámara y a la ciudadanía en general, y con plena transparencia en su actividad pública".

Esta es la segunda vez que De Quinto ignora el reciente código ético del Congreso en menos de quince días. A principios de agosto, el diputado presumió en las redes sociales de las botellas de 100 euros que le había regalado una bodega. El Código de Conducta vigente desde febrero de este año obliga a declarar los regalos y solo considera aceptables los que sean de mera cortesía.

Etiquetas
Publicado el
18 de agosto de 2019 - 11:59 h

Descubre nuestras apps

stats