La portada de mañana
Acceder
La coalición de gobierno entra en una grave crisis
Crónica - El último choque de Calviño y Díaz (al cierre de esta edición)
Opinión - El Régimen del 78 se embarra en un pantanal, por Rosa María Artal

La cúpula policial del PP pactó en una comida con Francisco González la denuncia "anónima" contra Ausbanc

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (c), junto al director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó (i), y al director adjunto operativo del cuerpo, Eugenio Pino

Un directivo del BBVA dejó por escrito en un documento que el presidente del BBVA Francisco González acordó con la "cúpula" del Cuerpo Nacional de Policía la presentación de una "denuncia anónima" contra Ausbanc, la supuesta asociación de consumidores que está siendo juzgada por extorsionar al banco y otras entidades, en un almuerzo que se celebró en el complejo policial de Canillas, la sede de los servicios centrales del Cuerpo.

El BBVA pagó 10,2 millones a Villarejo por los encargos que investiga el juez

El BBVA pagó 10,2 millones a Villarejo por los encargos que investiga el juez

Así consta en un informe de la Fiscalía Anticorrupción, incorporado al sumario del caso Villarejo. El directivo Eduardo Ortega Martín, director de los Servicios Jurídicos Contenciosos Corporativos, escribió en un documento titulado "Relatorio" que él mismo participó junto a Francisco González "en un almuerzo en el complejo policial de Canillas el día 7 de enero de 2015 junto a la cúpula del Cuerpo Nacional de Policía, tras la cual se decidió la redacción de una denuncia que se interpondría de forma anónima contra Ausbanc ante la UDEF del Cuerpo Nacional de Policía para proceder a la investigación de dicha asociación".

El informe de Anticorrupción continúa: "Dicha denuncia sería redactada por el propio Eduardo Ortega, que la habría entregado a Julio Corrochano Peña, y éste a su vez a José Manuel Villarejo Pérez, que la presentaría ante la UDEF, dando lugar posteriormente a las diligencias previas número 132/15 del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional".

Julio Corrachano era el jefe de seguridad del banco, a donde había ido a trabajar en 2002 directamente desde la jefatura de la Comisaría General de Policía Judicial. Corrochano está imputado por revelación de secretos y cohecho, al haber recibido presuntamente dádivas de Villarejo. Al frente de la UDEF estaba Manuel Vázquez y la Comisaría General de Policía Judicial, donde se integra la unidad anticorrupción, estaba dirigida por José Santiago Sánchez Aparicio. El director operativo de la Policía era Eugenio Pino, imputado en el caso Villarejo por el espionaje a Bárcenas con fondos reservados. El máximo responsable político de la Policía era Ignacio Cosidó.

La UDEF fue creada en tiempos del Gobierno de Zapatero y al frente de la misma estuvo durante todo ese periodo José Luis Olivera, el comisario que siempre ha defendido la profesionalidad de Villarejo, incluso después de su arresto. En el momento del almuerzo en Canillas, Olivera acababa de ser encumbrado por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a jefe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), pese a su pública vinculación con uno de los primeros episodios de la Operación Catalunya. 

La Fiscalía sitúa a FG en la cúspide de la trama 

En el mismo escrito, incorporado a la pieza 9 del caso Villarejo, la Fiscalía Anticorrupción atribuye a Francisco González las órdenes para contratar al comisario. "Como presidente ejecutivo del BBVA habría sido la persona que ordenase a los directores generales de los Servicios Jurídicos y de Riesgos la contratación de Cenyt a través del director de Seguridad Corporativa, así como a las áreas correspondientes el pago de dichos servicios a sabiendas de su ilicitud, todo ello al margen de las políticas de la entidad sobre contratación de proveedores, durante todos los años objeto de investigación".

El principal investigado en el caso Ausbanc, Luis Pineda, defiende que todo el procedimiento abierto contra él y la supuesta asociación de consumidores que dirigía está contaminado porque, a su juicio, deriva de un "montaje policial" encarnado por Villarejo y el BBVA, que quería "neutralizarlo" por su actividad contra las prácticas bancarias abusivas. El tribunal, siguiendo el criterio de la Fiscalía, rechazó este miércoles suspender el juicio, tal y como había reclamado la defensa de Pineda, que pidió aplazar su interrogatorio unos días para poder analizar la información contenida en el sumario sobre los encargos del BBVA a Villarejo.

Publicado el
5 de febrero de 2020 - 20:50 h

Descubre nuestras apps

stats