La portada de mañana
Acceder
Solo el 5% de contagiados en España tenía la pauta completa
Los últimos días de la nobleza de Franco
Opinión - Demoler la cruz, por Antonio Maestre

El PSOE no abrirá una mesa de negociación sobre su moción de censura

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.

El Partido Socialista celebra la rapidez con la que ha sido convocada la moción de censura contra Mariano Rajoy. Los socialistas reconocen que no se ha establecido ningún contacto con los posibles socios para sacar esa votación adelante: "No hemos tenido contactos por una cuestión institucional", ha asegurado la portavoz parlamentaria, Margarita Robles. Con la moción ya autorizada, el PSOE tendrá que decidir ahora qué tipo de relaciones establece en la búsqueda de apoyos. Fuentes del grupo parlamentario advierten de que el calendario no deja mucho margen para algo más que llamadas telefónicas. 

El Congreso debatirá el jueves la moción de censura

El Congreso debatirá el jueves la moción de censura

Sánchez quiere llegar a la moción sin establecer un debate pormenorizado sobre qué concesiones está dispuesto a hacer a cambio de los apoyos. En Ferraz se impone la estrategia de llegar a la votación con la única premisa de obligar a los grupos a decidir entre dos opciones claras: Rajoy o Sánchez en Moncloa. "Vamos a ir con el programa del Partido Socialista y luego cada grupo hará lo que estime conveniente", ha asegurado Robles en rueda de prensa. 

Además, los socialistas no quieren aclarar cuestiones fundamentales como cuándo convocarían elecciones si llegan a ganar la moción ni qué harían con los presupuestos que el PP ha negociado con el PNV. Esos son los dos grandes temas tabú a tres días del inicio de un debate que podría cambiar el color del Gobierno. 

El pasado viernes, Sánchez aseguró en Ferraz que su moción se planteaba para formar un gobierno que convocaría elecciones. Ahora, el PSOE considera que aclarar el calendario de esa convocatoria carece de importancia. Según Margarita Robles, "hablar de fechas ahora sería un poco frívolo".

Los socialistas pretenden llegar al debate con todo en el aire y sin que nadie pueda saber a ciencia cierta las posibilidades de éxito de la censura. En cualquier caso, y sea cual sea el resultado, Sánchez habría centrado sobre sí toda la atención que no ha conseguido captar desde su despacho en Ferraz. 

Si por el contrario, la moción sale adelante, el líder socialista tendría que empezar a pensar de inmediato en el nombre de posibles ministros. Una tarea en la que, según fuentes de Ferraz, "no se ha empezado a trabajar". 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats