La portada de mañana
Acceder
Los expertos de Sanidad consideran que el pasaporte COVID no reduce contagios
Las tres palabras que dinamitaron el acuerdo entre el Gobierno y ERC
Opinión - Almudena Grandes: recuérdalo tú y recuérdalo a otros, por Olga Rodíguez

La movilización feminista cambia el sonido y la imagen de un país

Susana Grisso, Ana Rosa Quintana, Pepa Bueno, Angels Barceló, Julia Otero e Anne Igartiburu deciden sumarse a la huelga.

Solo hombres ante los micrófonos. Y más hombres detrás de las cámaras y en los estudios de realización y en todo lo que no se ve. El movimiento #lasperiodistasparamos cambió por unas horas el panorama de los medios: obligó a tocar las parrillas de programación y suprimió incluso emisiones sagradas de esas estrellas que dan nombre a sus programas.

La TV, paralizada por la huelga de mujeres en un día histórico

El movimiento feminista modificó la imagen y el sonido de un país durante 24 horas.

Susanna Griso no dirigió su magazine en Antena 3. María Casado, Inés Ballester y Anne Igartiburu tampoco aparecieron en pantalla en TVE, aunque según aclaró a este diario la sección sindical CGT de RTVE, no se debió a que las tres presentadoras ejerciesen su derecho de hacer huelga si no a que el paro de las mujeres de sus equipos hicieron imposible la emisión del programa. Y así, hasta Ana Rosa Quintana, que se había comprometido ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hace unos días a emitir su programa, acabó cancelándolo a última hora. Tele 5 tuvo que programar en su lugar refritos de concursos musicales.

En La Sexta, el programa Al Rojo Vivo, que dirige y presenta Antonio García Ferreras, estuvo en el aire hasta el último momento. En los otros informativos y programas de la cadena tampoco aparecieron ellas. Por primera vez en doce años no hubo presentadoras en La Sexta: ni Helena Resano, ni Mamen Mendizábal ni Cristina Saavedra. Todas se sumaron a la huelga feminista.

En la tertulia de Más Vale Tarde se dejaron sillas vacías para guardar las ausencias de las periodistas pero también del público, con pleno masculino. Solo la periodista Anna Bravo compareció como tertuliana ante Iñaki López, que hizo de presentador suplente.

Y algunas de las que sí estuvieron lo hicieron obligadas. Mara Torres, la directora y presentadora de La 2 Noticias, explicó en Twitter que si apareció en plató pasada la medianoche del jueves fue por los servicios mínimos impuestos por Televisión Española. 

En la cadena Ser, líder de la radio, solo sonaron voces masculinas. No estuvo Pepa Bueno presentando el Hoy por Hoy ni Angels Barceló apareció en el Hora 25. No hubo crónicas de mujeres en los informativos y boletines horarios. Y en Onda Cero Julia Otero tampoco compareció. 

Las periodistas más prestigiosas de los grandes medios cambiaron de bando este 8-M y prefieron protagonizar la noticia a contarla. Celebridades como Ana Pastor, Pepa Bueno y Julia Otero salieron a la calle y utilizaron sus redes sociales para amplificar la causa feminista.  

La jornada había amanecido con una extraña unanimidad en los quioscos. Las fotos de primera de los diarios de papel con más tirada -El País, El Mundo, La Vanguardia dedicadas a las mujeres. Hasta el conservador Abc tiñó de lila su portada con un monográfico del 8-M. eldiario.es solo cubrió durante la jornada información de la huelga y ninguna de sus trabajadoras acudió a la redacción.

En una versión anterior de esta información se afirmaba que María Casado, Inés Ballester y Anne Igartiburu plantaron a TVE. Según aseguraron a eldiario.es fuentes del comité de empresa su ausencia se debió a la negativa de las profesionales del programa a trabajar durante el 8-M. 

Etiquetas
Publicado el
8 de marzo de 2018 - 22:28 h

Descubre nuestras apps

stats