Rajoy pide perdón por la corrupción, pero la desvincula de los partidos

Ignacio González, Esperanza Aguirre, Mariano Rajoy y el ahora detenido y entonces alcalde de Collado Villalba, Agustín Juárez, en la cena de Navidad del PP de Madrid, en diciembre de 2013. / flickr del PP de Madrid

Mariano Rajoy ha decidido imitar a Esperanza Aguirre y pedir disculpas por la corrupción que afecta a su partido. El presidente del Gobierno ha asegurado que entiende y comparte "la indignación y el hartazgo de tantos españoles por la acumulación de escándalos" y ha pedido perdón a los ciudadanos: "Pido perdón en nombre del PP a todos los españoles por haber situado en puestos de responsabilidad a quienes no eran dignos para ellos".

Lista completa de los 35 detenidos en la operación Púnica

Lista completa de los 35 detenidos en la operación Púnica

El mea culpa entonado por Rajoy se ha producido nada más empezar el pleno del Senado, pese a que la pregunta a la que tenía que contestar versaba sobre desigualdad y pobreza. Antes de responder a la senadora socialista María Chivite, Rajoy ha aprovechado para dar su versión general sobre los últimos casos de corrupción conocidos y que han afectado a cuatro alcaldes del PP, además de un presidente de Diputación y del exsecretario general del PP madrileño, Francisco Granados.

Precisamente, el PP ha rechazado las peticiones de la oposición para que Rajoy comparezca en el Congreso. El presidente se ha aprovechado de la benevolencia del presidente del Senado para vulnerar el reglamento de la Cámara y ahorrarse así la presencia en el Congreso.

Sin hablar expresamente de la Operación Púnica, Rajoy se ha referido a este caso al asegurar que el suceso "destapado en los últimos días parece responder a la codicia personal, y no a las organizaciones políticas a las que pertenecen o pertenecían". Una vez lo ha deslindado de los intereses de su partido, ya que también se ha detenido a un alcalde socialista como el de Parla, el presidente ha lamentado que esa "mancha ensucie injustamente la imagen y reputación de quienes están en los partidos para servir a los demás".

Comprometido "con la limpieza"

El presidente ha aprovechado para insistir en las primeras medidas que el Gobierno ya ha enviado al Congreso para tratar de atajar la corrupción y se ha referido a los proyectos de ley que regularán la actividad financiera de los partidos y a las nuevas exigencias de transparencia para evitar que los altos cargos se enriquezcan en su paso por la política.

Eso le ha permitido afirmar que su compromiso "con la limpieza de la vida pública es total" y que no esperará a llegar a ningún acuerdo con el PSOE para sacar adelante sus iniciativas. "No vamos a esperar ni un minuto más", ha dicho en referencia a la marcha atrás que ha dado el partido de Pedro Sánchez en cuanto a suscribir un pacto por la regeneración con el PP.

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2014 - 16:46 h

Descubre nuestras apps

stats