Sánchez descarta el toque de queda y dice que las comunidades tienen herramientas para afrontar el aumento de contagios

Pedro Sánchez junto a la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, tras una reunión en Tallin.

Pedro Sánchez descarta tomar medidas concretas desde el Gobierno para afrontar el incremento de contagios de coronavirus que se ha producido coincidiendo con la relajación de las restricciones, especialmente las del ocio nocturno. El presidente considera que las comunidades tienen actualmente las herramientas necesarias para hacer frente a la recta final de la pandemia y rechaza ir más allá con otras como el toque de queda, que ha reclamado la Junta de Castilla y León, y que requeriría decretar de nuevo el estado de alarma, un escenario que el Gobierno ya dejó atrás en el mes de mayo pensando en la reactivación económica.

Castilla y León propone al Gobierno recuperar el toque de queda de 1.00 a 6.00 para frenar los contagios

Castilla y León propone al Gobierno recuperar el toque de queda de 1.00 a 6.00 para frenar los contagios

El presidente, que ha comparecido junto a su homóloga estonia, Kaja Kallas, le ha explicado que el "sistema descentralizado sanidad" está "en manos de las comunidades" y que, por tanto, el Gobierno tiene que "compartir con ellas las decisiones". "En el consejo interterritorial, en función de la evolución, hay una serie de respuestas que pueden dar las comunidades. No es necesario aprobar nada más de lo que esta acordado entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades", ha respondido a los periodistas. Algunas comunidades han empezado a contrarrestar la subida con medidas al sector de la hostelería y del ocio nocturno y con más cribados, como por ejemplo ha hecho Asturias. Catalunya, por su parte, ha vuelto a cerrar el ocio nocturno.

La Secretaría de Estado de la Comunicación ha explicado posteriormente que en la reunión de la Comisión de Salud Pública que se ha producido este mismo martes por la tarde y en la que están representadas todas las comunidades autónomas, "el Ministerio de Sanidad no ha propuesto ninguna medida relacionada con el cierre de los locales de ocio nocturno ni la valoración del toque de queda". "En dicho encuentro los directores generales de Salud Pública están intercambiando información sobre la situación epidemiológica actual en cada uno de sus territorios y las medidas que están implantando en cada uno de ellos. En la Comisión de Salud Pública se ha informado además de la reunión que tuvo lugar ayer de la Ponencia de Alertas, compuesta por expertos técnicos de todas las comunidades autónomas, en la que se revisaron las recomendaciones que se recogen en los documentos de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la Covid-19’ para tratar de frenar el avance de la incidencia acumulada", expresa Moncloa en un comunicado enviado a los medios.

La Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, un órgano dependiente del Ministerio de Sanidad formado por técnicos y expertos de las comunidades autónomas, tiene un posicionamiento interno que recomienda “cerrar el ocio nocturno” y “limitar el horario nocturno de los interiores” de algunos establecimientos donde se corran riesgos de contagio de COVID-19. Lo hacen dado el aumento de casos de los últimos días, sobre todo entre los jóvenes. La Ponencia es un órgano que está por debajo de la Comisión de Salud Pública, también del Ministerio. La Comisión tiene como representantes a todos los directores de Salud Pública de las comunidades y se reúne regularmente los martes. Sanidad ha comunicado que ellos no han “propuesto ninguna medida relacionada con el cierre de los locales de ocio nocturno ni la valoración del toque de queda”, aunque no han hecho alusión a las recomendaciones de la Ponencia. Solo, que ayer lunes se reunieron y revisaron los documentos de actuaciones de respuesta. Fuentes de Sanidad también descartan en conversación con elDiario.es que estén barajando estas medidas.  

El Posicionamiento de la Ponencia también incluye “valorar” reinstaurar el toque de queda, algo que también ha pedido Castilla y León hoy, pero que no es posible sin un estado de alarma. El presidente Pedro Sánchez ha negado en rueda de prensa en su visita oficial a Tallín (Estonia) que esto sea una posibilidad. También la Ponencia recomienda suprimir eventos multitudinarios estas semanas, hacer cribados entre la población joven, garantizar la disponibilidad de hoteles u otros recintos de aislamiento, y reforzar los equipos de Salud Pública y Atención Primaria. La tasa general de incidencia acumulada en los últimos 14 días se ubica en los 225 puntos, pero entre las personas de 12 a 29 años, que en su mayoría todavía no están vacunadas, supera los 700. Entre este colectivo no hay riesgo alto de ingreso en el hospital, aunque la subida ya comienza a notarse en que sí crece la ocupación hospitalaria por la enfermedad.

Ante el aumento de la incidencia acumulada, que se ha duplicado en menos de dos semanas, Sánchez ha insistido en que "lo importante es seguir con este proceso de vacunación", que ha recordado que está llevando a cabo medias de administración de dosis superiores a las 400.000 diarias y que han batido récords de más de 700.000. "Demuestra el extraordinario sistema de sanidad que tenemos en nuestro país", ha dicho el presidente, que ha ensalzado el trabajo de os sanitarios así como a la "ciudadanía española" que "quiere vacunarse" y no tiene "ninguna resistencia" a hacerlo. Sánchez ha recordado que el 70% de la población estará inmunizada en agosto. "Ese es nuestro objetivo y lo vamos a lograr".

No obstante, ha aprovechado para pedir prudencia a la "población más joven", que es el sector en el que se ha disparado la incidencia acumulada. "No bajemos la guardia", les ha pedido, aunque ha reconocido que entiende las condiciones de "fatiga" ahora que comienza el verano. "Pueden lastimarse ellos mismos. Pueden hacer enfermar a generaciones mayores que son más vulnerables", ha expresado.

Sánchez ha iniciado este martes una gira por los países bálticos que le llevará a Riga (Letonia) y Vilnius (Lituania), además de Tallin (Estonia), donde ha pronunciado estas palabras, y la incidencia acumulada es mucho más baja que en España. De hecho, no se ven mascarillas dado que su uso no es obligatorio ni en espacios al aire libre ni en lugares cerrados.

El presidente ha aprovechado su presencia en Tallin para agradecer al país la ayuda que brindó a España en el inicio de la pandemia de la COVID-19 con el envío de material de protección y combate contra el virus. "Estonia fue uno de los países que nos ayudó, quiero agradecer ese ejercicio de solidaridad", ha expresado Sánchez, que también ha agradecido la posición defendida por el país báltico en el debate del Consejo Europeo en el que se aprobaron los fondos europeos Next Generation.

Ambos mandatarios han expuesto sus "afinidades" en otros asuntos en un momento en el que se conmemora el centenario de las relaciones diplomáticas. Así, Sánchez ha agradecido que en los debates europeos haya países "empáticos", como Estonia, en los asuntos relacionados con la vecindad sur de la UE, en referencia a Marruecos así como las tropas que el país tiene en el Sahel. El presidente ha recordado que España tiene tropas en la zona de los bálticos -de hecho, este miércoles y este jueves las visitará en Letonia y Lituania, respectivamente-. La primera ministra estonia ha lamentado que se "use más y más la migración como arma política" en un momento en el que, además de la crisis con el reino alauí, la UE denuncia que Bielorrusia "instrumentaliza" la migración irregular como forma de presión. Por eso Kallas ha reclamado el apoyo a la asociación oriental.

En un momento en el que se ha tensionado la relación de la zona con Rusia y de que los líderes europeos rechazaron la propuesta de Angela Merkel y Emmanuel Macron de abrir ahora el diálogo con Vladimir Putin, Sánchez ha apostado por respuestas "unánimes" de los veintisiete a ese respecto. "La última vez que tuvimos un debate con todos los líderes sobre Rusia, fue muy abierto y todos coincidimos en que Rusia es una gran amenaza, agresiva. Me pregunto qué ha pasado ahora, de dónde viene esta propuesta", sentenció la primera ministra estonia tras esa discusión.

"La Comisión Europea y el alto representante, que es español [ha dicho en referencia a Josep Borrell] han planteado ser contundentes en la respuesta y resilientes a cualquier ataque que se pueda producir a los derechos humanos por parte de Rusia", ha dicho Sánchez.

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2021 - 18:21 h

Descubre nuestras apps