La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

Continuará

Javier Gutiérrez: "No hacemos la serie 'Reyes de la noche' ni para García ni para De la Morena"

Reyes de la noche llamó Jordi Évole a su edición de Salvados que reunió a dos míticos rivales, José María García y José Ramón de la Morena. Así han titulado también los guionistas Cristóbal Garrido y Adolfo Valor la serie sobre los personajes que no llevan sus nombres pero que están claramente inspirados en ellos. Los seis episodios comienzan a emitirse esta noche de dos en dos en Movistar+. Adaptan libremente los salvajes navajazos entre dos periodistas deportivos, dos sectores del fútbol, dos medios de comunicación y cómo no, dos Españas, que tuvieron lugar en los primeros años noventa. 

El reparto está lleno de aciertos y dirigido con un tono logrado que no necesita subrayar la comedia para encontrarla. Destacan las sólidas interpretaciones de Itsaso Arana o de Miki Esparbé en su papel de coprotagonista y por supuesto la de Javier Gutiérrez. El extraordinario actor nacido en la asturiana Luanco y ganador de innumerables premios por sus interpretaciones tanto en cine como en televisión y en teatro da vida aquí a Paco el Cóndor, trasunto no reconocido de José María García, un gran líder en frasco pequeño que condensa todo el aroma de esos jefes que en cualquier época se conocen como de vieja escuela.

Gutiérrez explica cómo encontró el tono para este personaje que defiende su programa de radio como si se tratara de su propia vida: "Cuando los guiones están tan bien construidos y tanto los creadores de la serie como los directores lo tienen tan claro, uno tiene que hacer bastante poco ya. Había un trabajo tanto de ambientación como de fotografía, vestuario, maquillaje o peluquería muy a favor. Hay actores que comienzan la construcción de los personajes más desde dentro hacia fuera y en este personaje en concreto yo necesitaba más verme desde fuera para interiorizar al personaje". 

"Había páginas de guion con veinte epítetos y apetecía darles el soniquete a José María García"

El actor afirma haberse inspirado para su caracterización en el mítico periodista televisivo Lou Grant, aunque la influencia de García es innegable: "Es cierto que no podemos obviar que estamos hablando de los dos grandes, de las dos grandes estrellas radiofónicas del mundo del deporte de aquella época y una de ellas era evidentemente José María García. Había páginas enteras en el guion con quince, veinte epítetos hacia Jesús Gil o hacia cualquier dirigente de la Federación Española de Fútbol y apetecía un poco que tuviese ese soniquete, ese aroma a José María García tan reconocible para absolutamente todos los oyentes de aquella época y aunque no fueran oyentes o fueran de otras generaciones porque yo creo que García sigue siendo hoy un personaje muy reconocible, muy icónico del mundo de la radio".

Javier Gutiérrez intentó contactar con el periodista conocido como Butano sin éxito, y ahora no está especialmente pendiente de su veredicto: "Creo que no hacemos la serie ni para García ni para José Ramón de la Morena ni para el mundo del periodismo deportivo. Esta es una serie hecha para los espectadores a los que les guste el mundo de las series y del cine y no solo habla del fútbol ni de la batalla radiofónica de la rivalidad de aquella época entre De la Morena y García. Es el telón de fondo de una España que estaba cambiando, una España con olor a torreznos, a bocadillo de calamares y que abría una ventana al mundo, al exterior gracias a las Olimpiadas de Barcelona. Entrábamos en el mundo de la modernidad y salíamos de un túnel muy oscuro y eso creo que queda fielmente reflejado en la serie. Cómo va cambiando esa España, cómo se dan esos primeros pasos hacia una España más moderna. ¿Lo que opinen ellos? Me encantaría, igual que a los creadores, igual que al resto de compañeros, que les gustase la serie y que hablasen bien de ella, por supuesto, pero no sé si les apetecerá verla o qué opinión tendrán". 

El argumento de la serie parte de un cambio de emisora de Paco el Cóndor que aprovechan en su antigua casa para intentar hacer un programa rival encomendado al joven y en principio inocente J. Montes. A partir de ahí se suceden un puñado de sucias y divertidas batallas por el liderazgo. Muchas de ellas son recreaciones de episodios reales que solo recordarán los muy cafeteros pero que, por ejemplo, han recopilado Alfredo Pascual y Carlos Prieto en El Confidencial. En algunos casos donde en la anécdota real había un entrenador hay aquí un jugador, o donde había un jugador hay un árbitro, otras son más fidedignas, pero por disparatadas que sean las historias, rezuman credibilidad. Y es que fue un momento con comportamientos y personajes reales más estrafalarios que los de cualquier ficción, como Jesús Gil, al que sí se cita con su nombre real. 

"De momento hay muy buenas críticas, el feedback de periodistas y críticos es inmejorable"

Las historias de la época y sus protagonistas son tan abundantes que darían para numerosos episodios. Movistar+ ya ha confirmado una segunda temporada y Javier Gutiérrez es optimista respecto a la continuidad de Reyes de la noche: "Yo creo que lo que contamos se puede administrar de modo que tenga mucho más recorrido. Los personajes valen la pena, la historia merece la pena también ser contada. Ojalá haya una buena recepción por parte de los espectadores y la plataforma quiera hacer hasta una tercera temporada. De momento hay muy buenas críticas y el feedback con los periodistas y críticos cinematográficos y de televisión está siendo inmejorable". 

La serie puede verse de un tirón. Como señala Javier Gutiérrez: "Es maravilloso que los capítulos sean cortos. Lo que no se puede hacer es capítulos de setenta, ochenta minutos como se hacía hace años en las cadenas generalistas, con cortes de publicidad de diez, quince minutos. Es un coitus interruptus continuo que hace que el espectador desenganche o desintonice constantemente. En el mundo de la comedia todavía mucho más que en el drama se necesitan esos episodios que dejan al espectador con ganas de más. En una serie como esta, con un ritmo tan vertiginoso, sientes deseos de que te cuenten más cosas, creo que los treinta minutos son ideales para devorar la serie, que te puedes ver los seis capítulos de una sola sentada".

"Siento nostalgia y añoranza de esa época. Hoy vamos con el bozal puesto"

A pesar de centrarse en una rivalidad malsana, la serie consigue reproducir la pasión profesional y la intensidad de los años noventa. "Siento nostalgia y añoranza —señala al respecto Javier Gutiérrez—. Parte de esa España forma parte evidentemente de mis recuerdos, del chaval que vino a Madrid a estudiar interpretación desde el norte de España, desde una ciudad pequeña como Ferrol y venía con muchísimas ganas de ser actor, pero también hice mis pinitos como periodista deportivo". 

Y no es el único, añade: "Hoy estaba escuchando a compañeros que trabajan en la radio, desde Gemma Nierga a otros compañeros de emisoras deportivas y hablaban de esa época con nostalgia y decían palabras como felicidad o libertad, quiero decir, que hay cierta añoranza de una forma de hacer periodismo y radio con una autenticidad que creo que a día de hoy no se hace. Hoy vamos con el bozal puesto, quizá, por las redes sociales, por un mundo que nos ha obligado a ser políticamente correctos por el qué dirán, porque dices cualquier cosa y en medio segundo ya está en las redes y ya hay gente opinando y emitiendo juicios. Eso ha hecho que seamos menos auténticos, para bien y para mal". 

Entre los numerosísimos proyectos que tiene el actor, destaca uno especialmente: "Tengo por estrenar La hija, de Manuel Martín Cuenta, con el que voy a repetir después de El autor. Va a ser, espero y deseo, una de las grandes sorpresas de la temporada que viene, porque lo merece. Creo que Martín Cuenca es uno de los grandes cineastas de nuestro país y ha hecho quizá su mejor obra". Además tiene pendiente otro estreno cinematográfico, Feroz, "una película que mezcla el thriller con el humor negro muy bien en la línea de Tarantino" anuncia, y dos proyectos teatrales en marcha, actualmente Principiantes, basada en unos relatos de Raymond Carver y Los santos inocentes de Delibes, versionada para el escenario para el año que viene. Entretanto, vale la pena acercarse a su aproximación al hiperbólico José María García.

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2021 - 22:12 h

Descubre nuestras apps

stats