La portada de mañana
Acceder
El Gobierno quiere que las empresas garanticen la salud mental de sus trabajadores
España duplica la ejecución de los fondos europeos hasta alcanzar el 43,1%
Opinión - Las mentiras que nos tragamos, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Docentes y familias insisten en la "incertidumbre" ante el nuevo curso escolar

Un aula de un colegio público.

EFE

Madrid —

0

A tres meses del nuevo curso escolar, una parte importante de la comunidad educativa, la que representan los docentes y las familias, coinciden en expresar la "incertidumbre" que sienten a pesar de las medidas que van anunciando en los últimos días el Ministerio de Educación y las consejerías del ramo.

"Hay incertidumbre, pero lo que está claro es que los padres no aceptaremos que en septiembre los alumnos no vayan de forma presencial al colegio, y para eso hay que poner todos los medios", afirma a Efe Camilo Jené, portavoz de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa).

Una vuelta presencial que sí ha asegurado la ministra de Educación, Isabel Celaá, tras reunirse ayer jueves con las comunidades, con las que ha acordado un documento de catorce puntos, que no firmó Madrid y País Vasco.

Las familias, como recalca también desde la Cepaa su presidenta, Leticia Cardenal, confían en que las medidas de las autoridades sanitarias sean "las que hay que cumplir", aunque temen que haya diecisiete protocolos distintos, uno por autonomía, de vuelta al cole, "como ocurre en otras muchas cosas".

Una idea compartida por el secretario general de la Enseñanza de CCOO, Francisco García, que dice a Efe que "todos" los alumnos, "vivan donde vivan" tienen derecho a unos "planes iguales" y a una "vuelta segura.

"El principal reto es conseguir la mayor presencialidad", argumenta García, preocupado por el cambio de opinión en las medidas: principio se habló de un máximo de 15 alumnos por clase, luego de 20 en algunos grupos y el resto con las ratios de siempre (25 en Primaria, 30 en Secundaria y 35 en Bachillerato).

También se habló de una distancia de seguridad de 2 metros y ahora de 1,5 metros, recuerda.

"Hace falta financiación" para aplicar muchas de las medidas de seguridad e higiene que se pide en los centros, alega García, cuyo sindicato habla de más profesorado y un plan de financiación de más de 7.000 millones de euros para este curso.

En cuanto a que los propios centros deban elaborar protocolos, como recomienda Sanidad, CCOO afirma que no tienen esa responsabilidad, ya que existen los servicios de prevención y los comités de seguridad y salud.

Asimismo, critica que se fije limpiar una vez al menos los centros, cuando eso es lo normal sin la pandemia, o al menos tres veces los baños, cuando en muchos colegios e institutos hay más de 500 alumnos que hacen uso de los mismos.

Por último, García cree que la postura de la comunidad madrileña es de "desgaste" hacia el Gobierno central y que ahora "se le hace grande cumplir los requisitos" de ratios o número de docentes.

Para STES, la reunión entre Celaá y las comunidades solo ha aportado "muchas incertidumbres, la insolidaridad de dos comunidades y la constatación, una vez más, que el actual Ministerio no es capaz de establecer criterios permanentes que sean asumidos" por todas las autonomías.

"Las medidas que se plantean parecen razonables", en general, comenta por su lado UGT, pero las de tipo sanitario, seguridad en el trabajo y prevención de riesgos laborales "deben contar con un presupuesto propio para poder ser implementadas en los centros".

"No debe ser el personal docente el que se encargue de ser el referente para la covid-19, sino que se debe incorporar personal sanitario", asevera.

Precisamente, la Organización Colegial de Enfermería ha demandado que se cuente con las enfermeras escolares a la hora de preparar la reincorporación de los alumnos porque ellas "pueden asesorar y ayudar en el diseño de los protocolos para salvaguardar la salud de toda la comunidad educativa".

Los colegios privados de la Asociación de Colegios Privados e Independientes (Cicae) han valorado "la flexibilización de medidas para garantizar la máxima presencialidad de la educación" y que haya una "ruta definitiva" para que los colegios concluyan su plan de desescalada con éxito y los alumnos no se vean más afectados de lo que supone haberlos alejado de las aulas estos meses.

MEDIDAS DE EDUCACIÓN Y SANIDAD

Entre los catorce puntos propuestos por Educación a las comunidades se encuentra el hacer hincapié en la presencialidad, seguir las indicaciones de Sanidad, recuperar los aprendizajes imprescindibles no alcanzados, fomentar el trabajo colaborativo de los docentes, que se mantenga del servicio de comedor o planes de cooperación.

Y el protocolo entre Sanidad y Educación señala la posibilidad de crear grupos estables o "burbuja" de un máximo de 20 alumnos en las clases de niños hasta 10 años (hasta cuarto de Primaria), con uno o dos docentes, sin necesidad de llevar en el aula mascarilla o guardar la distancia de 1,5 metros.

A partir de quinto de Primaria los alumnos tendrían que guardar esa distancia, llevar mascarilla (no cuando se esté en el pupitre), los centros deben aprovechar todos los espacios, que se puedan usar las aulas como comedor y se prioricen las actividades en el exterior.

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2020 - 16:24 h

Descubre nuestras apps

stats