eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Personas con discapacidad denuncian que los patinetes les están expulsando del espacio público

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad exige una normativa estatal porque motos, patines y bicis compartidas aparacadas en la acera limitan su movilidad

"Están expropiando el espacio público, hay gente que le está cogiendo miedo a salir a la calle", explican representantes de estos colectivos

Concentración del Cermi que exige una regulación estatal del uso de los patinetes, frente al Ayuntamiento de Madrid.

La concentración del Cermi, frente al Ayuntamiento de Madrid.

"La gente, sobre todo determinados colectivos, está cogiendo miedo a salir a la calle. Nos están echando del espacio público". Para Luis Miguel López, secretario general del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) de Madrid, salir a la calle es cada día un poco más complicado.

Patinetes aparcados en las aceras de cualquier manera, bicicletas o motos eléctricas de uso compartido pueblan las calles de las grandes ciudades, dificultando la movilidad de los transeúntes. Más si, como es el caso de López, son ciegos.

Como López, personas ciegas, con movilidad reducida, sordas y sordociegas, con otras discapacidades o sin ninguna se han plantado hoy en la madrileña plaza de Cibeles, frente al ayuntamiento de la capital, para denunciar que les están "expulsando de las calles" y que están sufriendo un retroceso en sus derechos tras unos años en los que la tendencia se había invertido y estaban empezando a ganar espacios públicos.

"Protestamos por la proliferación de patinetes por toda España", explicaba Óscar Moral, presidente del Cermi, cuando conseguía hacerse oír entre el ruido de pitos que acompañaba la concentración. "Exigimos a la DGT una regulación normativa estatal, y allá donde ya exista, como en Madrid, que se cumpla. Por ejemplo, Madrid ha obligado a las empresas a retirar los patinetes, pero no lo han hecho. Conste, de todos modos, que no es una protesta contra este Ayuntamiento", aclaraba el posible equívoco por celebrarse en su puerta, pero "nos están expropiando el espacio público y poniendo en peligro nuestra seguridad", argumentaba.

Concentración del Cermi que exige una regulación estatal de los patinetes, frente al Ayuntamiento de Madrid.

"El objetivo, además de la denuncia, es que se visualice el problema", contaba Juan Carlos Martínez. "Yo soy responsable de redes sociales de la Fundación Once y cada día nos llegan quejas y fotos de patinetes mal aparcados que entorpecen la movilidad. Y ya bastante odisea es moverse por Madrid entre obras, barreras arquitectónicas, etc.", zanjaba.

"Queremos que ellos cambien de hábitos"

¿Están los patinetes y otros elementos similares provocando cambios de hábitos entre ciertos colectivos? "Lo que queremos es que sean los usuarios de estos vehículos los que cambien de hábitos", responde rápidamente Martínez.

Pero, aunque guste poco, sí que está pasando. "La gente mayor sale con miedo a la calle. Es frustrante, recibimos quejas a diario de personas ciegas que se han tropezado con alguno de estos objetos y se han caído. Los patinetes suponen una dificultad muy grande porque no se oyen", explica López.

Una dificultad especial para los ciegos, pero no solo para ellos. "Es una vergüenza lo de los patinetes", explicaba María, una transeúnte que se ha encontrado la protesta mientras pasaba por la zona y ha considerado que merecía su apoyo. "Vivo en un barrio con aceras estrechas en muchas calles y la gente no respeta nada, los dejan tirados en la mitad de acera y te tienes que bajar a la calzada... si puedes", relataba.

Porque aunque en algunas ciudades, como Madrid, su uso y por dónde pueden circular se ha regulado, son muchas las quejas de que no se cumple. Los usuarios no se ven con seguridad para circular entre el tráfico y acaban haciéndolo por las aceras, igual que algunos ciclistas, pese a que está prohibido.

"No respetan nada", lamentaba Ramón Hernández desde su silla de ruedas. "El otro día en la calle de Alcalá bajaban dos señoritas en patinete a una velocidad considerable y tuve que apartarme yo para que pasaran", contaba. "Los aparcan en las aceras, en las rampas de acceso a las paradas del autobús o los pasos de cebra", lamenta.

Tras una hora de protesta, la concentración empieza a disolverse. Los presentes discuten sobre movilidad y normativa. Como el resto de ciudadanos, muchos no tienen claros ciertos aspectos sobre la regulación de los patinetes en Madrid.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha