eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El número 2 del PSOE de Andalucía respalda por primera vez la abstención a Mariano Rajoy

Juan Cornejo manifiesta que "personalmente" no le gustan otras estrategias que no sea la de "ir de frente y por derecho", en referencia a la posibilidad de que se opte por otras vías como el préstamo de 11 escaños

Subraya que él entregaría el acta de diputado si no estuviera dispuesto a acatar lo que decida el Comité Federal del PSOE porque "lo democrático" es cumplir el mandato de la mayoría de este órgano

137 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Cornejo asegura que el no a Rajoy "no ha variado" y advierte a PP y Podemos que el PSOE "resurgirá con más fuerza"

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha hablado este lunes por primera vez sin rodeos de la necesidad de que el partido se abstenga para que permitir que gobierne Mariano Rajoy y de que todos lo respeten, si finalmente es la voluntad de la mayoría del Comité Federal del PSOE, que en principio se reúne el domingo, por lo que ha abierto la puerta de salida a los diputados que no estén dispuestos a acatar lo que se decida. "Personalmente, no estoy por el no", ha subrayado, para continuar: "No descarto la abstención si es la fórmula mayoritaria para que no haya terceras elecciones generales [...] No me produce urticaria la palabra abstención".

En este sentido, de nuevo recalcando que es una opinión a título particular, ha rechazado que se busquen mecanismos que no sean una posición en bloque de todo el grupo parlamentario: "No me gustan otras fórmulas que no sea la de ir de frente y por derecho, sin buscar caminos cortos", ha expresado en referencia a una de las posibilidades que hay sobre la mesa y que es que únicamente se facilite la investidura con los 11 diputados del PSOE que necesitaría el PP, ya sea porque esa cifra se abstenga o ya sea porque se ausente de la sesión de investidura. 

Por ello, ha animado a los que vayan a romper a disciplina de voto -como por ejemplo han avisado desde el PSC- a entregar sus actas de diputados, "porque se presentaron en una candidatura", y de nuevo ha matizado que es lo que él "haría". Ésta es precisamente una opción que sopesa el exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien dimitió el pasado 1 de octubre tras perder la votación para convocar ya el congreso de elección del liderazgo del partido sin que todavía se hubiera solventado la investidura.

Tras recordar que han sido elegidos diputados por unas listas que "precisamente aprobó el Comité Federal del PSOE", Juan Cornejo ha insistido en la necesidad de que todos respeten los acuerdos del principal órgano entre congresos del partido. "Si uno participa en el órgano tiene que cumplir la decisión de la mayoría. No sólo si sale abstención, sino también si sale no", ha puntualizado, porque es "lo democrático".

El número 2 del PSOE-A ha evitado confirmar que ésta sea la posición de la dirección de la federación más numerosa del partido, que hace un mes ponía como condición que Mariano Rajoy diera marcha atrás para plantearse la abstención, pero sí ha precisado que con los que ha "hablado" no le han manifestado lo contrario. "En el PSOE-A ha habido unanimidad en no terceras elecciones generales, sin entrar en más matices. Estamos concretando la fórmula", ha convenido, pero consciente de que la única es la de la abstención. 

En todo caso, al contrario que para el pasado 1 de octubre, no está previsto que esta vez se convoque el Comité Director del PSOE-A previamente para llevar una resolución y por tanto escenificarse con una posición cerrada de cara a dicho debate. "No es trata de decidir si vamos o no a un congreso, sino de una posición política que históricamente la ha adoptado la dirección del partido y en este caso lo hará el órgano entre congresos", ha justificado.

Igualmente, ha pedido que todos los que vayan a la próxima reunión en Ferraz lo hagan "respetando" dicho órgano. "No entiendo que alguien no vaya a otra cosa que no sea debatir. Pretendo convencer de aquí al sábado para que el acuerdo sea muy mayoritario", ha comentado, haciendo un esfuerzo por incidir en la pedagogía en la que se han afanado los partidarios de la abstención para que se entienda en una formación que está muy dividida con respecto a este asunto. Por ello ha defendido que "una vez más el PSOE se convierte en la centralidad política, que no ideológica, de las decisiones que se deben adoptar para el futuro de este país". Para volver a abundar en que es un mal menor: "Con la composición actual de las Cortes Generales, el PSOE es decisivo en todas las políticas porque su representación haría valer, de acuerdo con los compromisos con el resto de partidos, su poder para llevar a cabo políticas de cambio para este país". Para remarcar: "Si uno no puede presentar una alternativa, tan importante es gobernar como liderar una oposición, y lo dijimos desde el primer día". 

Es más se ha remontado a la posición del PSOE-A desde las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, después de las cuales cabe recordar que su secretaria general, Susana Díaz, dijo que los ciudadanos habían puesto a los socialistas "en la oposición", por lo que no habría siquiera la posibilidad a que se intentara una alternativa, como luego sí hizo Pedro Sánchez, que fracasó y por tanto se convocaron de nuevo comicios el 26 de junio. "Hemos mantenido desde el principio una posición clara. Comprendíamos dos cuestiones fundamentales: la primera, que este país no puede ir a unas nuevas elecciones generales por no cumplir los políticos sus obligaciones tras la emisión del voto por dos ocasiones, y segundo, cuando uno no tiene capacidad de presentar una alternativa, no puede estar bloqueando permanentemente", ha argumentado para sostener por qué apoya la abstención.

La recogida de firmas "no va a ningún lado"

En otro orden de cosas, Juan Cornejo se ha pronunciado respecto a la campaña de recogida de firmas liderada por el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez, y que ya lleva casi 75.000, para exigir la convocatoria ya del congreso para elegir la dirección de un partido que está mandado por una gestora desde la salida de Pedro Sánchez y su equipo. 

"No van a ningún lado porque ya está convocado el congreso", ha subrayado, remitiéndose a lo acordado el pasado 1 de octubre. "Sólo hay que fijar la fecha. La gestora ha sido elegida para eso. La investidura le ha pillado en medio", ha proseguido convencido de que esta campaña va a "decaer". El hecho de que los promotores, que quieren reunir las firmas de la mitad más uno de los afiliados para exigir la convocatoria del cónclave, insistan en la necesidad de no dilatar los plazos para ello, Juan Cornejo le ha restado importancia a la fecha.

"¡Qué más da un poco menos! Lo importante es que mejoremos", ha opinado, pese a que es aquí donde está la clave de la cuestión porque los que se han movilizado en esta campaña temen que se dejen pasar los meses para que la convocatoria sea a medida de los intereses del aparato del partido. Con ello, ha intentado esquivar las críticas de los que aseguran que el congreso tardará meses en convocarse, como vía también para permitir que Susana Díaz se recupere del desgaste en su imagen que ha sufrido con esta crisis  y gestiona su relevo en la Junta de Andalucía, de cara a su intención de liderar el partido, mientras Pedro Sánchez, quien tras su dimisión dijo que se presentaría a las primarias, va cayendo en el olvido y con ello las opciones de que se anime.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha