eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El Síndic constata "agravio comparativo" a estudiantes andaluces y catalanes por el retraso de las becas MEC

El Defensor del Pueblo de Cataluña insta a las administraciones a cambiar la gestión de estas ayudas al estudio al llegar a las familias "prácticamente finalizado el curso académico"

Advierte de que este "retraso" frustra el principio de igualdad de oportunidades en el ámbito de la educación universitaria

- PUBLICIDAD -
Sindic

La tardanza en el cobro de becas del Ministerio de Educación en Andalucía y Cataluña tiene respuesta por parte del Síndic de Greuges (el Defensor del Pueblo catalán), que ha constatado el "agravio comparativo" que supone para estudiantes y familias de ambas comunidades autónomas el hecho de que perciban con "retraso" las ayudas económicas al estudio que concede el Gobierno de España a los alumnos que cursan estudios postobligatorios, no universitarios o universitarios.

En una carta de respuesta a una de las madres afectadas, Encarnación Romero, de Almería, el Síndic constata que "la fecha de percepción por el estudiante de las ayudas estatales que le corresponden para realizar sus estudios ese mismo curso se retrasa hasta casi finalizado el curso" por el hecho de cursarlos y tener el domicilio en Cataluña o Andalucía. Ambas comunidades tienen suscritos convenios para gestionar estas 'becas MEC', únicamente las no universitarias en el caso de la comunidad andaluza.

Según la carta, la "situación de iniquidad y retraso en la percepción" de las ayudas al estudio "persisten en Cataluña y también en Andalucía", recordando el Síndic que ya abrió una actuación de oficio al respecto en mayo de 2014, sin que hasta el momento se haya solventado el asunto.

"El Síndic no sólo está preocupado por el posible agravio comparativo que hayan podido sufrir los estudiantes universitarios y no universitarios catalanes respecto al resto de estudiantes españoles, excepto los no universitarios residentes en Andalucía, en recibir más tarde el importe de las becas de carácter general universitarias y o universitarias, sino también y sobre todo por el hehco de que estas ayudas lleguen a las familias de estos estudiantes una vez ya prácticamente ha finalizado el curso académico, cuando los gastos para los que estaban previstas ya se han sufragado a pesar de haberse demostrado que no eran asumibles por sus familias", resume el defensor.

Las ayudas "están configuradas para avanzar en la equidad en el acceso y continuidad y hacer posible el principio de igualdad de oportunidades en el ámbito de la educación universitaria" y, "si las ayudas concedidas las reciben los alumnos y familias que las necesitan a partir del mes de abri del año siguiente a haber empezado el curso académico, estas finalidades se ven frustradas".

Replantear el convenio

"Entiendo que conociendo y evidenciando la existencia de este agravio comparativo, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, así como también la administración competente catalana, deben poner su esfuerzo en avanzar en el pleno ejercicio de las competencias en la gestión de las becas por parte de las comunidades autónomas tal y como está previsto por el Real Decreto 1721/2007, o bien replantear el contenido o la ejecución del convenio suscrito para la gestión de las becas para que los impedimentos y trabas administrativas y de gestión existentes actualmente que ocasionan este retraso en el pago de las becas se vean compensados o aminorados mientras no se avanza en el primer sentido".

Ya la Defensoría del Pueblo a nivel nacional se hizo eco del asunto. "No se debería mantener un sistema que retrasa hasta casi finalizado el curso académico la fecha de la percepción por el estudiante de las ayudas estatales que le corresponden para realizar estudios ese mismo curso, por el hecho de cursarlos y tener su domicilio familiar en Andalucía o en Cataluña", indica en una respuesta a un alumno, publicada íntegramente en el portal especializado creado al efecto www.dudasbecas.mec.

En dicho portal también se explica, según refiere Encarnación Romero, cómo han rebajado un 10% el importe de las becas a los no universitarios y se ha subido sobre un 5% a los universitarios. "O sea, que las flores que se pusieron de subida de becas en realidad ha sido un traspaso de unos a otros y encima no equitativo, por lo que se han quedado una buena pasta sin entregar", lamenta esta afectada.

"Ni siquiera la cuantía menor de variable que el Ministerio calculaba en su simulador para estudiantes no universitarios ha sido finalmente la que han recibido pues ha sido incluso inferior a dicha cuantía. No han entrado dichos importes en las horquillas; se ha quedado por debajo de la mínima", explica el portal especializado en esta cuestión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha