eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Por qué le llaman centro cuando quieren decir de derechas

- PUBLICIDAD -

Hay dos afirmaciones que siempre han servido para conocer la posición ideológica de un interlocutor. Dos afirmaciones que se hacen desde la aparente neutralidad ideológica pero que finalmente desvelan que detrás del que las dice hay una persona con fuertes raíces conservadoras. Estas son “todos los políticos son iguales” y “yo no creo ni en la izquierda ni en la derecha, soy de centro”. En el 95% de los casos, los autores de esas frases suelen tener, en realidad, actitudes y comportamientos de derechas.

Me sorprende el pudor que en los últimos años ha surgido para admitir que existen políticas de izquierdas y políticas de derechas. Me sorprende que las nuevas formaciones que quieren acabar con el supuesto bipartidismo tradicional para suplantarlo por otro, se avergüencen o traten de ocultar su posición ideológica con eufemismos como “los de arriba y los de abajo” o como “venimos a reivindicar el centro político”. ¿De qué se avergüenzan? En realidad, es una medida estratégica para captar el voto de muchos votantes indefinidos políticamente y que huyen de las etiquetas.

Es cierto que los españoles se identifican ideológicamente en el espectro del centro-izquierda político. Y digo que una cosa es buscar la centralidad política, y otra es ser de centro. No, no hay centro. Hay políticas económicas de izquierdas como las hay de derechas. Por no hablar del modelo social de unos u otros. La clave está en que al gobernar, se sea capaz de gobernar para todos.

Ahora a nivel nacional hay quien se reivindica continuamente de centro cuando en realidad, cuanto más sabemos de ellos, más neoliberales nos parecen. Basta con analizar algunas de las propuestas “estrella” de Ciudadanos. Muy centradas, desde luego, no parecen: Ciudadanos propone el CONTRATO ÚNICO, eliminando el contrato fijo indefinido y convirtiendo a todos los trabajadores en trabajadores temporales y precarios. Plantea copagos en Sanidad y Educación, y que los inmigrantes sin permiso de residencia tengan limitado el acceso a las urgencias médicas, al igual que los menores y las mujeres embarazadas. También propone una subida del IVA del 4% al 7% en los productos de primera necesidad, algo a lo que ni siquiera se atrevió el Partido Popular. Y además quiere eliminar las rentas mínimas contra la pobreza para reemplazarlas por un complemento salarial anual garantizado, que excluye a desempleados de larga duración y personas en exclusión social.

Estas medidas no son de centro. Estas medidas son muy, pero que muy de derechas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha