eldiario.es

Menú

La negligencia sufrida por treinta niños retoma el debate de las derivaciones a la sanidad privada

El Sescam ha hecho frente a las denuncias de negligencia en intervenciones privadas señalando que ha gastado en este tipo de derivaciones un 39% menos que el anterior gobierno socialista.

Los padres de los niños que han denunciado las negligencias médicas han señalado situaciones verdaderamente dramáticas, que incluyen la posible extirpación del testículo de uno de los pacientes.

- PUBLICIDAD -
Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca. Foto: Las Noticias de Cuenca

Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca. Foto: Las Noticias de Cuenca

El servicio de salud de Castilla-La Mancha hizo público esta semana un comunicado en el que afirmaban que la derivación de pacientes a clínicas privadas o concertadas ha bajado considerablemente, en relación al anterior Gobierno socialista. En concreto, señalan que se trata de un 39% menos de los 104 millones que aseguran se gastó el PSOE durante 2010 en lo mismo. Manifestaban también así su “sorpresa” ante las exigencias del portavoz de Sanidad socialista, Fernando Mora, de paralizar las derivaciones a clínicas privadas.

Por otro lado, el Sescam ha señalado que la reducción de las listas de espera, que el público no puede corroborar en los recursos que ofrece el servicio, se debe a una gestión “más eficaz y eficiente” de los recursos propios, como han subrayado. Todo, afirman, se debe al “buen hacer” de los profesionales que forman este Servicio. De hecho, han asegurado que todas las operaciones realizadas, en hospitales públicos y “a través de conciertos externos” siguen rigurosos estándares de calidad, buscando “la seguridad y el bienestar del paciente”. El Sescam ha subrayado el caso del Hospital La Milagrosa donde dan como muestra de su calidad, “donde han sido intervenidas importantes personalidades de nuestro país”.

Los padres que han denunciado negligencias del Hospital La Milagrosa en Madrid en las operaciones de sus hijos han coincidido en que no volverían a aceptar los servicios de un centro privado, después del trato que han recibido. Las palabras y adjetivos que han usado incluyen términos tan impactantes como “carnicería” o “ganado”, más allá incluso de los problemas a los que se enfrentan después de las intervenciones que no han resultado exitosas. Las familias que se han unido a la denuncia llegan ya a 25, desde la mayoría de las provincias de la región. Las derivaciones al Hospital denunciado alcanzan los 425 pacientes pediátricos entre diciembre y enero. El centro ha admitido que las complicaciones se pueden presentar, como en cualquier operación. El Consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz no se ha pronunciado al respecto, pero el portavoz del Gobierno regional ha señalado que el Sescam está investigando la situación.

La derivación del Servicio de Salud regional a clínicas privadas en otras Comunidades Autónomas, como Madrid, Murcia o la Comunidad Valenciana ha sido criticada de forma reiterada por la oposición, los sindicatos y las distintas Plataformas de la región. La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca acusó este invierno al Sescam de derivar pacientes a la Clínica Recoletas de la capital conquense, derivaciones que fueron conformadas por el Servicio regional. El colectivo de profesionales señaló que era una “irresponsabilidad” de los dirigentes, al asegurar las actividades dentro del Hospital público se han ido reduciendo, y que la Gerencia debería habilitar “terceras camas” en vez de acudir a centros fuera del espectro público.

Algo en lo que coinciden gran parte de las denuncias, tanto de la oposición como de los pacientes que han dado voz a su situación, es que se ven forzados a aceptar la derivación. De no actuar en este sentido, los pacientes podrían llegar a ser susceptibles de simplemente desaparecer de la lista de espera del tratamiento en cuestión o a esperar tiempos que llegan hasta los dos años. Esto no sólo lo ha señalado Fernando Mora, portavoz de Sanidad del PSOE en las Cortes regionales, sino también diversos casos de denuncia particulares a lo largo de la legislatura, que también han sido respaldados por el sindicato Comisiones Obreras, tal como informó El País en febrero de 2014.

La reivindicación de la sanidad pública es una de las luchas a las que se enfrentan los profesionales del sector: la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Toledo ha hecho un llamado esta semana para todos los partidos, excepto el PP, para suscribir un pacto que garantice la sanidad regional pública. En este sentido, el colectivo ha explicado que han dejado fuera el Partido Popular precisamente por sus políticas de recortes y privatización, además de las constantes negativas que ha recibido la iniciativa al solicitar reuniones para exponer sus propuestas.

La Plataforma ha señalado que el modelo de gestión que ha llevado a cabo el Gobierno de María Dolores de Cospedal ha dejado la sanidad regional hecha un “barbecho”, además de “endeudar de por vida a la economía regional” en su “afán de privatizar la gestión de este servicio”. Entre las reivindicaciones que reclaman en este pacto es que el personal sanitario alcance realmente las cifras adecuadas, lo que implicaría recuperar miles de plazas que han sido amortizadas durante los últimos años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha