eldiario.es

Menú

La AVL advierte que la Ley de Señas vulnerará el Estatut si niega la unidad del valenciano con el catalán

La ley que aprobó en solitario el PP vaciaría de competencias a la Acadèmia Valenciana de la Llengua, que según el consell "no es una academia"

- PUBLICIDAD -
Alberto Fabra Ramón Ferrer AVL

Alberto Fabra, Presdient de la Generalitat, y Ramón Ferrer, presidente de la AVL

La Academia Valenciana de la Lengua (AVL) ha advertido que la nueva Ley de Señas de Identidad, impulsada y aprobada en solitario por el PP, vulnerará la Constitución Española y el Estatut de Autonomia si no respeta los criterios de la Academia, la cual recoge el criterio científico de que el valenciano pertenece al ámbito lingüistico del catalán. Esto contrastaría con el hecho de que la nueva ley abriria a dar oficialidad a dos ortografías diferentes de valenciano: la científica y la que deifienden los secesionistas.

Dos días después de que el PP aprobara la polémica ley, con plante incluído de laoposición, la AVL ha recordado que "tanto la Ley de Creación de la Academia Valenciana, como el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana, consagran a la AVL como la única institución normativa" del valenciano. Así mismo recuerda que la ley establece que la normativa lingüística de la AVL "es de aplicación obligatoria a todas las instituciones públicas y entidades privadas que cuentan con financiación pública, el sistema educativo y los medios". Por lo tanto advierte que "cualquier aplicación o interpretación de la Ley de Señas que no respete las resoluciones de la AVL en materia de lengua vulneraría el bloque de constitucionalidad en el cual se inserta nuestra norma institucional básica, el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, y la ley de mayoría cualificada que regula nuestra institución estatutaria".

La AVL además recuerda que esta institución nació para poner fin a los enfrentamientos politizados por la lengua. Así destaca que el Consell Valencià de Cultura (CVC) emitió un dictamen el 17 de julio de 1998, incorporado como preámbulo de la Ley de Creación de la Academia Valenciana de la Lengua, reclamando que "la cuestión de nuestra lengua sea sustraída a partir de ahora al debate partidista cotidiano y acontezca así el objeto de un debate seré entre los partidos para llegar a los consensos más anchos posibles. Al final de ese camino ganará nuestra lengua, que quiere decir ganar todos los valencianos".

No obstante la recuperación de la batalla de la lengua por parte del PP lo ha llevado a intentar vaciar de competencias a la AVL, llegando a caer en contradicciones cuando afirmó que la Acadèmia Valenciana de la Llengua en realidad "no es una academia", según palabras de la propia consellera de Cultura y portavoz de la Generalitat.

Por otro lado la AVL también ha reprochado al Consell de Alberto Fabra que el 18 de noviembre de 2014 pidió el texto del anteproyecto de la Ley de Señas "con objeto de poder pronunciarse respecto a esta iniciativa legislativa". Pero ante esta petición "lamentablemente, a diferencia otros proyectos normativos del Gobierno valenciano –cómo es el caso, por ejemplo, de los relativos a la enseñanza del valenciano–, nuestra petición fue desatendida". Esta actitud, afirman, "ha impedido que el Gobierno valenciano pueda conocer las consideraciones de la AVL sobre el anteproyecto de Ley de Señas antes del inicio de la tramitación parlamentaria".


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha