eldiario.es

Menú

Fabra no logra cazar al 'topo'

Se han realizado doce 'interrogatorios' a funcionarios, grabadas previo consentimiento del personal entrevistado, para delimitar quienes "no tienen nada que ver con este asunto"

La Junta de Personal explica que esto ha provocado un ambiente "enrarecido" entre los trabajadores, que han sido tratados como "sospechosos" y puesto en entredicho su honorabilidad

- PUBLICIDAD -
Multa de 150 euros a Fabra al no pagar la Generalitat unas costas procesales

El President de la Generalitat, Alberto Fabra

Doce 'interrogatorios' después -las entrevistas finalizaban este miércoles-, nada se sabe todavía del ' topo' del Palau, responsable de las filtraciones que en los últimos tiempos están atacando la imagen del President Fabra y su mujer de confianza, Esther Pastor. Si primero fueron cuestiones como la contratación de un ' coach' para el Molt Honorable o el ascenso de un cocinero a asesor, el ' topo' la tomó después con Pastor, de quien desveló sus gastos en hoteles en Madrid y hasta su lista de la compra, alcohol incluido, cargado todo ello a las cuentas de Presidencia, que justificó el gasto.

Esta circunstancia, que provocó la reacción de la oposición pidiendo la comparecencia en Corts del vicepresidente Císcar para explicar lo sucedido con estos gastos, "no le quita el sueño" al President, que sin embargo inició una campaña para interrogar a los funcionarios que pudieran tener acceso a la información susceptible de ser hecha pública.

La Junta de Personal de los Servicios Centrales de la Generalitat, tras denunciar estos interrogatorios -entrevistas grabadas con audio y vídeo previo consentimiento firmado de los interrogados, según confirmaba el propio President- se ha entrevistado con el subsecretario de la conselleria de Presidencia, Rafael Sánchez Pellejero, quien les ha asegurado que se han cumplido todos los requisitos legales de los expedientes informativos o informaciones reservadas, según informaba Europa Press.

Este proceso, según apuntaban desde la Junta, ha provocado un ambiente "enrarecido" entre parte del personal de la conselleria, que entiende que ha sido tratado de "sospechoso" y que se ha "puesto en entredicho su honorabilidad", un "mal ambiente" que Sánchez Pellejero ha atribuido a al 'filtrador' que "haya llevado esa información a la prensa", al tiempo que apuntaba que "la voluntad -de los 'interrogatorios'- era otra, delimitar las personas que no tienen nada que ver con este asunto".

"Persecución"

Todas estas filtraciones -una de ellas, cuando se hizo pública la nómina de Fabra, provocó la presentación de una denuncia ante Fiscalía que ha sido admitida a trámite- están mermando la imagen del President y generando gran malestar en el Consell, donde ven " intereses ocultos" y una " persecución" para dejar al Consell "a los pies de los caballos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha