eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Hungría detiene a 519 refugiados por cruzar de forma ilegal su frontera

Desde este martes el simple cruce ilegal de la frontera es un delito en Hungría, castigado con penas de hasta cinco años de cárcel

Se han abierto procedimientos penales en 91 casos por cruce ilegal de la frontera, castigado con un máximo de cinco años de prisión

- PUBLICIDAD -
Los primeros refugiados empiezan a desviarse desde Serbia a Croacia

Un niño de origen Serbio observa cómo la policía húngara bloquea una calle que conecta la frontera del país con Serbia, martes 15 de septiembre. /EFE.

La Policía húngara informó este miércoles de que ha tomado "diferentes medidas" contra 519 refugiados por haber cruzado ilegalmente la frontera desde la medianoche del lunes al martes, cuando cerró su línea divisoria con Serbia y comenzó a aplicar la ley que penaliza con cárcel la entrada irregular en el país.

Se han abierto procedimientos penales en 91 casos por cruce ilegal de la frontera, castigado con un máximo de cinco años de prisión, informó en rueda de prensa György Bakondi, asesor de Seguridad Nacional del Gobierno.

Desde ayer el simple cruce ilegal de la frontera es un delito en Hungría que puede ser penalizado con entre uno y tres años de cárcel, y se si hace armado o se daña la valla construida para detener a los inmigrantes hasta con cinco años.

Algunos de los juicios comenzarán hoy mismo, anunció Bakondi. Se espera que los acusados sean condenados a prisión condicional y expulsados del país.

En los días previos a la entrada en vigor de la ley, habían llegado a Hungría varios miles de personas cada día.

Los refugiados que llegan a la frontera húngaro-serbia, esperan entre los dos países a poder entregar sus solicitudes de asilo ante las autoridades de Hungría. Centenares de refugiados pasaron la noche allí y después de que ayer hubo protestas de inmigrantes que pedían poder entrar en territorio húngaro, esta mañana la situación estaba tranquila, según informó hoy el portal "index".

En las últimas 16 horas 94 refugiados han presentado ante las autoridades húngaras solicitudes de asilo, entre ellos sirios, afganos, somalís y 13 menores. Hasta el momento ninguno ha recibido ese estatus, mientras que en 18 casos se han rechazado las peticiones y los solicitantes serán expulsados a Serbia.

El Gobierno húngaro declaró el estado de crisis en dos provincias que lindan con Serbia "debido a la situación causada por la migración masiva", según el portavoz del Ejecutivo, Zoltán Kovács.

El estado de crisis durará medio año (con la posibilidad de prorrogarlo) y en ese tiempo el Gobierno puede intensificar los controles fronterizos, y la Policía y el Ejército asumir las tareas de registrar a los solicitantes de asilo.

Ante el cierre de la frontera, los primeros grupos de refugiados empezaron a desviarse anoche desde Serbia hacia la frontera con Croacia, a donde pretenden entrar para seguir su viaje hacia Eslovenia, para llegar a Austria y después a Alemania.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha