eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Los gobiernos del sur de la UE piden más acuerdos con países terceros para frenar la llegada de migrantes

Los países del sur de la Unión Europea, entre ellos España, han reclamado al bloque comunitario más "ayuda" para controlar sus fronteras en la IV Cumbre celebrada este miércoles en Roma

"Estamos decididos a fortalecer nuestras asociaciones con esos países, particularmente en África", señalan en una declaración conjunta los líderes de Chipre, España, Francia, Grecia, Italia, Malta y Portugal

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha reclamado "más ayuda al control de las fronteras" del sur de Europa

- PUBLICIDAD -
Rajoy reclama a la UE más ayuda para controlar las fronteras en el sur de Europa

Rajoy reclama a la UE más ayuda para controlar las fronteras en el sur de Europa

Los países del sur de la Unión Europea, entre ellos España, han reclamado este miércoles más "ayuda" para blindar sus fronteras y han abogado por alcanzar más acuerdos con los países de origen y tránsito de migrantes para frenar los flujos de personas que cruzan el Mediterráneo en su intento de alcanzar suelo europeo, según ha informado  El País.

"Estamos decididos a fortalecer nuestras asociaciones con esos países, particularmente en África", señalan en la declaración de la IV Cumbre celebrada este miércoles con la presencia de los jefes de Estado o de Gobierno de Chipre, España, Francia, Grecia, Italia, Malta y Portugal.

Para ello, subrayan los efectos de la implementación del acuerdo entre la UE y Turquía para reducir la llegada de refugiados por el mar Egeo y celebran"el éxito en la dimensión externa de la inmigración en los últimos meses". Así, los líderes instan a "continuar con la financiación adecuada" de los instrumentos comunitarios a tal fin, como el Fondo Fiduciario de la UE para África, que  se nutre principalmente de fondos dedicados a la cooperación y a la ayuda humanitaria.

El primer ministro en funciones de Italia, Paolo Gentiloni, ha dicho que en el 2017 se lograron "resultados valiosos" en el fenómeno de la inmigración pero defendió que estos "deben ser constantemente consolidados". Durante el pasado año , las llegadas a Italia cayeron un tercio respecto a 2016 debido, entre otros factores, al apoyo de la Unión Europea a la Guardia Costera libia, que ha frenado la salida de un mayor número de embarcaciones desde las costas del país vecino.

No es la primera vez que los países europeos abogan por reforzar la "cooperación migratoria" con países terceros como Turquía, Libia, Níger, Libia, Mauritania, Marruecos o Senegal. ONG especializadas como Amnistía Internacional han rechazado en varias ocasiones lo que consideran una política europea de "externalización de fronteras" que financia a otros países "para que hagan el trabajo sucio" sin asegurar el cumplimiento de los derechos humanos.

Más "ayuda" a la UE para blindar las fronteras

Además, los siete países mediterráneos aseguraron estar "firmemente comprometidos con una política migratoria común" y urgieron al bloque comunitario un mayor apoyo en el control fronterizo. En el texto, señalan que "el papel fundamental y la carga de la protección" de las fronteras de esos Estados, que son la frontera sur europea, debe ser "reconocidas y compartidas por la UE". "Los países sureños están particularmente afectados e implicados al estar en primera fila", recalcan.

En este sentido, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha reclamado "más ayuda al control de las fronteras" del sur de Europa. "La UE debe ayudar más al control de las fronteras porque estamos en un territorio donde no se puede dejar a los estados nacionales en solitario ya que son temas de una enorme complejidad", asegura Rajoy.  De la misma forma, señaló que la UE "debe hacer un esfuerzo para dotar de más recursos a su política exterior". 

Asimismo, en la misma línea del discurso que sostiene las políticas migratorias de los últimos años, hicieron alusión a la lucha contra la trata de seres humanos. "La Unión tendrá que redoblar su lucha contra la trata de personas y las nuevas formas de esclavitud, garantizan los derechos humanos de todas las personas y protegen a los necesita protección internacional, particularmente los grupos más vulnerables", añadieron los siete en la declaración conjunta.

Por otro lado, los líderes "nuevo y común sistema de asilo europeo" basado en "un verdadero respeto de los principios de responsabilidad y solidaridad, en particular hacia los Estados en la primera línea" de este fenómeno. Así consta en la declaración final de la IV cumbre en la que se abordaron también temas económicos o sociales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha