eldiario.es

Menú

Maroto condena al cierre a una organización de ayuda a inmigrantes

El alcalde popular suprime la ayuda a la Asociación de Profesionales Extranjeros-Prestaturik.

Esta organización ha facilitado la integración, la alfabetización y la orientación laboral de casi 11.000 inmigrantes en los últimos diez años.

- PUBLICIDAD -
Trabajadores de la asociación Prestaturik en su sede.

Trabajadores de la asociación Prestaturik en su sede.

La Asociación de Profesionales Extranjeros Prestaturik, una organización sin ánimo de lucro, cuyo fin es facilitar la integración de los inmigrantes en Vitoria, tiene sus horas contadas. Después de más de diez años de recorrido y con casi 11.000 personas atendidas desde 2003, el Ayuntamiento de Vitoria ha suprimido para 2014 la ayuda que le venía concediendo. "Esa decisión nos deja a un paso del cierre", asegura Consuelo Parra, la coordinadora de Prestaturik, organización que cuenta con una trabajadora social y una psicóloga. Parra responsabiliza directamente del cierre al alcalde de Vitoria, el popular Javier Maroto, quien a su juicio está azuzando a la sociedad contra los inmigrantes. "Desde que entró Maroto se han sucedido uan serie de 'coincidencias' muy negativas contra la inmigración: se ha opuesto a las mezquitas, ha suprimido el programa de mediación intercultural, ha planteado el endrecimiento para empadronarse, ha combinado delincuencia con inmigración, persigue a los locutorios y ahora nos deja sin ayuda".

Una serie de acontecimientos "que hay que denunciar". "Maroto está removiendo unos sentimientos bajos y miserables que cree que le dan votos. Me produce una gran tristeza que se cargue los valores de solidaridad que José Ángel Cuerda transmitió a la sociedad vasca y vitoriana. El exalcalde Cuerda transmitió una serie de valores, pilares y principios que ahora pueden desaparecer. Que cada ciudadano saque sus conclusiones".

En la asociación se puede encontrar desde asesoría para la homologación de títulos extranjeros, hasta clases para la alfabetización técnica en oficios pasando por el apoyo escolar en euskera a menores. "Necesitamos las ayudas públicas", señala Parra, para seguir adelante. Desde hace tres años nos amenazaban con quitarnos el convenio y ya lo han hecho: también suprimieron la ayuda para un programa de apoyo psicológio a inmigrantes y ahora el dinero para las clases de alfabetización. En 2014 no tendremos nada".

"Todos los recortes", añade, "van en la misma dirección. Desde hace diez años venimos apoyando a la sociedad y somos muy conscientes de la crisis. Pero también vemos como se bonifican a otras entidades y los recortes recaen en todo lo relacionado con los servicios sociales. Nuestra organización no puede sostenerse sin la colaboración municipal. Tenemos alguna ayuda de la Diputación y del Gobierno vasco, pero se trata de cantidades ínfimas para los proyectos".


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha