eldiario.es

Menú

Egibar alimenta la conexión entre los Presupuestos vascos y las Cuentas de Rajoy

El PNV sostiene que si el PP hubiese vetado los presupuestos vascos Rajoy no presentaría sus cuentas

Joseba Egibar afirma que el pacto económico en Euskadi no se ha fraguado "ni en Madrid ni en ningún sitio" 

- PUBLICIDAD -
Egibar:La sentencia es un daño colateral de la práctica corrupta de Casa Real

El portavoz peneuvista, Joseba Egibar. EFE

El Parlamento Vasco, tras prácticamente tres horas y media de debate, ha despachado este jueves las enmiendas de totalidad presentadas por las coaliciones EH Bildu y Elkarrekin Podemos a los presupuestos de 2017 merced al acuerdo entre el Gobierno (PNV y PSE-EE) y PP, lo que garantiza también su aprobación en un próximo pleno.  El portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha aprovechado la sesión para asegurar que este pacto con los ‘populares’ no se ha fraguado “fuera de esta Cámara, ni en Madrid ni en ningún sitio”, aunque ha dicho también que si el PP se hubiese sumado al resto de la oposición para bloquear la acción del Ejecutivo “Mariano Rajoy ni presentaría el proyecto de presupuestos generales tras el consejo de ministros” de este viernes. ¿Era una condición previa para que los nacionalistas salven al presidente en las Cortes Generales?

Las dos formaciones de izquierdas han sido muy críticas con la alianza del Gobierno con el PP y desde luego que han insinuado que éste es un partido que se juega en dos escenarios. Según Iker Casanova (EH Bildu), el PNV ha optado por el partido de la corrupción y por el que rechaza la paz y la nación vasca en detrimento de la “soberanía” y de la “mayoría social”. “El PNV ha elegido mirar a Madrid y a la derecha. Esperamos que este acuerdo con aroma de gran coalición no sea el inicio de una decantación estratégica. No sé qué tipo de país quiere construir el PNV con el PSOE y con el PP”, ha apostillado el representante de la izquierda abertzale, al que Egibar ha replicado que el PP sólo dispone de 29 millones de un total de 11.059 –“no sé si hay mucho cambio estratégico en el 0,2%”-.

En nombre de Elkarrekin Podemos han tomado la palabra Lander Martínez, de Podemos, y Jon Hernández, de IU. El primero de ellos ha cuestionado también que en un Parlamento de mayoría “progresista” (la izquierda tiene 38 de 75 escaños) conceda a la derecha la condición de fiel de la balanza. “Los presupuestos estaban destinados a ser votados por el PP”, ha remachado el representante morado, para quien las cuentas de 2017 “olvidan o dejan en segundo plano las principales preocupaciones de la sociedad vasca”.

“Esto no es así”, se ha apresurado a responder el portavoz económico del PP, Antón Damborenea, quien ha parecido dirigirse al PNV y, en concreto, a Egibar para conminarle a que aclarase sus referencias a Madrid y a que dejase claro si el pacto en Euskadi iba a quedarse en “papel mojado” antes de “estrenarse”. Damborenea, que no ha llevado la sangre al río y ha seguido el guion en la votación junto al resto de sus compañeros, ha querido despejar las críticas sobre la supuesta negociación en Madrid mostrando el documento firmado entre el Gobierno y el PP, que se ciñe exclusivamente a la política vasca.

Acento social

En el plano más económico, el consejero de Hacienda y promotor de estos presupuestos, Pedro Azpiazu, ha agradecido la disposición al acuerdo del PP: “Simplemente hemos llegado hasta un punto en el que no parecía posible una convergencia real [con la izquierda]. Por el contrario, hemos encontrado que el Partido Popular no impugnaba los pilares básicos del modelo de presupuestos del Gobierno y eso es lo que ha permitido un diálogo dirigido a proponer puntos concretos que merecían ser reforzados”. Ha destacado que el pacto permitirá sacar adelante unos presupuestos realistas en lo económico pero con acento social. “Puede parecer un presupuesto de transición pero en 2017 se van a producir hitos importantes”, ha abundado Azpiazu. El PSE-EE, socio del PNV en el Ejecutivo, se ha hecho “corresponsable” de estas cuentas “al 100%”, según Susana Corcuera.

Desde EH Bildu han vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de una “profunda reforma fiscal” que genere más ingresos. El año 2018, ha aventurado Casanova, el mayor coste de la deuda y el menor margen de déficit rebajarán el techo de gasto en 500 millones si no se mueve la palanca de los ingresos. Ha criticado que el PNV esté “sentado en el sofá fumándose un puro” sin encarar esta realidad y ha alertado de futuros recortes.

Elkarrekin Podemos, en la misma línea, ha exigido esa subida de impuestos urgente. No hay buenos presupuestos tanto si no se gasta bien como si no se recauda bien, ha venido a decir Martínez, que ve “los dos errores” en el proyecto que este jueves ha superado el antepenúltimo trámite para su aprobación definitiva.

El PNV, por boca de Miren Josune Gorospe, que ha tenido una intervención muy dura y que ha sido muy felicitada en su bancada, ha criticado especialmente las propuestas de Elkarrekin Podemos. Ha denunciado, como también el PSE-EE, que la coalición pretende vender que plantea una alternativa económica cuando sus enmiendas sólo modifican el 2,4% de las cuentas. En efecto, ésos son los números en los que se mueve Elkarrekin Podemos aunque públicamente anunciaran cambios por valor de 1.600 millones de euros, “uno de cada ocho euros” gastados por el Gobierno. “Están engañando a la gente en un ejercicio de irresponsabilidad política. ¿Dónde se ve ese cambio de modelo?”, ha preguntado Gorospe.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha