La portada de mañana
Acceder
El PP declara la guerra a la patronal por su beneplácito a los indultos
Guía sobre el nuevo uso de las mascarillas: dónde sí, dónde no y otras excepciones
Análisis - Tribunal de Ajuste de Cuentas, por Neus Tomàs

En las antípodas de Ikea: los niños que sí quieren reyes

Mientras los querubines de la última campaña navideña de Ikea piden a los Reyes cenar algún día de la semana con sus padres y que jueguen con ellos más a los indios, los chavales del barrio gaditano del Cerro del Moro escriben una carta de deseos de lo más tradicional: quieren regalos. Los quieren, porque no los tienen. Algunos, desde hace años.

El cineasta gaditano José Prada, colaborador de eldiario.es/Andalucía y creador del proyecto 1semana1historia, se sintió confuso cuando vio el spot de la multinacional sueca en la pantalla de su ordenador. Había mucha diferencia entre esos zagales rubicundos e inocentes, que añoraban a sus padres ausentes por el estrés del trabajo, y los chicos que él había conocido en muchos lugares de Cádiz, como por ejemplo el comedor social de Amigas al Sur, dirigido por la Pepa Fernández. "Seguro que hay chicos que sufren el problema que describe el anuncio de forma tan sensible... Pero yo no me olvido, porque lo veo a diario, que hay familias y que hay niños que no tienen sus necesidades más básicas cubiertas, y que eso no ocurre en África, sino aquí al lado. Parece que lo olvidamos o que nos da igual, no sé qué es peor", observa.

De ahí surgió la idea de adaptar el anuncio, modificando sus personajes, y rodado y montado durante el pasado fin de semana. Los niños del Cerro del Moro, barriada que ha superado su relación con las drogas y ahora vive empeñada en el camino de la normalidad, piden un móvil, la Play3, "esto, esto y esto no que está la cosa chunga", "ropa y el Fifa15". Después Pepa Fernández, emulando a la entrevistadora del spot de Ikea, les pregunta si harían otra carta dirigida a sus padres, algo que ellos no entienden. E insiste: "¿Queréis que trabajen menos tiempo?". Y eso, en un lugar con más de un tercio de su población en paro, tampoco lo entienden.

Las mujeres de la asociación Amigas del Sur organizaron un taller de cocina y, al ver que muchas personas entraban al olor de los pucheros pidiendo su podían llevar algo a sus casas, acabaron cocinando a diario para decenas de familias sin recursos. Con este nuevo proyecto, que en un día ha superado las 20.000 reproducciones, la organización ha puesto en marcha una campaña de Navidad llamada losreyessomostodos.com que busca fondos para que los chicos del barrio también tengan regalos el seis de enero.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2014 - 12:09 h

Descubre nuestras apps

stats