Tregua en el cielo: Andalucía estrena mayo con buen tiempo y subida generalizada de las temperaturas

Terraza de un bar de Sevilla

Las tormentas han sido sin duda las grandes protagonistas meteorológicas en la recta final del mes de abril. Desde el pasado fin de semana las precipitaciones asociadas a la borrasca ‘Lola’ han ido regando con mayor o menor intensidad la mayor parte de la región andaluza. Las nubes amenazantes, la lluvia torrencial o el granizo, han estado presentes en algún u otro momento de la semana en cualquier rincón de la geografía. De todo el episodio, las grandes afortunadas han sido sin duda las provincias occidentales. En Sevilla algunos puntos como Carrión de los Céspedes, Almadén de la Plata o La Puebla de los Infantes han superado los 50 litros por metro cuadrado de acumulado en menos de 24 horas. Esta dinámica, sin embargo, volverá a vivir un vuelco de tendencia justo en el estreno de mayo. La entrada de altas presiones sobre la vertical andaluza desde el fin de semana provocará un notable aumento de la estabilidad atmosférica y un progresivo ascenso de las temperaturas que alcanzará su cénit a mediados de la próxima semana.

De vuelta a las altas presiones

La segunda quincena de abril ha estado caracterizada por el paso más o menos continuado de diversas áreas de baja presión por las inmediaciones peninsulares. La última de ellas lo hará en forma de vaguada poco profunda durante la primera mitad del fin de semana. Esto hará que aún puedan darse algunas precipitaciones en forma de chubascos aislados durante la madrugada del sábado 1 de mayo. Las lluvias en esta ocasión serán de poca intensidad y quedarán limitadas al tercio oriental andaluz. El resto de la región vivirá ya desde la mañana del viernes la estampa que será habitual hasta bien avanzada la próxima semana, cielos poco nubosos o despejados.

Tras el paso de esa vaguada las altas presiones empezarán a ganar peso sobre el área peninsular, con tendencia a que la dorsal anticiclónica se haga fuerte con el paso de los días y ayude a que el termómetro recupere buena parte del terreno perdido. No obstante, en estos primeros días de mayo, entre las jornadas del lunes al miércoles, será muy probable la presencia de nubosidad de evolución debido al aislamiento sobre la vertical de Marruecos de una baja poco profunda. Ésta podría derivar además en la formación de algunos chubascos de poca importancia en áreas montañosas y litorales de las provincias de Cádiz, Málaga, Granada y Almería, pero lejos en todo caso de las tormentas de jornadas anteriores.

Temperaturas en ascenso

Junto a la mayor estabilidad atmosférica que se espera a partir del fin de semana, las temperaturas empezarán una escalada que hará elevar el termómetro por encima de los 25 grados en la mayor parte de la región a mediados de la próxima semana. El ascenso en todo caso será progresivo e irá "por barrios". La vaguada del fin de semana, aunque muy poco activa, va a arrastrar tras de sí una masa de aire relativamente fría que mantendrá las temperaturas aún muy frescas. Algunas zonas de la mitad oriental andaluza estrenarán el mes de mayo con temperaturas por debajo de los 5 grados. Algo que ocurrirá en numerosos puntos de Sierra Morena en la mitad occidental y en la mayor parte del interior de las provincias orientales.

Las máximas durante el fin de semana, aunque los cielos vayan a presentarse por lo general poco nubosos, a duras penas superarán la barrera de los 20 grados durante las tardes de viernes y sábado debido a la irrupción de la masa de aire frío que arrastrará el viento del noroeste. Así, sólo el valle del Guadalquivir y las áreas de litoral llegarán a alcanzar los 21 o 22 grados de máxima, mientras el resto de la región quedará en el rango de los 16 a 19 grados.

De camino hasta los 30 grados

El relativo frío con el que dará comienzo mayo empezará a quedar atrás desde la tarde del domingo. Comenzará entonces la inyección de aire cálido de origen norteafricano gracias a la entrada de viento en altura de componente sur-sureste. Aunque ya durante la tarde del lunes 3 de mayo numerosas áreas de la mitad oriental marquen registros superiores a los 25 grados, no será hasta la jornada del martes cuando este ascenso sea generalizado al resto de la Comunidad. Para entonces ya podrán alcanzarse los 28 grados en algunos puntos del valle del Guadalquivir, hasta rozar o alcanzar la barrera de los 30 grados a mediados de semana. Las mínimas de igual modo experimentarán una subida generalizada hasta volver a quedar por encima de los 10 grados en la mayor parte de la región. 

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2021 - 14:33 h

Descubre nuestras apps

stats