Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Muertes masivas por el calor extremo: la crisis climática ya no es ciencia ficción
Cuánto se cobra y cuánto paro se sufre según la carrera o FP que estudies
OPINIÓN | 'Independizarse de Ayuso', por Esther Palomera

EXCLUSIVA
El Gobierno de Moreno gasta 1,3 millones en pluses salariales para fichar a 34 altos funcionarios en puestos de confianza

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, saluda al ex consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el Parlamento andaluz.

Daniel Cela

18

Entre enero de 2019 y enero de 2023, el Gobierno andaluz de Juan Manuel Moreno ha abonado 1,3 millones de euros en concepto de “complementos salariales de compensación” que perciben 34 altos cargos por su condición de funcionarios, según un informe de la Dirección General de Recursos Humanos y Función Pública de la Junta, al que ha tenido acceso este periódico.

La cúpula de la Consejería de Hacienda, comandada por altos funcionarios que provienen de la Agencia Tributaria o del cuerpo de inspectores, concentra los pluses más abultados: cinco directivos sobrepasan de largo los 100.000 euros por esos ingresos extras que no figuran en la relación de retribuciones de altos cargos publicada por la Junta en el Portal de Transparencia: cuatro hombres y una mujer se repartieron 754.175 euros en pluses en la primera legislatura de Moreno, más de la mitad del gasto total abonado por este concepto hasta la fecha.

Uno de los beneficiados fue el ex consejero de Hacienda y actual vicesecretario general económico del PP de Alberto Núñez Feijóo, Juan Bravo. Desde su nombramiento, en julio de 2019, hasta su cese, en mayo de 2022, Bravo ingresó 176.445 euros en pluses -4.455,36 euros al mes-, sumados a su nómina de consejero: 68.150,30 euros al año. El plus de funcionarios incrementó su sueldo público en más de 60.000 euros anuales.

El complemento de compensación para funcionarios está vigente en la Junta de Andalucía desde hace 25 años, y emana de una cláusula de la Ley 7/1997, de 23 de diciembre, del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para 1998, aprobada por la entonces consejera de Hacienda y ex ministra, Magdalena Álvarez. En el argot interno de la Administración pública andaluza, a estos pluses se les conoce popularmente como “los magdalenos” o “cláusula Magdalena”.

La propia Álvarez se incorporó a la política desde la Inspección de Hacienda, y se dotó de esa cláusula para poder llevarse consigo a compañeros de la Agencia Tributaria que, sin esa compensación, habrían perdido notablemente poder adquisitivo al dar el salto a la política [son altos funcionarios cuyos puestos están entre los mejor remunerados de la Administración pública].

A día de hoy, ese complemento de compensación sigue funcionando en la Junta. No se otorga de oficio, sólo a petición del interesado a través de una solicitud a la Secretaría General Técnica de cada departamento [en la lista de 34 altos cargos que cobran esos pluses figuran varios secretarios generales, que aprueban su propia compensación].

296 directivos en el Gobierno andaluz

El Gobierno de Moreno cuenta con 296 altos cargos o asimilados nombrados a dedo -incluido el presidente y todos sus consejeros- al cierre del ejercicio 2022, según los últimos datos actualizados del Portal de Transparencia. Sólo una treintena ha solicitado el complemento de compensación para funcionarios, que le permite arrastrar el salario que cobraba en su puesto anterior para que su salto a la política no le haga perder dinero.

El equipo del ex consejero Juan Bravo concentra los pluses más altos en sus nóminas: el que fuera secretario general de Hacienda entre febrero de 2019 y mayo de 2022, Ignacio José Méndez Cortegano, cobró la extra más abultada de toda la Administración andaluza en el tiempo que ocupó su puesto: un total de 201.507 euros en pluses -5.097 euros al mes-, sumados a un sueldo anual de 64.648 euros. Méndez tiene plaza de funcionario en la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Le sigue el que fuera director general de la Agencia Tributaria de Andalucía Domingo José Moreno Machuca, que sumó a su sueldo en la Junta otros 131.560 euros en pluses de compensación entre febrero de 2019 y mayo de 2022 (3.500 euros al mes); el viceconsejero de Hacienda Jorge López Ramírez, funcionario del cuerpo superior de Inspectores de Hacienda del Estado y ex delegado especial de la Agencia Tributaria en Andalucía, Ceuta y Melilla, que se sumó a su nómina 125.094 euros en pluses de compensación [6.445 euros al mes entre febrero de 2019 y septiembre de 2020] y la directora general de Patrimonio de la consejería de Hacienda, Myriam del Campo Sánchez, con 119.569 euros en pluses entre febrero de 2019 y mayo de 2022.

Todos ellos han cesado. Fuera del departamento de Hacienda, y ya por debajo de la franja de los 100.000 euros, destaca el ex secretario general técnico de Presidencia, Eugenio Pedro Benítez Montero (que actualmente ocupa el mismo puesto en la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte), y que ha ingresado 90.267 euros en pluses de compensación entre abril de 2021 y enero de 2023. Benítez Montero sigue cobrando un plus mensual de 1.347 euros, que suma a su sueldo anual de 58.352 euros.

En el departamento de Salud, el secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Isaac Túnez Fitaña, con 88.688 euros en pluses desde marzo de 2019 a mayo de 2022.

Altos cargos socialistas

En el último Gobierno socialista de Andalucía, en 2018, figuraban nueve altos cargos con el complemento de compensación para funcionarios, entre ellos el ex consejero de Economía y Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano. En 2018, último año del Ejecutivo de Susana Díaz, los pluses para funcionarios de esos nueve altos cargos sumaban 50.010,57 euros.

En el listado de retribuciones por cargo de 2018 aparecía que el ex consejero socialista cobraba 64.062 euros -sueldo fijo para todos los miembros del Consejo de Gobierno-, pero en su declaración de la renta constaba su nómina real: 91.398,68 euros (27.000 euros superior de lo que cobraban sus compañeros).

Esa compensación no es la misma para todos los altos cargos, varía en función del salario que percibiese el funcionario antes de acceder a un cargo político. La cláusula establece que “no podrá percibir retribuciones inferiores a las que pudiera corresponderle en el puesto de trabajo que desempeñaba en la Administración de origen”. Si se diera esa circunstancia, añade la norma, “se devengará un complemento personal obtenido por la diferencia retributiva, teniendo en cuenta para su cálculo todos los conceptos retributivos del puesto de origen, con la exclusión de las gratificaciones por servicios extraordinarios y del cargo en que ha sido nombrado, en cómputo anual”.

Los pluses salariales que cobran 34 altos cargos del Gobierno de Moreno para compensar la diferencia de los ingresos que percibían como funcionarios varían en función del puesto que ocupaba cada uno en su Administración de origen. El ex consejero de Hacienda, Juan Bravo, proviene de la Inspección de Hacienda -una de las categorías mejor pagadas del Estado-, y el plus de compensación que le pagó la Junta de Andalucía es el más elevado de todos: 4.455,36 euros al mes, superior al sueldo medio de un funcionario, un profesor o un médico.

El plus de compensación no se cobra de oficio, hay que solicitarlo expresamente. Cuando Bravo lo reclamó, llevaba ya cinco meses de consejero, por eso el primer mes que lo percibió (julio de 2019) sumó de un plumazo 24.958,74 euros a su nómina.

El informe ad hoc para Juan Bravo

El hoy vicesecretario económico del PP nacional dejó su cargo de delegado de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) en Ceuta -un cargo de libre designación- en 2015, para presentarse a las elecciones generales y obtener el acta de diputado del PP por la Ciudad Autónoma. La ley le obligaba a cesar -“a petición propia”, consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE)- para asegurarse la vuelta manteniendo, si no el mismo puesto (cubierto por un sustituto) sí “las mismas condiciones económicas”.

Cuatro años después, Juan Manuel Moreno ofrece a Bravo la cartera de Hacienda de su primer Gobierno en Andalucía, tras la renuncia de su antecesor, Alberto García Valera, a los pocos días de tomar posesión. García Valera también era inspección de Hacienda (en excedencia) y fue alto cargo en el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Su dimisión como consejero de Hacienda se produjo 20 días después de jurar el cargo, y entonces la versión oficial de su renuncia fue “por un problema de salud”.

Bravo recoge la cartera de rebote, pero cuando lleva cinco meses en el puesto se acoge a la “cláusula Magdalena” y reclama el complemento de compensación para “arrastrar su salario de alto funcionario”. La cuantía de su plus no se calcula con la retribución que percibía como inspector de Hacienda al uso, sino con el salario como cargo de libre designación que ocupaba cuatro años antes de saltar a la política, y que era notablemente superior. Ese complemento le supondrá unos 60.000 euros más de lo que cobra un consejero de la Junta, alcanzando unos ingresos anuales en torno a los 127.000 euros.

La situación de Juan Bravo era muy sui generis, porque no había antecedentes de un funcionario que pasase a servicios especiales para entrar en política y, casi cuatro años después de dejar su puesto en la Administración, reclamase el complemento de compensación. El resto de altos cargos en la Junta de Andalucía que proviene del funcionariado -de los 34 directivos en los gobiernos de Moreno- percibe ese plus porque salta directamente desde su puesto en la Administración a la política.

Para justificar un caso tan específico como el suyo, Bravo solicitó desde la Secretaría General Técnica un informe al gabinete jurídico adscrito a su Consejería de Hacienda -firmado en julio de 2019- y el letrado encargado de redactarlo, Alejandro Torres Ridruejo, resolvió a favor de su solicitud del complemento salarial. Un año y medio después, en abril de 2021, Bravo ascendió a ese funcionario nombrándole director general de Contratación de la Junta.

Torres sigue ocupando ese puesto a día de hoy, bajo las órdenes de la nueva titular de Hacienda, Carolina España. En cuanto fue designado alto cargo de confianza, solicitó el plus de compensación para funcionarios. Entre mayo de 2021 y enero de 2023 [último dato publicado], Torres percibió 26.063, 53 euros: un plus mensual de 1.208 euros con un salario anual de 58.352,06 euros.

Etiquetas
stats