El sanchismo toma el control del PSOE de Huelva para afrontar su renovación

María Luisa Faneca ha ido escalando en puestos de responsabilidad en el PSOE federal junto a Pedro Sánchez.

La dimisión de Ignacio Caraballo este jueves del cargo de presidente de la Diputación de Huelva y un día después del de secretario general del PSOE onubense ha provocado no solo que se activen cuanto antes los estatutos del Partido Socialista, sino que el sector sanchista, de pronto, tenga mando en plaza en este rincón de España donde el PSOE nunca ha perdido unas elecciones generales.

El presidente de la Diputación de Huelva dimite acosado por la Justicia

El presidente de la Diputación de Huelva dimite acosado por la Justicia

En función de lo que marcan estos estatutos, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE ha nombrado a la diputada nacional por Huelva y miembro de este órgano, María Luisa Faneca, presidenta de la gestora que estará al frente de la formación en la provincia de Huelva hasta que nombre una nueva ejecutiva.

Faneca, que fue alcaldesa de Isla Cristina varios años, entre otros cargos orgánicos e institucionales, es hoy día uno de los máximos exponentes del sector sanchista en la provincia de Huelva. Sin haberse pronunciado nunca "con dureza" hacia el sector que representa en Andalucía Susana Díaz, sí es cierto que se ha mantenido al lado de Sánchez desde que éste recorría la geografía española buscando apoyos para presentarse a las primarias del partido, y poco a poco ha ido escalando puestos de responsabilidad en Ferraz.

Los estatutos dan el mando a Ferraz

Ahora, controlará, aunque sea de forma interina, el funcionamiento del partido en Huelva. Son los estatutos del partido los que establecen que en casos como los que han tenido lugar en esta provincia ha de ser la Comisión Ejecutiva Federal la que nombre a una gestora provisional en tanto la situación se reconduce.

No obstante, los plazos no están claros. Los estatutos del PSOE dictan lo siguiente: "La duración del mandato de una Gestora no podrá prolongarse más allá́ de noventa días. Durante el mandato de las Comisiones Gestoras, el censo de afiliados del nivel orgánico y territorial correspondiente no podrá modificarse, a los efectos del proceso de elección de los órganos a los que sustituya temporalmente". Pero esos 90 días no siempre se han cumplido, y se han dado casos como el del PSOE de Lepe con más de dos años controlado por una gestora dirigida por el exportavoz socialista en el Parlamento, Mario Jiménez.

De momento, el primer plazo no se ha cumplido, ya que en un principio estaba previsto que este sábado Caraballo diera cuenta de su dimisión en la reunión de la Comisión Ejecutiva del PSOE provincial de Huelva, si bien su suspensión debido a las medidas, limitaciones y recomendaciones sanitarias aprobadas motivó que haya presentado renuncia ante la Comisión Ejecutiva Federal. No ha trascendido por qué no se optó por hacer la reunión de forma interactiva.

Ahora, se ha marcado el 6 de noviembre como siguiente fecha, durante el próximo pleno ordinario de la Diputación, cuando se ratifique la dimisión, sin que se sepa si para esta fecha habrá ya un sucesor o sucesora, ya que esa persona también tendría que haber sido elegida en la reunión de este sábado.

A falta de ponerlo negro sobre blanco, la propuesta por el PSOE onubense, que tendrá que pasar el filtro de la gestora, será la vicepresidenta de la Diputación, María Eugenia Limón. El nombre de la alcaldesa de San Bartolomé de la Torre es el que se iba a plantear en la reunión que iba a celebrar este sábado, y su apoyo en la Ejecutiva provincial -órgano ahora mismo sin vida- roza el 90 %.

La fuerza de Faneca

Lo cierto es que la llegada de Faneca al control del PSOE onubense es un capítulo más en la vida política de una mujer de 63 años que, poco a poco, ha ido escalando en su carrera política, y que ha conseguido, entre otras cosas, que uno de sus otrora hombres de confianza en su trabajo en el Ayuntamiento, Raúl Díaz, sea ahora mano derecha de Pedro Sánchez.

Díaz ha sabido ganarse la confianza del líder socialista, y es pieza fundamental en su gabinete, aunque su trabajo es de cámara para adentro, pero es fácil distinguirle en distintos actos al lado del presidente.

Raúl Díaz fue "fichado" por María Luisa Faneca en la legislatura municipal de 2007, como uno de los asesores del equipo de Gobierno local, y repitió como tal en la siguiente.

Cuando Sánchez fue elegido presidente de Gobierno renovó su confianza en él. Fue, entre otras cosas, coordinador de la cumbre con la canciller Ángela Merkel en Sanlúcar de Barrameda.

Ahora, la duda es saber cuánto tiempo mantendrá el sector sanchista el control sobre el PSOE de Huelva, y si los nombres propuestos por el secretario general saliente son respetados por los nuevos gestores.

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2020 - 21:05 h

Descubre nuestras apps

stats