La portada de mañana
Acceder
El PP trata de utilizar al rey tras situarse en Colón a rebufo de Vox
El Gobierno puede adelantar la hora más barata de la nueva factura de la luz
Opinión – Las mentiras de la derecha en Colón, por Ignacio Escolar

La izquierda dialoga “a calzón quitado” en busca de alternativas frente a la crisis

Los representantes de las fuerzas de izquierda en el Foro Social de Frente Cívico, en el salón de actos abarrotado de público.

“Ante la situación que vive nuestro país y esta crisis que

es más que económica, hay que dar respuestas. Y estamos aquí para se le dé a la

gente un motivo para pensar que se puede construir una alternativa”. Así

resumía Julio Anguita el objetivo del Foro Social organizado por Frente Cívico

Somos Mayoría este fin de semana en Córdoba, donde se ha conseguido sentar

juntas a las distintas fuerzas de la izquierda para dialogar sobre sus puntos

de vista comunes ante la actual crisis y ofrecer respuestas y acciones

concretas a la sociedad.

Junto a

Anguita, el promotor de Podemos, Pablo Iglesias, el

portavoz de Equo, Juantxo López Uralde de Equo, la diputada de IU en la Asamblea de

Madrid, Tania Sánchez y economistas, politólogos y referentes de movimientos

sociales del país, simbolizaban la unión de las fuerzas de la izquierda que se

comprometían a “hablar a calzón quitado”, dejando las diferencias de criterio

en un segundo plano y trabajando para “unir criterios y hacer propuestas que

puedan satisfacer los anhelos de la gente”.

Y la gente respondió. El salón de actos de la Facultad de

Ciencias del Trabajo de Córdoba se quedó pequeño. La organización habilitó un

aula con una pantalla para seguir el acto y también se desbordó, dejando a

otros cientos de personas en los pasillos de la facultad siguiendo el acto con

expectación sentados a los pies de una segunda pantalla. Y vía internet, la organización contabilizaba que las mesas de debate las seguían en directo 60.000 conexiones, a multiplicar cada una de ellas por las personas que tras cada ordenador estuvieran viendo el acto.

“Somos compañeros en distintas trincheras y, sobre todo, sabemos

lo que no queremos”, señalaba Anguita para explicar la “generosidad” de todos

los presentes con el objetivo común marcado. “Todos los que estamos aquí

estamos dando respuestas ante la situación que vive nuestro país, donde el

Gobierno y los poderes económicos incumplen constantemente la Constitución y

los Derechos Humanos. Ellos son los que están fuera de la ley”, añadía para

llamar a la ciudadanía a “la rebeldía democrática y pacífica en nombre de la

legalidad, en nombre de los principios legales y constitucionales que el

Gobierno no está cumpliendo”.

Un llamamiento en el que se hizo presente la referencia a

las Marchas de la Dignidad que confluirán, provenientes a pie desde toda

España, el próximo 22 de marzo en Madrid. “La dignidad es la palabra que está

detrás de cada revolución. Es hermosa porque nos hace iguales y libres”,

afirmaba Anguita, quien señaló que las marchas “pueden ser algo que constituyan

un hito, un antes y un después, para intentar demostrar a los poderes que

gobiernan que hay una cosa muy importante que es la dignidad” de los ciudadanos.

“Hay que elegir entre la dictadura o la democracia”

“Hay que elegir entre la dictadura o la democracia”

Desde Equo, López Uralde se mostraba a favor de este foro

para dialogar: “Se habla poco entre las fuerzas políticas. Se habla ante los

medios de comunicación, se lanzan mensajes a través de ellos, pero no se debate

entre las propias fuerzas”. Por ello, mostraba su apuesta por dejar a un lado

las diferencias de criterios y sentarse a hablar de lo verdaderamente

importante: “Este foro va a permitir construir confluencias, hablar y discutir

a calzón quitado sobre cómo trabajar más en lo que nos une y dejar en un plano

secundario lo que nos separa”. Y advertía: “Tenemos diversidad de

planteamientos pero sabemos muy bien lo que no queremos”.

En ese mismo sentido, el politólogo y promotor de Podemos,

Pablo Iglesias, destacaba la importancia del foro que “nos permite cambiar el

guión” y sentarse frente a frente a trabajar por un objetivo común. “La

política tiene que ver con la unión de fuerzas. Y aquí vamos a hacer política

con letras mayúsculas, que es lo que toca en momentos de excepcionalidad como

el que vivimos”. A su juicio, “estamos en un momento de excepción para elegir

entre la dictadura del poder y de quienes están dispuestos a entregar la

soberanía de nuestro país, o bien ser demócratas y luchar por una democracia

asociada a los derechos sociales”.

Una tarea a la que se mostraron dispuestos todos los

participantes, para “trabajar, abrir espacios, sin recelos, para hablar y

discutir”. Idea que también recogió en nombre de Izquierda Unida su

diputada en la Asamblea de Madrid, Tania Sánchez, que prologaba el viernes la

participación en este foro de su coordinador general, Cayo Lara, en la jornada

del sábado. “Existe una esperanza colectiva en que, en toda esta crisis, hay un

hueco para el sentido común, para liderar un cambio profundo en la sociedad”,

reflexionaba Sánchez. Y, en ese sentido, apostaba por “salir de los despachos y

ganar espacios de cotidianeidad, transformar el individualismo en espacios de

debate y de reflexión colectiva para repensar las alternativas y alumbrar

respuestas”.

Respuestas y propuestas que en este foro saldrán de las

mesas de trabajo que, bajo el título “¿Qué hacer en la actual situación

política, económica y social?”, pondrán en la tarea común a expertos en

economía como Juan Francisco Martín Seco, Juan Torres o Pedro Montes, a

politólogos como Juan Carlos Monedero o Ramón Franquesa, a líderes de

movimientos sociales como Manolo Cañada, José Coy o Rafael Juan, y a quienes trabajarán sobre el modelo de estado, como Cayo Lara, Manuel Monereo o Luis

Carlos Rejón.

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2014 - 00:36 h

Descubre nuestras apps

stats