"¡Blam, blam!": los romanceros online, el último reducto del Carnaval de Cádiz en tiempos de pandemia

El Vidente (carnaval)

Un tarro de cristal lleno de papelillos y un eslogan: Las ganas de Carnaval no caducan. Y también un hashtag: #conservalasganas. Así es la campaña promovida por el Ayuntamiento de Cádiz para pedir paciencia a la ciudadanía en el primer año sin Carnavales desde la Guerra Civil y la posguerra. La pandemia de la Covid-19 ha logrado lo impensable: que coros, comparsas, chirigotas y cuartetos se queden en casa todo un año, y con ellos los miles de aficionados que cada año abarrotaban por estas fechas las calles de la ciudad.

El Carnaval de Cádiz, la "eclosión cultural" de la clase obrera en la República que prohibió Franco

El Carnaval de Cádiz, la "eclosión cultural" de la clase obrera en la República que prohibió Franco

Solo una modalidad carnavalesca parece estar dispuesta a romper el silencio en este año crítico. Una modalidad fuera de concurso, callejera, la más sencilla y humilde, la única que puede llevarse a cabo sin trabajo en equipos concurridos, por ser unipersonal o en parejas: el romancero. Y las nuevas tecnologías se han aliado en la empresa, permitiendo que muchos de ellos puedan brindar sus repertorios desde casa, con sus característicos golpes (“¡blam, blam!”) sobre un cartelón ilustrado.

Uno de los primeros en anunciar este año que "saldría" con su romancero fue Fernando Lobo, conocido cantautor gaditano que no se resiste a cultivar su creatividad también en esta faceta desenfadada. Su propuesta de este año lleva por título El vidente del 2020, y narra las desventuras de un pitoniso televisivo que erró –como cualquiera– en todas sus predicciones del año pasado.

Creí que yo no fallaba

en mi labor de vidente

hasta que llegó ¡sus castas!

el maldito 2020

(…)

Primero, en plan general

anuncié una nueva era:

una etapa de buen rollo

pa la humanidad entera…

(…)

Si del emérito encuentran

pruebas bien documentadas

de que mangó sin reparo

lo sé: no pasará nada… 

Médiums y futbolistas

Con un tipo similar se ha presentado el joven romancero Alejandro Fernández con El del Medium de los Chichos:

El del medium de los Chichos

Se me ha aparecido esta noche.

Menos mal que estaba en mi casa,

Y no conduciendo el coche.

(…)

Mi fama ya me precede

Por mis poderes sobrehumanos

Visité las caras de Bélmez

Y de ‘velmez’ se acojonaron.

Que por cierto a mí me costaron

80 euros la entrada:

No sé dónde está el misterio,

Al final sí que son caras…

El mismo creador ha escrito otro repertorio, el del romancero Corazón partío, un guiño a la serie de animación japonesa Campeones y a su personaje Julian Ross:

La pandemia es mundial,

Todas las ucis están sin camas

Menos en mi Japón natal

Que allí no hay ninguna alta.

(…)

La culpa es del 5-G

Que eso es tela de malo

Mira que sinco-ger

Llevo yo más de tres años…

Los escándalos del monarca

Otro veterano de esta modalidad es Kiko Quiñones, que este año “saca” un romancero titulado No eres tú, soy yo, en el que se despacha extensamente con la figura de Juan Carlos de Borbón a raíz de sus escándalos.

Un año más, españoles,

Y como ya es tradición

Se me llenan los bolsillos

De orgullo y satisfacción.

Y acto seguido, hace un repaso de la familia, sin olvidar a su nuera y sus yernos:

Tampoco aguanto a Letizia

Una bruja sin escoba

Mi nuera no es de los nuestros

Seguro que esa ni roba.

(…)

¿Y la boda de mi Elena

Con Sevilla engalaná?

Hubiera sido perfecta

Si no es por Marichalar

(…)

No vales ni pa trincar

Le decía a Urdangarín

Qué cajonazo de yerno

No has aprendido de mí…

La toma del Capitolio

Las mujeres tampoco han querido dejar pasar la oportunidad de mostrar sus romanceros desde internet. Desde su domicilio, Mamen Rodríguez ha subido a YouTube su peculiar historia de “cómo me saqué la licencia del taxi en pleno confinamiento”.

Qué poquito me duró la gloria

Qué pocos servicios contratados

El taxi se movía menos

Que el yate que está en el muelle aparcado

(…)

Hasta que un día recibí una llamada

Y fui corriendo al dormitorio.

Era el presidente Donald Trump:

“Cucha, nos falta una pa la chirigota del Capitolio”.

Sin concurso de momento

Incluso durante la fase más dura de restricciones domiciliarias, la primavera pasada, los autores de romanceros gaditanos lanzaron a través de Internet un Romancero del Confinamiento de carácter colectivo, con pasajes como estos:  

Un día habló el Rey

Pidiendo tranquilidad.

¡Si yo estoy tranquilo, picha,

La República está al llegar!

(…)

Qué hijoputa el que comió

Murciélago en una sopa.

Seguro que en 100 Montaditos

Lo llamarían: “¡Idiotaaaaaaaaaaa…!”

Como presidente de la Asociación de Romanceros, Juan Antonio García, Er Papi, comenta que “Había plan de celebrar el concurso de romanceros de cada año en el teatro de la Tía Norica, pero llegó la tercera ola y todo se fue al traste”. García, que este año no pensaba salir por problemas familiares, asegura que “tengo el tipo y la idea, pero me la guardo para el año que viene. En cambio, otros compañeros han querido salir aunque sea por YouTube, porque hay muchas ganas. Esperamos que el Ayuntamiento mantenga su compromiso de celebrar el concurso cuando se pueda, en mayo o en verano, pero todo cambia de una semana para otra y no sabemos cuándo podrá ser”.   

   

Etiquetas
Publicado el
16 de febrero de 2021 - 22:50 h

Descubre nuestras apps

stats