Laura Hojman: “Si me hubieran hablado de María Lejárraga en la escuela, habría sido más feliz y más sabia”

María Lejárraga

Alejandro Luque


0

Un artículo en prensa puso a Laura Hojman sobre la pista de María Lejárraga, la prolífica escritora cuyos libros firmó sistemáticamente su esposo, el empresario teatral Gregorio Martínez Sierra. Siguió indagando en estas figuras en biografías y ensayos, hasta que decidió que la historia merecía de sobra un documental. Ese proyecto ha visto por fin la luz, lleva por título A las mujeres de España. María Lejárraga, fue preestrenado en Sevilla en la víspera del 8-M y llegará a las salas comerciales el próximo 22 de abril.

La historia no contada de María Teresa León

La historia no contada de María Teresa León

“Cuando una llega a cierta edad, se pregunta dónde han estado las mujeres”, comenta Hojman. “Yo estudié Historia del Arte, y acabé la carrera pensando que había solo tres o cuatro creadoras. Esto no puede ser, te dices, y a poco que rascas descubres que en efecto no es así”.

Cuando esta sevillana de 1981 empezó a leer sobre Lejárraga y a bucear en su enorme producción –casi un centenar de títulos, algunos tan célebres como Canción de cuna o el libreto de El amor brujo– se sintió tan fascinada como sorprendida del silencio que pesaba sobre ella. El hecho de que Martínez Sierra hubiera asumido la autoría, siendo llamativo, no explicaba del todo ese olvido. “Lo que me alucinó fue que, además de todo lo que escribió, hizo un montón de cosas en la sociedad de su tiempo, en la política, hasta convertirse en una de las mujeres más influyentes del siglo XX, y sin embargo se la ignora. Porque en su faceta social sí era María, sin pseudónimos”.

El gran borrado

El fondo del asunto está claro para la directora: se trata de un caso de borrado de las mujeres de la Historia, extrapolable al de otras muchas escritoras, pensadoras, científicas. “Que se ocultara tras el nombre de su marido no es excusa para que no aparezca hoy en todos los libros de texto. Lo que une a las mujeres de su generación es el hecho de que la historia oficial nos las robó a todos: no solo a las mujeres, a las que dejó sin referentes, sino a toda la sociedad”, añade Hojman.

Ese borrado tuvo en la caída de la República –régimen en que las mujeres obtuvieron, entre otros, el derecho al voto– y la Guerra Civil un claro punto de partida. “Como en mis anteriores documentales -prosigue la autora de Tierras solares y Antonio Machado. Los días azules- no me interesa tanto la biografía de un personaje, sino la posibilidad que me da de hablar de otros temas. En este caso, vuelvo sobre ese momento moderno, luminoso y esperanzador que fueron los años 20 y 30, tan liberador para las mujeres, y del que no nos han contado casi nada. Ahí surge una generación de mujeres maravillosa, con Victoria Kent, María Teresa León, Elena Fortún, Zenobia Camprubí… Algunas no nos suenan, otras son más conocidas como ‘mujeres de’, pero lideraron un cambio social importantísimo. Representan la historia de un país que no se nos ha contado, la historia de ellas”.

Con la voz como narradora de la actriz Kiti Manver y entrevistas a personalidades como Antonina Rodrigo –biógrafa de Lejárraga–, Vanessa Montfort –que obtuvo un notable éxito con la obra teatral Firmado Lejárraga, así como la novela La mujer sin nombre, ambas inspiradas en el mismo personaje–, Rosa Montero, Remedios Zafra, Manuela Carmena o Isabel Lizárraga, entre otros, A las mujeres de España traza el perfil de “una María dotada de un sentido del humor brillante, que contagia en sus memorias”, dice Hojman. “Este carácter rompe el dramatismo de una historia que es también muy dura, pero ella escribe siempre desde ese lugar tan bonito y vitalista”.

Lo sabían muy bien sus amigos, como Juan Ramón Jiménez o Manuel de Falla. “Con su carisma e inteligencia, se los llevaba de calle a todos. A la gente como Juan Ramón, con aquella tendencia a la melancolía, o una personalidad tan complicada como la de Manuel de Falla, los desmonta con su risa irresistible y su ironía. Les aligeraba la vida”, agrega.

Caminos reversibles

El exilio en Francia, la invasión del país por los nazis, el hambre y la ceguera se abaten sobre Lejárraga al final de su vida, con el agravante de la muerte de Gregorio y la imposibilidad de seguir escribiendo bajo esa identidad. “Su nombre también muere, y lo que es más terrible, además pierde los derechos sobre su obra. Pero con 75 años, cuando cualquier mujer de la época es una anciana, coge la maleta y se va a Hollywood a probar suerte como guionista”.

En el aspecto visual, Hojman ha querido crear una estética muy particular para “contar también a través de las emociones, de las sensaciones, por eso tiene mucha importancia la fotografía, la luz, la música… Es una seña de identidad de mis documentales, conectar siempre con la poesía”. También ha recreado momentos de la vida de Lejárraga, interpretada por la actriz Cristina Domínguez.       

“Si hemos aprendido algo, es que la historia no es lineal, ni los caminos irreversibles”, concluye Hojman. “Hay que tener cautela, sabemos que los movimientos de apertura y libertad pueden venirse abajo muy fácilmente. Pero estamos en un buen momento de revisitar la historia oficial y volver a contarla con las mujeres que estaban ahí”. Y todo ello no solo con un sentido de la justicia, sino también de aprendizaje práctico para los tiempos presentes: “Cuando leí que María dice a las mujeres que no se lo jueguen todo a la carta del amor, como nos han enseñado siempre, sino que hay que tener amigos, estudios, trabajos, pensé: ojalá en la escuela y el instituto me hubieran enseñado esto: habría sido una persona más feliz y más sabia”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats