La portada de mañana
Acceder
El PP trata de utilizar al rey tras situarse en Colón a rebufo de Vox
El Gobierno puede adelantar la hora más barata de la nueva factura de la luz
Opinión – Las mentiras de la derecha en Colón, por Ignacio Escolar

Adelante Andalucía elude condenar el escrache de los taxistas a Susana Díaz

Antonio Maíllo, en primer plano, y Teresa Rodríguez detrás, en Motril.
  • Los candidatos de Adelante Andalucía evitan condenar explícitamente el boicot violento de taxistas al mitin del PSOE en Sevilla, pero pide normalidad en campaña

El boicot violento de un grupo de taxistas que el jueves obligó a Susana Díaz a suspender un mitin en Sevilla ha metido en un lío a los candidatos de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo. En un esfuerzo dialéctico por evitar la condena explícita del boicot y preservar su apoyo decidido al sector del taxi frente a las licencias de VTC, Maíllo ha terminado respondiendo a los periodistas que lo importante de este viernes no es este asunto, sino la trágica muerte de una mujer inmigrante embarazada en la costa almeriense. 

"Queremos una campaña en la que cada organización presente su propuesta y pueda celebrar sus actos. Y lo que también hay que hacer con carácter propositivo es solucionar el conflicto del taxi. Y también estamos conmovidos e impactados con la tragedia que ha ocurrido hoy en el mar de Almería, donde una embarazada ha perdido la vida. Estando ocurriendo este drama, que lo que cope las portadas de los periódicos y el inicio de los telediarios sea la suspensión de un acto público, debería invitar a una reflexión", ha dicho Maíllo. Teresa Rodríguez, visiblemente emocionada, no ha podido aguantar las lágrimas y se ha apartado a un lado.

La campaña de Adelante Andalucía ha programado un asunto temático para cada día. El jueves, en Almería, no estaba previsto que Rodríguez y Maíllo hablasen de políticas sobre inmigración, a pesar de estar en la segunda provincia con más población extranjera del país (18%) y en cuyas costas se rescatan más pateras. Fueron los periodistas quienes preguntaron sobre el asunto.

Este viernes, el tema del elegido del día era la sanidad, para lo cual Rodríguez y Maíllo convocaron la prensa ante el Hospital de Motril, cuya jefa de enfermería dimitió tras denunciar que estaba cansada de "gestionar la miseria". Sin embargo, la muerte de una mujer inmigrante embarazada en el Mar de Alborán horas antes hizo que los candidatos abordaran "la tragedia de la inmigración". Aunque también lo hicieron cuando se les preguntó por el escrache de los taxistas a Díaz (los periodistas también preguntaron sobre las propuestas de Adelante Andalucía sobre atención a menores inmigrantes).

El candidato del PP, Juanma Moreno, y el de Ciudadanos, Juan Marín, han condenado de forma más o menos explícita el suceso. El jueves por la noche, en el municipio sevillano de San Juan de Aznalfarache, la presidenta de la Junta y candidata a la reelección por el PSOE andaluz suspendió un acto público "por motivos de seguridad", después de que 40 taxistas bloquearan y violentaran el acceso al Teatro Romero, donde esperaban cientos de simpatizantes. 

La candidata de la coalición Podemos-IU, Teresa Rodríguez, ha bajado este viernes del autobús electoral en Motril (Granada), donde los periodistas esperaban para preguntarle, entre otras cosas, por este incidente. Pero no ha sido la candidata quien ha respondido a esta pregunta, sino Antonio Maíllo, que está asumiendo en esta campaña el rol más beligerante contra sus rivales políticos, dejando a Rodríguez la parte más propositiva de su programa. Hasta tres veces le han preguntado por este asunto al dirigente de IU, que ha evitado condenar el suceso y luego ha redirigido la respuesta al drama de los inmigrantes, con tirón de orejas incluido a la prensa. 

"Me parece que, en fin, no sé si por el impacto de la noticia, pero es evidente que la tragedia de los inmigrantes en las costas andaluzas es un hecho que nos tiene que sacudir a todos sin lugar a dudas y al sentido de la proporcionalidad en la reflexión de los problemas andaluces", ha insistido Maíllo. En el trasfondo está el apoyo de los candidatos de Adelante Andalucía al sector del taxi frente a la concesión de licencias VTC (Uber, Cabify…), que están abriendo el mercado del transporte público en Andalucía. 

El conflicto del taxi

El lunes pasado, Maíllo y Rodríguez se reunieron con representantes de la asociación Élite Taxi Sevilla que se concentraban en la Isla de la Cartuja, a las puertas de las instalaciones de Canal Sur Televisión donde se celebraba el debate electoral entre los cuatro candidatos. "En un encuentro previo con inmigrantes hablábamos de que se está creando un escenario, por la irresponsabilidad de los partidos de derechas, en el que parece que aquí hay una gran invasión. Y aquí la invasión real y silenciosa es la de los coches negros en Andalucía que vienen incorporándose a una suerte de falsa competencia y de indefensión de miles de familias andaluzas que ven con perplejidad cómo se le están vulnerando sus derechos", sostiene Maíllo. 

Adelante Andalucía defiende que hay competencias municipales y autonómicas para regular el transporte público "en defensa del sector del taxi urbano" e "impedir que la Junta defienda a estos especuladores que están invadiendo con coches negros las ciudades andaluzas".

Preguntado sobre si la organización de taxistas que respaldan participó en el boicot a Susana Díaz, el dirigente de IU se ha reiterado en su tesis: "Sinceramente, os lo digo con toda sinceridad, la tragedia en la costa mediterránea nos tiene que llevar a una reflexión de cómo vamos a abordar los problemas de carácter humanitario frente a quienes construyen un marco electoral... Tenemos que centrar la atención en la vida que es lo más importante en estos momentos, por encima de cualquier programa electoral", ha concluido.

 

Etiquetas
Publicado el
23 de noviembre de 2018 - 14:08 h

Descubre nuestras apps

stats