El relator de la ONU denuncia la falta de respuesta de la Junta de Andalucía a la situación de Los Asperones

Los Asperones | N.C.

El relator especial de Naciones Unidas contra la pobreza extrema, que acaba de presentar su informe sobre España, cree que la situación del barrio malagueño de Los Asperones es "preocupante", y acusa a la Junta de Andalucía de no proporcionarle ninguna información de cuáles son sus planes para solucionar el problema, de forma "inexplicable".

El Defensor del Pueblo vuelve a denunciar la inacción de los políticos en Los Asperones

El Defensor del Pueblo vuelve a denunciar la inacción de los políticos en Los Asperones

A principios de año, Phillip Alston, relator especial de Naciones Unidas contra la pobreza, pasó doce días de visita oficial en España. Entre otros lugares, estuvo en Huelva, comprobando las condiciones de vida y trabajo de los trabajadores de la fresa y en Polígono Sur, el barrio sevillano en lo más alto de un triste podio: es el más pobre de España.

Aunque no pudo visitar Los Asperones, representantes de entidades sociales que trabajan en el barrio se reunieron con él y le hicieron llegar información sobre las condiciones de vida en este lugar, creado por las administraciones de forma teóricamente transitoria hace más de 30 años. Le entregaron un informe de 2017, coordinado por el profesor de la Universidad de Málaga Cristóbal Ruiz Román, donde se recogen estos datos: el 97% de los habitantes de los Asperones está en pobreza extrema; el 92,3% en desempleo; el 89% no tiene titulación académica; la esperanza de vida no llega a los 50 años.

El relator tomó nota, requirió información adicional y también preguntó a la Junta de Andalucía por el asunto. Sin embargo, la respuesta que obtuvo fue muy insuficiente. En su informe, presentado este lunes, el relator especial afea a la administración autonómica que ni siquiera le informara de cuáles son sus planes para el barrio.

Phillip Alston, cuyo mandato como relator especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos terminó el pasado abril, señala que "de manera inexplicable", la Junta de Andalucía no pudo proporcionarle "información alguna sobre sus planes para el barrio", cuyas circunstancias califica de "calamitosas".

"El Relator Especial también recibió información preocupante sobre una comunidad romaní que vive desde hace 30 años en el barrio de chabolas de Los Asperones (Málaga) en circunstancias calamitosas, sin un alojamiento adecuado y sin acceso a los servicios públicos", señala el informe.

Sin respuesta al Defensor del Pueblo

Las administraciones siguen sin dar una solución a este barrio transitorio, levantado en 1987 con casas prefabricadas del ayuntamiento sobre un terreno cedido por la Junta de Andalucía. Cada pocos años se anuncian planes para acabar con este asentamiento de chabolas e infraviviendas, aislado de casi todo, y que sigue igual o peor que siempre.

El Defensor del Pueblo Andaluz, que viene denunciando la situación desde 2005, visitó el lugar el pasado 30 de enero y, en presencia de representantes municipales y autonómicos, volvió a lamentar que las administraciones no resuelvan el problema. La firma de un nuevo convenio sigue varada, a pesar de que el alcalde Francisco de la Torre admitió en El Intermedio que la situación de Los Asperones es "no es sostenible". También derivó la responsabilidad a la administración autonómica.

En vista de la inacción de las administraciones, el Defensor reabrió de oficio una antigua queja, que había archivado ante el supuesto compromiso de las administraciones. Ahora, Alston recuerda en su informe que las administraciones públicas llevan años sin responder adecuadamente a estas peticiones del Defensor del Pueblo.

El informe incluye además varias conclusiones genéricas respecto a las "comunidades romaníes" en España. Entre otras, el relator especial observa que las autoridades "se resignaban a aceptar que determinados grupos habían quedado relegados a la condición de ciudadanas y ciudadanos de tercera clase".

"Algunas de esas autoridades solo parecían preocuparse de marcar en su haber la adopción de tal o cual medida, y les importaba bien poco lograr resultados tangibles", dice el relator, que concluye que, a pesar de que se aplican planes "sin duda bien intencionados" desde hace años, "los índices de pobreza de la población romaní siguen en niveles deplorables".

"Lo importante es que los vecinos sean escuchados"

El párrafo sobre los Asperones contenido en el informe del relator refleja las quejas que llevan formulando muchos de sus habitantes y las entidades que trabajan allí. "Lo importante es que los vecinos sean escuchados, ya que no lo han sido por las administraciones públicas españolas. Que Naciones Unidas responda es un reconocimiento a tanto dolor de tantos años", señala Cristóbal Ruiz-Román, coordinador del informe que las entidades entregaron al relator.

Ruiz-Román, que acaba de entregar un informe sobre el confinamiento en estas infraviviendas, señala que en nada se ha avanzado desde la visita del relator. De la mesa de trabajo sigue sin reunirse, y la pandemia ha relegado aún más las perspectivas de avances inmediatos. La referencia en un informe internacional abre una esperanza a que las administraciones reaccionen. "Creo que los estados miembros están en la obligación de responder a los informes especiales y a las recomendaciones de Naciones Unidas", señala.

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2020 - 21:42 h

Descubre nuestras apps

stats