Andalucía Opinión y blogs

Sobre este blog

La UNIA es la Universidad Pública del Sistema Universitario Andaluz, de posgrado, comprometida con el progreso sostenible de su entorno, con vocación internacional y de cooperación solidaria, especialmente con América Latina y el Magreb, que responde con calidad, innovación, agilidad y flexibilidad a los retos emergentes de la sociedad en los diferentes campos de las ciencias, la tecnología, la cultura y las artes. Todos los contenidos de este especial son supervisados por la UNIA.

José Ignacio García, rector de la UNIA: "Solo hemos cancelado cursos online. La gente quiere presencialidad"

El rector de la UNIA, en su despacho de la sede de La Cartuja.

La Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) ofrece un catálogo de másteres oficiales que se adapta a distintos profesionales en materias diversas, de modo que fortalece la formación en materias como la Transformación Digital de Empresas, Análisis de Datos Ómicos y Biología de Sistemas, Arqueología de los Paisajes Culturales y Economía, Finanzas y Computación.

En algunos casos se trata de fortalecer la formación de las personas que participan, aunque en otros son plataformas para acceder a la especialización de su trabajo de profesionales en distintas materias. La oferta formativa la analiza el rector de la UNIA, José Ignacio García Pérez.

¿En qué consiste el nuevo máster en Análisis de Datos Ómicos y Biología de Sistemas?

Básicamente, se trata de estudiar datos ómicos, es decir, el conjunto de datos referidos a la biología. Es un máster para biólogos, que ahora tienen una ocupación con gran demanda, porque los laboratorios en Andalucía están reclamando biólogos para gestión de datos. Es un máster conjunto con la Universidad de Sevilla -interuniversitario-, en el que queremos captar lo mejor de las universidades españolas, con 10 matrículas en la UNIA y 20 en la Hispalense. Está destinado además a estadísticos matemáticos que se quieran especializar en el ámbito médico, y es presencial. Se trata de un máster muy potente. Forma parte de la demanda que nos han transmitido los centros de investigación aquí en Andalucía. De hecho, las prácticas queremos que las hagan en estos centros.

Otra de las ofertas pasa por el Máster Dual, el de Transformación Digital de Empresas.

Es algo que no se hace en España, solo en algunos puntos del País Vasco y Lleida. Se trata de formarse en la digitalización de los sectores productivos con los alumnos trabajando durante cuatro meses con un tutor de la empresa. Los franceses lo llaman ‘Formación en alternancia’, y lo vamos a hacer con las universidades de Almería, Granada y Málaga.

En Almería se impartirá todo lo relacionado con el sector agroalimentario, el Granada el biosanitario, en Málaga el sector turístico y nosotros el energético. Tenemos prácticas conveniadas con Aertec, Endesa e Iberdrola, empresas que ya están muy digitalizadas. Lo que queremos es que los alumnos aprendan cómo han hecho el proceso de digitalización para luego ir a empresas más medianas donde necesitan aprenderlo y ponerlo en marcha.

Este máster, con cinco plazas por Universidad, hará que los alumnos vayan a una empresa con un tutor, profesores a los que la Universidad les concederá la “venia docendi” -autorización académica administrativa necesaria para impartir docencia en títulos oficiales-, y además serán prácticas remuneradas. De hecho, el Gobierno impone que los alumnos cobren el Salario Mínimo Interprofesional. Tendrá carácter semipresencial.

El máster en Arqueología de los Paisajes Culturales propone una aproximación especializada a los Paisajes Culturales desde la perspectiva del propio proceso histórico, ¿cómo se trabaja en él?

Es un máster presencial, de humanidades, que impartiremos en Jaén, donde hay muchísimos yacimientos arqueológicos. Allí hay un departamento de Arqueología que trabaja muy bien, y quiere especializar no solo a gente de humanidades en el campo de la arqueología sino también a gestores culturales, a gente que sepa explicar la riqueza arqueológica que tenemos en Andalucía. Lo haremos en Baeza, y lo que harán los alumnos es aprender a gestionar yacimientos en Jaén, con 30 plazas. Suena más a tradicional, pero es innovador, porque aborda un importante yacimiento de empleo que tenemos en Andalucía.

¿En qué másteres quedan plazas libres en estos momentos?

Tenemos plazas en Comunicación Audiovisual, un máster con mucho éxito que hacemos en Huelva; en Economía, Finanzas y Computación o en Geología, que está en auge y este año está teniendo mucha demanda desde julio, así como el de Ingeniería Química, que se hace en el Polo Químico para especialización de ingenieros. Trabajamos mirando la realidad por eso contamos con un estudio que dice que hacen falta más tecnólogos que trabajen con datos e incluso más profesionales sanitarios. Es el trabajo de un observatorio que analiza los portales de empleo, y algunas cosas de las que dicen nos suenan, pero un análisis particular en Andalucía nos dice que el sector de los datos y el biosanitario demanda empleo. Esto fue al inicio de la pandemia.

¿Qué balance hace del verano que ha terminado con casi total normalidad ya?

Estamos muy contentos, con un dato que es llamativo, ya que solo hemos cancelado 4 ó 5 cursos, y todos online. Hemos visto una curiosa caída de la demanda online, porque la gente quiere presencialidad. Además, algunos cursos se han llenado en pocos días, y también quiere destacar la vuelta de la cultura, de las obras de teatro, de los directos en Baeza, de los conciertos en La Rábida. Precisamente, uno de los retos que tenemos por delante es potenciar la residencia de La Rábida, que queremos abrir al resto de universidades para que la tengan a su disposición para hacer una estancia de investigación o un seminario, aunque no sea de la UNIA.

Por último, ¿cómo ve todo lo que se está planteando en torno a la financiación de las universidades?

Estamos a la expectativa. Los mensajes son que la financiación al sistema público de universidades puede crecer poco y eso nos preocupa porque es el primer año en el que echa a andar el modelo de financiación nuevo que hemos aprobado todos y que todavía está desarrollándose en sus indicadores. Ese modelo sería muy importante que echase a andar con un incremento, aunque fuese mínimo. Yo entiendo que puede haber dificultades en la gestión de la Hacienda pública autonómica pero el modelo de financiación, si echa a andar con la misma financiación del año 2021,básicamente haría que unas universidades ganaran a costa de lo que otras perdieran y eso sería muy complicado de gestionar porque vamos muy ajustados con nuestro capítulo 1 y el capítulo 2. Son los necesarios para echar a andar la Universidad, y básicamente consume el 90 % de los recursos en la mayor parte de las universidades; aquí es el caso. Por tanto, nosotros dependemos mucho de la financiación pública y si esa financiación no crece, será muy difícil.

No obstante, creo que el modelo tiene unos elementos que van a ayudar a mejorar mucho el sistema público universitario porque introduce incentivos a la mejora. Todo lo que mejores lo recibes en financiación en la parte de convergencia y una parte de estrategia. Hombre, esos incentivos echan, deben echar a andar, con una financiación que al menos sea similar a la del año 21. Por lo tanto, estamos a la expectativa.

¿Y en el caso de movimientos, también, que hay de reforma universitaria por parte del gobierno estatal?

Yo coincido con lo que han hecho la mayor parte de mis compañeros en que no veo en el anteproyecto de ley de universidades un modelo de universidad claro, ni un modelo para siglo 21. Yo creo que las universidades necesitamos más autonomía para gestionar nuestros recursos humanos, para gestionar nuestras titulaciones. Piense que de las titulaciones que hemos estado hablando antes, nosotros lo solicitamos hace dos años. A veces se nos achaca a la Universidad que somos poco ágiles en responder a la demanda, pero claro, si ahora mismo estamos solicitando cursos que en el mejor de los casos se van a implementar dentro de año y medio... siempre llegas tarde.

Necesitaremos tener mucha más agilidad y por supuesto responsabilidad, o sea, si a mí me das más autonomía para organizar mis recursos humanos, para organizar mis cursos, y me equivoco tengo que responder ante quien corresponda, en este caso, ante el Patronato que es el órgano máximo de Gobierno de la UNIA. Echo en falta más margen, veo mucho dirigismo, mucho entrar en detalles muy concretos de profesorado, pero estamos hablando de una Ley Orgánica, que para cambiarla hace falta una mayoría absoluta. 

Entrar en los detalles de cómo se contrata un ayudante doctor, me parece ir demasiado al detalle; eso se puede hacer perfectamente en un decreto. Creo que hay mucho detallismo en cosas que encorsetan a la Universidad. Piensa que las universidades son muy distintas unas de otras, si todas tenemos que ir por el mismo camino de contratación, por el mismo camino para evaluar títulos y montar títulos. Al final hay muy poca autonomía, que es lo que demandamos los rectores: autonomía y responsabilidad.

Sobre este blog

La UNIA es la Universidad Pública del Sistema Universitario Andaluz, de posgrado, comprometida con el progreso sostenible de su entorno, con vocación internacional y de cooperación solidaria, especialmente con América Latina y el Magreb, que responde con calidad, innovación, agilidad y flexibilidad a los retos emergentes de la sociedad en los diferentes campos de las ciencias, la tecnología, la cultura y las artes. Todos los contenidos de este especial son supervisados por la UNIA.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2021 - 11:51 h

Descubre nuestras apps

stats