eldiario.es

9
Menú

ARAGÓN

Los militantes de Ciudadanos Aragón suspendidos por participar en un grupo de whatsapp recurrirán a la justicia

Los 35 militantes a los que el Comité Ejecutivo de la formación naranja abrió expediente disciplinario, con suspensión cautelar, por participar en un grupo de whatsapp denominado ‘El club de la lucha’, han decidido acudir a la justicia

Según el catedrático de Derecho Administrativo, Julio González, el partido ha vulnerado los artículos 6 y 18.3 de la Constitución Española al utilizar una conversación privada

Los implicados aseguran que les expedientan como represalia por haber denunciado la presunta manipulación en varios procesos electorales del partido en la Comunidad

“Ciudadanos Aragón es un montaje, yo quise que se dieran cuenta en Barcelona, pero he descubierto que está todo podrido”

- PUBLICIDAD -
Ramiro Domínguez es el actual delegado territorial de Ciudadanos en Aragón

Ramiro Domínguez es el actual delegado territorial de Ciudadanos en Aragón Cortes de Aragón / Zaragoza

Todavía no se ha escrito el último capítulo de la polémica en el seno de Ciudadanos en Aragón. El Español desveló las dudosas prácticas llevadas a cabo en algunas de las elecciones internas. Menos de dos meses después los militantes críticos fueron suspendidos por participar en un grupo de whatsapp, como informó Heraldo; y ahora estos 35 afiliados han decidido denunciar al partido en la justicia ordinaria.

Ta y como desvelan algunos de los implicados a eldiario.es, el pasado domingo tuvieron una reunión en la que decidieron acudir a la justicia. Este periódico se ha puesto en contacto con Julio González, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid, quien asegura que el partido ha vulnerado los artículos 6 y 18.3 de la Constitución Española. Por añadidura, los militantes argumentan también la violación del artículo 197 del Código Penal.

El grupo de whatsapp al que hace mención el expediente se llamaba ‘El club de la lucha’ y tuvo una vida aproximada de una hora y 45 minutos, desde las 22:15 hasta las 00:00 horas del 1 de octubre de 2015. En él se dijeron algunas frases como “hay que acabar con las hordas de Lorda (refiriéndose a Jesús Lorda, subdelegado territorial en Aragón)” o “a ver si les dan de tortas los gitanos en el rastro el domingo”, curiosamente la persona que emitió estos dos mensajes no está expedientado. "Yo no quiero que Ciudadanos engañe a sus votantes” o “los que estamos aquí somos la prueba de que cada vez hay menos lacayos y menos ganas de reírles las gracias”, son otros de los comentarios que se vertieron.

Estas frases llegaron a la cúpula del partido en la Comunidad, ya que una persona, que fue invitada por error al grupo de whatsapp, realizó diversas capturas de pantalla antes de ser expulsada del mismo. Gracias a ellas, el Comité Ejecutivo, en un expediente firmado en Barcelona el pasado 26 de enero, suspende a los militantes.

El recién nombrado delegado territorial del partido en Aragón, Ramiro Domínguez, señala que en el grupo de whatsapp “se hacen declaraciones injuriosas” y que son los servicios jurídicos los que valoran la conveniencia de la apertura del expediente. Está dispuesto, afirma, a hablar con quien quiera y a trabajar para “hacer un partido íntegro”.

“Es una represalia por haber sido críticos”

eldiario.es ha hablado con varios de estos afiliados que, en su gran mayoría, prefieren mantener el anonimato. Sostienen que les expulsan como represalia por haber denunciado, ante la Comisión de Garantías, diversas manipulaciones tanto en las elecciones de las Juntas Directivas de las Agrupaciones de Zaragoza, como en las primarias para elegir a los candidatos al Congreso y al Senado.

En el segundo de los casos, aportaron el documento que, en su día, mencionó El Español. En él se puede comprobar como muchos de los presuntos militantes tenían el mismo correo electrónico, el de José Luis Juste, actual diputado autonómico. En declaraciones a eldiario.es, Juste asegura que él siempre lo ha hecho todo “de manera correcta”. Respecto a por qué muchos militantes aparecían con su correo electrónico, argumenta que, antes, “cuando afiliaba a algún familiar o amigo, y no tenía mail, le ponía el mío”.

“Ciudadanos es un fraude político”

Manuel Baraza es el único de los militantes críticos que ha permitido la utilización de su nombre. Apunta que “Ciudadanos en Aragón es un montaje”. Quiso, continúa, que en Barcelona se enteraran de lo que estaba pasando en la Comunidad y se dio cuenta “de que estaba todo podrido. Este partido es un fraude político”. Baraza, que vertió alguna de estas acusaciones a través de su cuenta de Twitter, asegura que le “están haciendo la vida imposible desde el punto de vista personal”.

La opinión de este ya exmilitante (pidió la baja tras la apertura del expediente) es muy similar a la del resto de implicados. “Darnos la razón es cargarse la estructura de Ciudadanos en Aragón”, dice uno de ellos. Otro se pregunta como “un partido que se dice regenerador y democrático acepta abrir un expediente disciplinario vulnerando derechos fundamentales de sus afiliados. Se creen impunes”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha