Los Monegros luchan contra molinos de viento: resistencia social a la instalación de 19 parques eólicos

Molinos de viento

Miguel Barluenga


6

Un mar de molinos de viento para cubrir el terreno casi desértico de los Monegros. Ese es el proyecto que contempla la instalación de 19 parques eólicos con hasta 171 generadores en esta comarca aragonesa, que puede acarrear cambios profundos en el paisaje, la organización y la forma de vida de cientos de personas, según han denunciado en las últimas semanas diferentes agentes sociales: partidos políticos, plataformas ciudadanas e incluso regantes. Se denuncia la falta de "transparencia" en la información pública por parte de sus impulsores, que "no han tenido en cuenta" la voz de los monegrinos.

Localidades como Sariñena, Lanaja, Villanueva de Sijena, Sena, Castejón de Monegros, Lalueza o Poleñino albergarían estos aerogeneradores de casi 200 metros cada uno y 20.000 metros cuadrados de barrido. Todo ello con sus  correspondientes redes de evacuación y transporte, con líneas de alta tensión que pasarían cerca de pueblos como Valfarta y Bujaraloz, camino de Barcelona, que es la "zona destinataria" de esta energía, cuyos proyectos impulsa una empresa con domicilio fiscal en Madrid, apunta una de las voces discordantes, la de Chunta Aragonesista (CHA). 

"Estamos ante proyectos de la economía extractiva, que apenas crean empleo una vez puestos en marcha, pero que evidentemente tienen un fuerte impacto socioeconómico y paisajístico que debería ser estudiado rigurosamente", ha explicado el coordinador del Rolde de Medio Ambiente de CHA, David Félez. El presidente de CHA en Monegros, Iván Tella, subraya que los criterios de ubicación de los aerogeneradores "no han contado" con la opinión de los habitantes de los Monegros, cuando el consenso con el territorio "debería de ser una premisa ineludible para aminorar" el impacto en las formas de vida tradicionales, especialmente en el regadío que tanto esfuerzo económico y socialmente ha supuesto.

"Estamos ante proyectos de la economía extractiva, que apenas crean empleo una vez puestos en marcha, pero que evidentemente tienen un fuerte impacto socioeconómico y paisajístico"

David Félez Coordinador del Rolde de Medio Ambiente de CHA

Estos proyectos se encuentran en exposición pública y a la espera de superar la evaluación de impacto ambiental, que tendrá que aprobar el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Si esta fuera positiva, los parques eólicos se declararían de interés público y se procedería a la expropiación de los terrenos o la imposición de servidumbres allí donde se coloquen los aerogeneradores, las líneas de evacuación subterráneas, los apoyos y líneas eléctricas aéreas así como la subestación proyectada.

También se refiere CHA a las "afecciones" al patrimonio natural, entre los que figuran la laguna de Sariñena, las sierras de Presiñena o de Jubierre o el patrimonio histórico-artístico, como la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes o el Real Monasterio de Sijena. Se incide en la afección que estos proyectos tendrían sobre el proceso de concentración parcelaria en Lanaja, donde se llevan seis años invertidos y que podría conllevar tener que empezar nuevamente desde cero.

Ampliar el plazo de alegaciones

Para CHA, es "imprescindible" que los ayuntamientos y el resto de la administración "exijan" que se amplíe el plazo de alegaciones para facilitar el estudio de la documentación y la participación de la sociedad ante unos proyectos que estarán presentes durante muchas décadas en el territorio. Recuerda que las energías renovables son "imprescindibles" para hacer frente a la emergencia climática, pero "deben ser compatibles con la preservación de la actividad económica tradicional, y con la preservación del patrimonio natural y patrimonial".

La comunidad de regantes Lasesa, con sede en Sariñena y la más extensa de la provincia de Huesca con 9.700 hectáreas y casi 500 propietarios, también ha mostrado su preocupación. La Plataforma por la Sostenibilidad de Los Monegros, por su parte, cuestiona "la falta de información y la nula transparencia pública" en los parques eólicos proyectados en la zona. Denuncian que este desconocimiento "deja de por sí una falta de democracia donde la ciudadanía dejamos de ser conocedores y partícipes de nuestro desarrollo y futuro como sociedad". Han solicitado a la Comarca y al Ayuntamiento de Sariñena que informen urgentemente a la población sobre los proyectos, "ya que el periodo de alegaciones, de los que afectan al término de Sariñena, finalizaba el 25 de noviembre".

La Plataforma por la Sostenibilidad de Los Monegros, por su parte, cuestiona "la falta de información y la nula transparencia pública"

Desde la Plataforma inciden en la "preocupación y oposición" ante una serie de proyectos que, "bajo el paraguas de las renovables, únicamente buscan la especulación. Todo planteado sin margen de participación, de debate profundo que analice seriamente sus afecciones al medio natural, paisaje, patrimonio, desarrollo socioeconómico y, principalmente, a los agricultores afectados, además de abrir muchas incógnitas para el futuro de nuestra tierra", desarrollan.

Hace unos días, el Boletín Oficial de la Provincia de Huesca (BOPH) sometió a información pública la solicitud de autorización administrativa previa y declaración de impacto ambiental de dos parques fotovoltaicos, de más de 50 megavatios cada uno, proyectados por la empresa Forestalia en los términos municipales de Villanueva de Sijena y Sena. Estos proyectos, denominados Lamos y Manto, contarán con una superficie vallada de 101,37 y 135,95 hectáreas, respectivamente.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats