La portada de mañana
Acceder
El rey emérito se blinda de pagar impuestos con su residencia fiscal en Abu Dabi
Investigación - Tres años sin noticias de la mitad oculta del archivo de Villarejo
Opinión - 'El machismo y sus burlas, herencia española', por Rosa María Artal

El primer Despertador Rural Inteligente atrae a la España Vaciada las ideas de 15 emprendedores

Vista del olivar en proceso de recuperación con Oliete al fondo

Isabel Traver


0

En Apadrina un olivo saben que el medio rural esta lleno de oportunidades para quienes saben aprovecharlas. Ellos mismos llevan ocho años inmersos en un proyecto social de recuperación de un  olivar abandonado de Oliete que ha generado 17 puestos de trabajo, ha recuperado más de 14.000 olivos y ha atraído una media de 3.000 visitas anuales al municipio. Ahora, y con su ejemplo por bandera, invitan a “despertar” a otros y les animan a lanzarse al mundo del emprendimiento en el medio rural. Bajo el amparo del primer Despertador Rural Inteligente, 15 proyectos ya están en marcha para empezar a funcionar en la España Vaciada.

Apadrina un olivo comenzó a trabajar en los Despertadores Rurales Inteligentes hace dos años “con el objetivo principal de convertir ideas en proyectos sostenibles capaces de generar un alto impacto social, medioambiental y económico en el territorio en el que se desarrollan”, explica Alberto Alfonso, co-fundador de Apadrina un olivo. En verano lanzaron la primera edición, animando a emprendedores a presentar sus ideas, y medio año más tarde, los primeros proyectos empiezan a coger forma.

El pasado 27 de enero comenzó el Ciclo de Acompañamiento a Emprendedores enero-julio 2022, que implica sesiones semanales de seguimiento individual por proyecto, encuentros virtuales grupales una vez al mes y reuniones presenciales. Una semana antes, se había celebrado una reunión virtual para presentar las 15 iniciativas ante un panel de valoración formado por 20 profesionales de organizaciones y entidades que colaboran con el proyecto. 

Los propuestas abarcan desde cosmética natural a un proyecto de colegio americano internacional, pasando por iniciativas de crecimiento personal, rutas turísticas que hacen uso de la tecnología para conocer el patrimonio histórico y cultural, o formación digital y de nuevas tecnologías enfocada a personas mayores.

“Todos son proyectos de impacto real y además tienen ese componente digital, sostenible e inclusivo, porque también apostamos por la mujer rural. Eso son, digamos, los requisitos que debe tener cualquier idea que se presente”, apunta Alfonso.

La importancia de las TIC

El primer Despertador Rural Inteligente está concebido como un proyecto “multidisciplinar” que arranca de forma virtual por el momento, pero que está previsto que cuente muy pronto con un espacio físico ubicado en Oliete. Este centro albergará un espacio co-working para fomentar el teletrabajo y el desarrollo de las nuevas tecnologías en el medio rural y también una zona dedicada al co-living que sirva para acoger a los nómadas digitales que quieran alojarse durante un tiempo en la localidad.

Además, el centro dispondrá de una oficina de desarrollo de Smart Village, desde donde implementar estrategias que persigan ese triple impacto -social, ambiental y económico- a través de las tecnologías digitales. “Pensamos que la digitalización, la fibra óptica, todo este tren que está llegando ahora el medio rural hay que cogerlo de forma definitiva porque posiciona a estas zonas al mismo nivel que el medio urbano”, apunta Alfonso. 

“Antes en el pueblo solo se podía ser agricultor y ganadero, pero ahora en el medio rural, gracias a la llegada de la conectividad y la digitalización, los horizontes se amplían enormemente”, sostiene. De ahí que estos Despertadores Rurales Inteligentes estén pensados para atraer proyectos tractores y dinamizadores que sean capaces de pasar de la teoría a la práctica. 

Por último, otro de los grandes objetivos de estos centros es formar en competencias digitales al sector productivo. “Hacia ellos enfocamos nuestros esfuerzos, porque gracias al emprendimiento se genera empleo, se mantienen servicios y así se evita que el medio rural vaya en declive”, explica el cofundador de Apadrina un olivo.

Está previsto que este modelo de Despertador Rural se extienda a otras partes del territorio, empezando por algunas de las provincias más vulnerables y afectadas por la despoblación como son Zamora y algunas de Andalucía, además de Huesca y Zaragoza. El proyecto cuenta con el apoyo de las Diputaciones y la colaboración de la Fundación Telefónica, la Fundación Ariño Smart Hub, la Caja Rural de Teruel y otras 21 organizaciones.

El siguiente paso, explican, es conseguir fondos públicos. “Ahora se trata de presentar el proyecto a las ayudas públicas del MITECO para que cada emprendedor reciba una cantidad económica que le permita dedicarse a su proyecto al 100%. Por otra parte también ha salido una convocatoria que se llama Acelera PYME de la que se pueden beneficiar los entornos rurales y por último las ayudas para los centros Conect, una apuesta del Ministerio para que centros como el nuestro prosperen”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats