Arnés Rock Junior de Simond para los más pequeños de la casa

Rock Junior de Simond

Cómo sintetizar en una frase la impresión que me ha causado el arnés Rock Junior de Simond... Posiblemente la mejor sería “el arnés en el que poder confiar la seguridad de tus hijos sin ningún tipo de dudas”.

El Rock Junior es un arnés que cumplirá las expectativas de la mayoría de los responsables de los niños y niñas que se suben o bajan de los sitios verticales, además, con un precio ajustado y unas prestaciones más que suficientes.

Con una construcción sencilla, que no resta comodidad gracias a su configuración ergonómica en las partes críticas y su gran acolchado, ofrece confort y seguridad para sus diversos usos y en diferentes escenarios.

Pese a que en época de pandemia y confinamientos perimetrales el uso mayoritario para esta prueba ha sido en rocódromo, antes del cierre de las comunidades pudimos usarlo en Picos de Europa y en los Pirineos franceses y españoles, y tanto en escalada como en vías ferratas y tirolinas.

Así que, tras estar probándolo casi un año, no el que escribe, evidentemente, sino su hija, en el apartado de practicidad y confort, le damos un 10, ya que hasta en actividades de varias horas con él puesto, como subir por trepadas de bastante desnivel, jamás le ha molestado, y las medidas de las diferentes partes le han ido perfectas pese a su tipo muy delgado y su poca estatura.

El uso preferente al que creemos que le podemos sacar más partido, pensando en niños y niñas de corta edad, es principalmente en actividades que requieran el uso de arnés pero no precisen tener que llevar demasiado material, al menos tanto que no le cupiese en los dos portamanteriales.

Muy cómodo y ligero

Una de las primeras cosas que notamos al caer en nuestras manos es que es un arnés completo y bastante ligero. Cosa, por otro lado, esperable en un “baudrier” de niño, pero hay que tener en cuenta que es totalmente regulable, con 4 hebillas (2 en cintura y en 2 perneras), y eso añade peso por fuerza. Si a eso le sumamos que cuando lo llevan puesto están cómodos con él por mucho tiempo que estén colgados, entonces, sin duda, se lleva la palma.

Con un peso desde 340 gramos en la única talla que hay, y comparándolo con otros modelos de la competencia más selecta, no podemos dejar de insistir en lo muy bien aprovechados que están para conseguir lo que pedimos los escaladores que pasamos horas colgados por las paredes a un arnés: comodidad.

Práctico y estético

El cinturón lumbar, que es especialmente ancho comparado con otros modelos similares, es lo suficiente para que abrace la cintura sin que lo notemos. Ni por exceso ni por defecto.

Destacar que en el Rock Junior de Simond las perneras no son muy anchas, pero insistimos en que tras muchos meses de uso, no ha habido queja por incomodidad. Aparte de eso, son regulables, y eso nos da mucho margen de uso según la ropa que se lleve o, si tenemos en cuenta los cambios de talla tan frecuentes en jóvenes en crecimiento.

Detalles y acabados

Disponemos de dos portamateriales, simétricos, y de un material rígido, orientado hacia el exterior del cuerpo. Podría parecer una tontería, pero cargando los portamateriales adrede con mucho peso para ver como reaccionaban, siempre están en posición de ser usado el material, evitando esa mala sensación de que los portas se esconden debajo del arnés.

Un portamaterial minúsculo, perfecto para magnesera, complementa los portas.

En la cintura nos presenta dos hebillas de metal, recias y fácil de usar. Las perneras, también reguladas por dos hebillas metálicas similares a las de la cintura, se pueden soltar en su parte trasera gracias a los dos elásticos independientes cerrados por tridente, facilitando esas tareas poco dignas que tan a menudo necesitan hacer los más pequeños.

En definitiva, un arnés muy completo, ligero en su categoría y extremadamente cómodo, con todos los requisitos que le podemos exigir para todo tipo de estilo de escalada en todo tipo de terreno.

Como punto a mejorar destacaremos el precio quizás algo más elevado al que nos tiene acostumbrado Decathlon, 39,99 euros, que, lo cierto es que sin ser caro, se acerca algo más que de costumbre a otras marcas.

Etiquetas
Publicado el
27 de mayo de 2021 - 10:44 h

Descubre nuestras apps

stats