Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Del ‘caso Koldo’ al Grupo Mixto: la última semana de Ábalos en el PSOE
Un año de la Ley Trans: "Somos personas normales haciendo cosas normales"
Opinión - Aviso a navegantes: los mensajes entre líneas de Ábalos. Por Ignacio Escolar

Cantabria rechaza la transferencia de las Cercanías y eleva las peticiones al Estado hasta los 6.900 millones de euros

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga (PP).

Javier Fernández Rubio

2

Cantabria no está dispuesta a asumir la transferencia de la red de Cercanías si antes el Estado no la deja a punto de revista, con todas las obras pendientes y el material necesario para ofrecer “un servicio en condiciones”. ¿Cuáles son los requisitos? 1.257 millones en obras y 21 trenes nuevos en 2026, aparte de la duplicación de tramos de algunos recorridos. María José Sáenz de Buruaga (PP), presidenta de Cantabria, se ha pronunciado así sobre la posibilidad de que las comunidades sean competentes en la gestión de la red ferroviaria en el transcurso de una conferencia de prensa en la que ha avisado que vienen “tiempos complicados”.

Según ha explicado, Buruaga acaba de remitir una carta al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez (PSOE), en la que le solicita una entrevista para trasladarle las reivindicaciones de la comunidad autónoma al nuevo Ejecutivo central. “Una vez sustanciada la investidura, espero hacerlo cuanto antes, porque es el momento de poner sobre la mesa deudas y reivindicaciones. El Gobierno central ha empezado a elaborar los presupuestos de 2024 y se ha pronunciado sobre la reforma del sistema de financiación autonómica y la música que oigo no me gusta”, ha señalado la presidenta.

En efecto, otro elemento de complicación para Cantabria es el nuevo modelo de financiación autonómica, en donde la comunidad es ahora una de las más favorecidas. Pero se va a cambiar el modelo de reparto y a Buruaga no le ha gustado nada el anuncio del Gobierno central de que se guiará por el criterio objetivo de población, en donde Cantabria se vería, a priori, perjudicada. “La nueva legislatura nace de la quiebra de los principios de igualdad y solidaridad. Las desigualdades financieras pueden poner en riesgo nuestra autonomía. No vamos permitir que el modelo de financiación lo decidan Puigdemont y los nacionalistas. Lo que es de todos se habla y negocia entre todos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Exigimos multilateralidad”, ha dicho. “El criterio objetivo de población es un criterio, pero no es el único. Está el coste efectivo de los servicios y elementos como la geografía que hay que ponderar”, ha indicado en este sentido la presidenta. “Cantabria no está dispuesta a perder un solo euro de lo que ahora recibimos”.

Ante lo que pueda ocurrir, Buruaga ya piensa en retomar la presión colectiva de comunidades con los mismos intereses, que ya en el pasado dieron lugar a la Declaración de Santiago. “Ahí había comunidades autónomas que defendíamos el coste fijo y estructural e introducir variables como el envejecimiento de la población”, ha explicado. Autonomías como Galicia, Asturias y Castilla y León podrían unirse a Cantabria en la defensa de este planteamiento.

Deuda autonómica

Además, la presidenta ha mostrado su posición sobre la quita de la deuda autonómica con el Estado en una doble línea en apariencia contradictoria: por un lado, ha dicho que no piensa “mercadear con la unidad de España”, en referencia a la condonación de parte de la deuda catalana por los pactos de investidura de Pedro Sánchez; y por el otro, ha elevado el importe de la quita cántabra a 1.200 millones, el doble de lo que se barajaba hasta ahora, atendiendo el criterio de la negociación con Cataluña, aplicado a Cantabria: 2.000 euros de deuda por habitante, según ha cifrado.

Con respecto a la condonación de la deuda, ha ido más allá: “Como premisa, España no se vende. La democracia, la igualdad y la solidaridad entre territorios no se puede negociar. La reducción de la deuda no puede ser la moneda de cambio a la investidura de Sánchez”. Dicho lo cual, ha añadido: “Si se condona a cada catalán 2.000 euros de deuda por habitante, no me conformaré con menos. Serían 1.200 millones de euros. Lo que plantean los socialistas cántabros, hablando de 600 millones, es humillante. Son las migajas del botín. No somos españoles de segunda”.

Agenda reivindicativa

Según ha explicado Buruaga, el Gobierno de Cantabria defenderá ante el Gobierno de España una agenda reivindicativa que incluye inversiones prioritarias en infraestructuras por al menos 6.900 millones; más financiación para el polígono industrial de La Pasiega, incluida la estación intermodal; el Museo de Prehistoria, la sede asociada del Reina Sofía y la salida del lobo del catálogo de especies no cinegéticas. También reclamará cambios en la política energética que permitan la reindustrialización de Cantabria y la competitividad de sus industrias electrointensivas; y la transferencia de competencias, como la gestión de los ríos intracomunitarios.

La idea que la presidenta cántabra le quiere trasladar a Sánchez es que “los cántabros no quieren ser más que nadie pero tampoco menos”. “No voy a consentir que un cántabro sea menos que un catalán”, ha aseverado, y ha advertido que no permitirá que se les “relegue” o que paguen “los platos rotos de la investidura de Sánchez” y la “factura” que este tendrá que pagar a partidos como ERC, Junts, PNV o Bildu por sus apoyos.

En materia de infraestructuras, Buruaga le llevará a Sánchez un listado con nueve reivindicaciones, algunas ya históricas, para acabar con el aislamiento de Cantabria. A esto añade reivindicaciones en materia industrial y en equipamientos. “Las infraestructuras acumulan años de incumplimientos, el desamparo de nuestra industria con una política energética que mantiene a la industria en vilo, la inclusión del lobo en el Lespre, y el deterioro de la seguridad jurídica que amenaza a la economía”, ha señalado.

De los 6.900 millones que pide en infraestructuras, destacan los 1.257 para renovar los servicios de trenes de Cercanías, 1.600 para la llegada del AVE a Reinosa y la duplicación de vías en Cantabria, la nueva conexión por ferrocarril de altas prestaciones con Bilbao, 240 millones para el tercer carril de la autovía entre Laredo y Vizcaya, 230 millones para el tercer carril de autovía entre Suances y Polanco, el nudo de Sierrapando, obras en Los Tornos, Lanestosa y Variante de Potes, el Desfiladero de La Hermida y 180 millones para la A-63 desde Aguilar de Campoo.

También ha incluido en su listado otras reivindicaciones en distintas áreas, como los 11 millones para el Museo de Prehistoria correspondientes a la anualidad de 2024, un tercio del coste de la obra del Centro Asociado Reina Sofía-Archivo Lafuente en Santander o el mantenimiento del uso sanitario del suelo de la antigua Residencia Cantabria para desarrollar en el lugar un Parque Científico y Técnico de la Salud.

No acaban aquí todas las reclamaciones. En su entrevista, Buruaga le pedirá a Sánchez culminar el proceso de traspaso de las cuencas de los ríos intracomunitarios y la posible asunción de la gestión de la salud penitenciaria y la gestión del Ingreso Mínimo Vital. “No me olvido de vivienda y Vuelta Ostrera. Vamos a llevar al Parlamento de Cantabria esta agenda para que nos respalden”, ha concluido.

Etiquetas
stats